Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

¿Por qué algunos prefieren perder antes que hacer un favor?


Levo unos días un tanto… molestilla con un tema.

El tema concreto no tiene importancia… Y aunque me molesta, no es lo que me indigna. Lo que me indigna es que exista gente así.

¿Cómo puede alguien preferir salir perdiendo antes que “retirar” algo que sabe que es absurdo, encima jugando con otras personas? ¿Eso es orgullo? Soy orgullosa como la que más, pero es que eso más que orgullo me suena a gilipollez, sinceramente… Lo “normal” es guiarse por el bien propio, o lo que más se le parezca… Es posible que ese bien sea joder a otros… Pero… hay situaciones en las que no tiene sentido.

¿Realmente se puede ser tan orgulloso? ¿O tan malo?. La verdad es que no lo comprendo, pero estoy harta de verlo… ¿Cómo se actúa en esas situaciones? Espera que sea el “perjudicado” el que lo pida (todos tenemos orgullo, no?)… Que le echen morro… ¿O simplemente se conforman con evitarles hasta las miradas? Porque es como una especie de secreto a voces, todos lo saben, pero se supone que nadie lo tiene que saber… ¿Qué cuesta hablar a la cara? ¿Qué cuesta decir una cosa o la otra, más cuando has “prometido” darlo? Decir “Mira, no me dá la gana, por esto. ” En vez de marear la perdiz o evitar…

Según mis experiencias al respecto, las personas que más tienden a hacer esto son aquéllas que “presumen” de honestidad, de ir a la cara, de decir las cosas claras, de que el orgullo no lleva a ninguna parte, que lo más razonable es decirlo… ¿Estamos en un mundo de mentirosos o de cínicos? ¿O ambas cosas?

Es cierto que el orgullo es algo que todos tenemos que tener, pero es que estas situaciones van más allá del orgullo… Por lo menos a mí me parece que el mayor orgullo es salir ganando… No salir perdiendo.

Parece que estas cosas son una de las maneras más eficaces de conocer a las personas…

Escriba un comentario