Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

El encogio


Sigo hablando de mi lamentable historial amoroso hasta llegar a mi actual (y espero que para siempre) pareja.

Tampoco me explico como me gustó este miniser.

Aquí empezó mi teoría de que si me hacían caso les hacía caso, sino no es normal… No me pudieron abducir los extraterrestres y hacerme eso…

Le conocí en medio del océano. Literalmente. Yo iba en la barca con mi padre, para darnos un baño en “lo profundo” y nos encontramos con él y su padre, en una blasita, al sol torrados… No sabíamos si eran unos inmigrantes o alguien con pocas luces… Mi padre se acercó a preguntarles si querían que les acercaramos a tierra, dijeron que no, pero como mi padre había estado de pesca… A ellos les gustaba… Y cuando llegamos a tierra, como muchos otros se acercaron a ver qué había pescado…

Y se reconocieron, y quedaron en que irían de pesca juntos algún día. En aquel entonces yo tenía 16 años, y él 18… o 19,(no recuerdo cuantos me sacaba).

Esa tarde, o la siguiente, quedamos con ellos para dar un paseo en barca… Y el chaval empezó a hablarme… Era majete… Después cuando nos bajamos estuvimos tonteando llenándonos de arena…

Y a mi me moló… Un tío mayor me hacía caso.

Al año siguiente, quedamos con los hermanos y ellos para bajar la barca del techo del hangar del campo (donde guardábamos la barca en invierno), y lo mismo, un tonteo que nos traíamos…

Y fuimos un par de veces a “lo hondo” a bañarnos. La verdad es que él tenía las manos un poco sueltas… (Por eso no me explico que no le mandara a la mierda… ).

También solíamos bañarnos juntos o hablar cuando íbamos por la mañana, y él se me restregaba mucho… (De hecho tuve una gran bronca con mi cuñao, o mi padre, la verdad es que no me acuerdo) Porque decían que parecía una putita con ese tío, que yo me dejaba… Y yo decía que no pasaba nada… (En realidad sí, pero como yo era tonta, pues no sabía lo que era eso… Quizá por eso no me escandalicé…. ahora lo pienso y me dan arcadas de recordarlo).

El año que sucedió, ellos tuvieron las vacaciones partidas… El día antes de que se fuera, mientras estábamos en el agua, (el tío asqueroso pegao a mi) me dijo que si le daba un beso… Mi respuesta (auténtica como siempre) fue “Mira como come pipas mi madre” y me fui.

Cuando él volvió a su tierra… (Mérida) Recuerdo que estuvimos hablando mogollón de tiempo (Se gastó el saldo entero y acababa de recargar) Y me dijo que le gusaba mucho, que me quería blablabla. Creo que fue lo que me termino de agilipollar.

Mis amigas de la playa y yo le llamábamos el Encogio… (jajajaja).

Y una noche (la que volvió a pasar la segunda parte de sus vacaciones) yo había ido a cenar con las chicas de la playa, y después vino con nosotras, y fuimos a la Fragola, y volvimos dando un paseo por la playa… Mi amiga se encargó de dejarnos a solas después del típico “¿Tienes frío?” y agarrarme…

Bueno, he de reconocer, que el primer beso con él ha sido uno de los más románticos (pero más terribles), a la luz de la luna llena, en la playa, con las estrellas.

El beso una mierda, me chocó los dientes, y era bastante asqueroso… Así que me aparté muy sutilmente (y no sutilmente de los míos, no se dió cuenta) y seguimos paseando

Despues mi padre nos fue a buscar, porque mi amiga se habia adelantado para llegar a su casa… Y bueno, tuvimos bronca que qué hacía yo más retrasada con ese.

El caso es que durante ese tiempo, me confesó que cuando me había pedido el beso en la playa lo que estaba pensando realmente era llevarme a su chalet que estaba solo… (Tío cerrrrrdo). Y se llevó una hostia (justo por lo que se la llevo fue un lapsus…) porque se agachó, y dijo “Hostia, los condones” así que le di tal leche… Después me dijo que había dicho los cordones, y se había agachado a atárselos (mientras se los ataba)

Pero vamos, que no volví a quedar con él, y empecé a mantener un poco las distancias con él en la playa… Aunque nos vimos solo un par de veces más esa temporada.

