Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Sanflu


El primer chico con el que salí “de mayor”.
Me faltaban unos meses para los 16… Bueno, realmente tenía 15 y medio…
Él era amigo de mi amigüita Luci. Era su compi de colegio, y de su grupo de amigos, además era el mejor amigo de ella.

Yo le había visto una o dos veces antes en la piscina de Luci, y me pareció mono, pero nada más… Además, él estaba muy colado por Irina… (Y Julio por Lucía, cuando le conocí fue cuando Julio pidió salir a Lucia y él a Irina en una excursión, en el autocar… y ambas relaciones duraron unos 15 minutos y media hora… porque ellas dijeron que sí, y después que no…).

Pero después volvimos a quedar en las vacaciones de Navidad… Yves y Lucia (que ya eran pareja), un par de amigas más de ellos, él y yo. Recuerdo que fuimos a jugar a los bolos al Parque Corredor. Yo había salido de casa con jersey y zapatos porque mi madre me obligó, y en una bolsa me bajé a casa de Luci las zapatillas y la sudadera… y me cambié, y después me volví a cambiar al volver (Por eso mi madre me castigo dos meses sin salir).

Volviendo a la bolera, estuvimos jugando y él me empezó a caer bien. Empezamos a “picarnos” y bueno, él me llamó la atención y al parecer yo también se la llamé a él…

Después nos vimos sacando al perro (con Yves y Lucia) y vinieron Yves, Lucia, Virginia y él a “la chocolatada” que hicimos en mi casa. Después de comer chocolate, estuvimos jugando al baloncesto Yves y él, contra Irene y yo… Recuerdo algo que creo que nunca se me olvidará: después de que él metiera una canasta me miró a los ojos y me hizo una caricia que me derritió. Acabé de caer a sus pies… fue lo más dulce que me había hecho un chico… De hecho ahí un escalofrío recorrió mi cuerpo.

Después de eso, por Lucia, me fui enterando que yo le gustaba muchísimo, que era una pena que estuviera castigada, que quería salir conmigo… Y yo estaba coladita por él…

Así que un buen día vinieron a buscarme (Yves, Luci y él) a la salida del entrenamiento de baloncesto… Yves y Lucia metieron 5ª y les perdimos de vista (vamos, que nos dejaron solos). Ahí tuve una de las conversaciones más surrealistas que he tenido en mi vida. Íbamos con los perros (después de pasar por casa) y nos pusimos a hablar sobre cómo se sentiría un bebé nadando en el líquido amniótico (salió de que yo hacía natación, y él respondió que sabía nadar desde que estaba en la placenta) Yves y Lucia flipaban… Total, que volvimos a mi casa y ahí no había progresado nada… Así que pasó Lucia a “lloriquear” a mi madre para que me levantara el castigo solo para bajar a su casa”.

Después de un buen rato, la convenció y después de haber tenido mogollón de tiempo, en el tramito de mi casa a la de Luci me dijo que le gustaba muchísimo y que si quería salir con él. Mi respuesta fue “Pero manos y labios quietos” Y creo que le hice ponerse de rodillas para prometermelo… (Siempre he sido así de bruja). Y nuestra primera “cita” fue en casa de Luci, jugando al “fútbol” con los cronómetros de los relojes. Sí, muy romántico.

La siguiente vez que le ví, fue a la salida del cole, que volvieron a venir, pero solo nos vimos un rato, y ¡¡me dió la mano!!

La siguiente fue en el cumpleaños de Luci que en el sótano hicimos una fiesta con música, baladitas… Él se salió a llorar un rato porque decía que yo no quería bailar con él (No recuerdo que eso fuera cierto) O porque le había soltado alguna bordería… Pero al final sí que bailamos juntos, abrazados… y llegamos a apoyar las caras… (Pero entró la madre de Luci).
Si sólo hubiera sido eso, habría sido genial… Pero… estaba por ahí Irina… y él también bailó con Irina… Casi más que conmigo… y cuando mirabamos a la ventana sólo se veían sus caras mirándose fijamente… y Julio pinchándole que atacara, que yo iba a otro cole, que no tenía futuro…

Al día siguiente íbamos a ir a su casa a ver una peli y después de mucho llorar conseguí que mi madre me dejara y cuando llamé a Luci para decírselo me dijo lo que pasaba: que él “No quería que fuera” porque quería intentarlo con Irina. ´

Mi primer desengaño.

Creo que después él me quería pedir perdón, que había sido un error, que quería volver conmigo (No se si realmente era verdad o si fue un cable que me echó Luci para que no le “odiara” tanto).
El caso es que estuvo casi 3 años con Irina después de eso (hasta que ella se fue a Canarias)

Las veces que les vi, ni se acercaba a mí, ni me saludaba ni me hablaba (cable de Luci: que Irina no le dejaba porque estaba celosa…. ).

Y cuando lo dejó con Irina nos vimos dos o tres veces pero “nos odiábamos” porque él fumaba y yo… no es que fuera muy tolerante con eso. (Si os quejais que no lo soy ahora, antes ni contar…) Pero creo que al final lo dejamos en tablas.

La última vez que le vi, ya fuimos capaces de hablar bien… en el parque de Canillejas, con los perros.

Después de eso, sólo me llegaron un par de rumores de él. Empezó a salir con gente de mi colegio con los que me llevaba bien… y me decían que sí se acordaba de mí, y que les había dicho que era un encanto y que habíamos “salido”. Vino un día al colegio y nos cruzamos…

El rumor era algo de un embarazo o algo así en la Quinta de los Molinos… pero vamos, igual lo soñé.

Y estando ya con mi nene, nos vimos en el Alcalá Norte en la entrada del cine, que nos saludamos y na más.

Éste fue mi primer “novio de mayor”, mi primer Carlos de mayor…

Escriba un comentario