Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Mi tierra


Bueno, he dicho muchas veces que LEPE es mi tierra, pero nunca he hablado de LEPE las maravillas que merece (Bueno, realmente decir todo lo que merece es imposible).

Lo considero mi tierra, porque soy LEPERA y que nadie se atreva a decirme que soy madrileña, que si he nacido y vivido aquí soy de aquí, porque se equivoca. Yo me siento lepera, no madrileña. Adoro mi tierra y aborrezco Madrid. ¿Alguna duda?

Si os preguntáis por qué me siento lepera… La cosa es fácil. Es lo mejor. Es un orgullo. Y no digo que soy de allí porque sí. Lo soy. La familia de mi padre es de allí, y yo salgo a ellos en todo, físicamente, carácter (Sí, soy cabezota, pero no demasiado, no os ilusionéis con las confesiones).

Llevo yendo allí desde que era pequeñaja siempre que hemos podido (No tantas como se quiere, está demasiado lejos… y quizá esa sea otra de las múltiples ventajas que tiene).

Además la gente… Es “mi gente” no tiene nada que ver con esto, pero no es solo el humor gente, es el ambiente, la mentalidad, la manera de ver la vida… Es “de otro color”.

Lepe tiene de especial hasta el olor, de pequeña, cada vez que nos íbamos acercando decíamos “Huele a Lepe” a azahar, a campo, a aire de verdad… Y cuando entrábamos en el pueblo, nos escondíamos y mi padre contaba atrás, y cuando decía ¡Tres! Salíamos y era una explosión de alegría (Y no solo por poder bajarnos después de tantas horas de viaje) Mirábamos todo como si fuera nuevo… Era una sensación que ahora, aunque ya no me escondo porque conduzco yo y no es plan… En la entrada del pueblo hay como una especie de barrera de protección, que al entrar se siente la paz y la tranquilidad, se siente… LEPE.

Y es que mi LEPE lo tiene todo, tiene mogollón de kilómetros de playa (nudista, “normal”, con dunas, sin dunas, virgen, no virgen, vacía, llena de gente, con paseo marítimo, sin paseo, con centro comercial y terrazas, con chiringuitos, sin ellos, con el río al otro lado de las dunas, con pescadores, sin pescadores…)

Tiene campo (con su olor a azahar de los naranjos, o a fresa cuando es la temporada… ).

Tiene monte (con el pantano, las piedrecitas para saltar y hacer el cabra… donde pequeña me tiraba horas saltando de unas a otras).

Tiene río (donde iba a pescar zapos, donde me tiraba desde una cuerda como Tarzán, o al que saltaba desde el punte y luego me dejaba llevar por la corriente… ).

Tiene pinar con eucaliptos (aunque la mayoría ha sido arrasado para construir el campo de golf… )

Y de la comida… ¿Qué decir de los chocos plancha y chocos fritos, la raya en pimentón, los chícharos, las habas, el atún, el pescaíto (allí se me olvida lo de no comer pescao), las gambas, los camarones, los ostiones, las navajas, las coquinas y berberechos (que de pequeña cogia a puñaos y con la sal… donde ahora hay edificios ) el queso, las fresas, las naranjas, los tomates… ? Puffff, es que es un no parar, hasta el burguer de allí tiene un “algo” jejeje.

Y a pesar de que aún me preguntan “¿Pero eso existe?” ”¿Y son como los chistes?” O se ríen cuando digo que soy de LEPE, tengo que decir una vez más: SÍ, EXISTE. NO, NO SON COMO LOS CHISTES son gente normal, con un excelente sentido del humor, no son una panda de paletos que no saben hacer la O con un canuto… De hecho mi padre siempre dice “El lepero más tonto sabe hacer un reloj de cuerda y que funcione” Y es cierto, son muy inteligentes, increíblemente simpáticos, amables…

Lo dicho, es otra vida… y ESTOY ORGULLOSA DE SER LEPERA.

De hecho aquí siempre me llamaban la “Lepera” y allí “la madrileña” “madriles”… XDXD.

Lepe es muy importante en mi vida, y estoy orgullosa de llevar una camiseta que ponga bien grande LEPE porque soy lepera de alma, cuerpo, corazón y sangre, aunque viva encerrada en Madrid. Por eso sufro, lloro y grito de impotencia al ver como lo destrozan… Me pasa como con la canción de Amaral “Como aquella vez a mediados de verano, que de niños nos bañabamos en el río. En el río las libélulas volaron al exilio. En el río, de su cauce ha quedado solo un hilo, y ese hilo grita ASESINOS”.

Porque veo que donde no había nadie ahora está lleno, donde había pinos y eucaliptos ahora hay un campo de golf, donde había marismas o campo ahora hay casas… y eso no para. Es una pena. Aún así, la esencia pervive, y yo siempre lo recordaré como lo conocí… Nunca podrán destruirlo porque tiene encanto para dar y regalar. LEPE FOREVER

  1. Cris Dice,

    Lo que tú digas,Lepe es el paraíso,el Caribe es el paraíso,etc,etc..
    Pues vete allí a vivir lo que queda de vida,y después de unos años hablamos…Madrid es única,estoy cansada de que chupeis del bote de Madrid y sin embargo la pongais a parir,hay que ser agradecidos en la vida coño.
    Madrid no tiene paisajes ni falta que le hace.Madrid tiene la gente.Y punto.ORGULLO MADRILEÑO

Escriba un comentario