Al año siguiente, no recuerdo por qué, me dijo que iba a pegar a mi “hermanito de allí” porque pasaba demasiado tiempo conmigo… Y creo que una de las veces que más me he reído (Dejando a un lado lo del limón… XDXDXDXD) con mi “hermano” fue la noche que nos encontramos con él… Y mi amigo no podía contenerse la risa, de hecho solo pudimos saludar, presentarles rápido y salir corriendo los dos muertos de la risa… “¿¿¿¿¿¿¿Éseeeeeeee es el que me quería pegar??? QUE LO INTENTEEEEE”. Se le imaginaba empujando con todas sus fuerzas, y mi amigo sujetandole con una mano mientras se mordía las uñas… XDXD.

Creo que el tío este (no es que sea una creída, ahora dire por qué) ha estado detrás de mí, loquito perdío hasta hace un par de años.

Nos escribiamos cartas de vez en cuando (menudo descojone cuando me mandó la foto con la moto que no le llegaban los pies al suelo… ¡¡Era como Lord Faqqard!!! XDXDXD).

Para ponerle a prueba, le dije que estaba saliendo con alguien (Le tocó la pera a mi amigo Fran… jajajaja) Y me dejó de llamar, mandar sms, escribir… Hasta que un día me dio por “dejar” a Fran, que empezó con el “Ya sabía yo que no ibais a durar” y a volver a tirarme los trastos con “Ese tío no sabe lo que se pierde, no hay nadie como tú, qué tío más tonto”. Al recibir eso me cabreé y le mandé un sms diciendo que no lo había dejado con Fran. Otra vez se acabó… Así que un dia en clase me puse a escribirle una carta contándole la verdad, que no había estado nunca con Fran, que me parecía fatal, que era un capullo, que besaba fatal y que era un sobón) Aún así en verano seguía ahí intentando acercarse a mí y sobarme.

Lo último, por lo cual se llevó un empujón que se cayó al suelo (Eso no requiere un gran esfuerzo) Y que porque mi “hermano” no le vio después, porque lo mata… y mi chico más… Fue un día que tenía que ir a comprar el pan, y mi madre quiso que me llevara el perro, como no me dejaban entrar, y no podía atarle a ningún sitio, pasé por su casa a dejarle el perro un momentín mientras compraba el pan (En áquel momento éramos amigos, y nos llevábamos bien, ya había parado de intentar nada conmigo).

Cuando volví tenía al pobre perro atado, y cuando le pedí que me lo devolviera me dijo que estaba solo en casa… Que me enseñaba la casa… Como me había hecho un favor, pues dejé que me enseñara la casa, quiso parar en la habitación pero yo baje al salón a desatar al perro…
Y vino detrás, y me dijo que me esperara un rato, que si queria tomar algo, que tenía vino fresquito (¿¿¿??? ¿¿Estaría borracho?? No, es asi de imbécil) Dije que no, que me tenía que ir, y me agarró, y empezó como a besarme el cuello. Yo intentando apartarle (Por aquel entonces ya estaba con mi nene) Y diciendo que mi novio seguro que no sabía hacerme sentir todo lo que se puede sentir con un beso… Que si él me mordía en el cuello… Hasta que intentó desabrocharme el bikini.
Ahí me levanté, le di un empujón que se quedó cuadrado en el suelo y con dolor en el pecho (del golpe, pero como era un flojucho…) Desaté al perro y me fui corriendo, y el tío se levantó y corriendo detrás que si me había enfadado, si me había molestado… Yo mandándole a la mierda de todas las maneras posibles….

Cuando pensé que estaba a salvo, fui a la sombrilla, y el muy hijo de puta vino a saludar a mi madre, y como yo no le hablaba mi madre diciendo “Mira, esta aquí tu amigo”… Salúdale.

Fue la última vez que le ví de cerca. Esto es lo que terminó de hacerme ver lo desgrciado que era el tío, y lo mema y tonta que era yo.

Menudo expediente llevaba… Uno que lo intenta con mi mejor amiga, y otro que me intenta “tomar a la fuerza”. Como he dicho, me he lucido con los tíos… Menos mal que mi nene no es como los anteriores.

Escriba un comentario