Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Madrugar


Hay quienes no comprenden que pueda estar hasta las 7 de la mañana despierta tan tranquila, sin estar de marcha, sino como algo normal, y que sea una tortura tener que levantarme antes de las 13.00. Aunque haya dormido 10 horas (eso casi nunca ocurre) Si madrugo, por la mañana estoy como un trapo, sin poder moverme, como un trapo, arrastrándome por los suelos, pero a medida que avanza el día y se acerca la noche, me activo. Eso es algo que me ha pasado desde que era un bebé.

Me tiraba toda la noche despierta, y me dormía cuando empezaba a amanecer.

En 14 años de colegio, me acostumbré (ya no digo que me gustara, nisiquiera fui capaz de tolerarlo) a madrugar… y mucho menos con el trabajo. En la universidad tuve la suerte que la mayoría era de tarde, o al medio día (y a veces me costaba levantarme…) Por eso para mí el turno de tarde es una bendición y el de mañana es una tortura.

Duerma lo que duerma, por las mañanas no soy persona (Bueno, creo que ni en todo el día… Ya que de noche soy vampiro o búha) Las mañanas me dan sueño, me cansan, la noche me activa, me da vida.

Por eso tuve la suerte de conocer el mejor programa de la radio (EPD) “La noche caprichosa” que siempre quedará en mi memoria, me hacía sentir normal, había un buen rollo que no lo he conocido en ningún otro sitio, conocimos gente a mogollón (gracias a Noel y la web) y por las locuras que contábamos, éramos una gran familia con nuestro “Papá Búho” Don Miguel Coll, un artista de pies a cabeza. No he visto un “presentador” tan volcado, se hacía AMIGO de los oyentes, hablaba con nosotros, nos conocía… y no era una apariencia. Y nuestro querido Ángel de la guarda… Mmmmmm.. ¡Qué voz! Aún me derrite el recuerdo de su voz.

Aportó muchas cosas, hacía una gran terapia yudándonos a olvidar, cada noche entrabamos en un mundo maravilloso… Pero me voy del tema.

Mi estado natural es de noche, comprendedlo, y si no podéis, simplemente aceptadlo, no me podéis hacer madrugar, por mucho que lo intente, va en contra de mi naturaleza, hay algo que me impide vivir de día, y algo que me impide no aprovechar la noche, necesito verla… La luna, las estrellas, la oscuridad, la tranquilidad… SOY UN BÚHO. SOY VAMPIRA, el día me da alergia (a veces he tenido alergia al sol y me salían ronchas cuando me daba…)

Escriba un comentario