Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Libros que parece que cuentan tu vida


Acabo de leerme un libro que me ha puesto los pelos de punta en el sentido.. ¿Hasta qué punto te puedes sentir identificado con un personaje, con las cosas que le pasan sin empezar a preocuparte por si tienes mirones??? O… ¿Hasta qué punto nuestras vidas son “únicas” que eres capaz de identificarte hasta en el más pequeño detalle con lo que ocurre en un libro, y por supuesto, no ser el único que se identifica?

Este libro en cuestión tiene dos partes, (en realidad tres, pero la tercera no ha salido), y nunca me había identificado tantísimo. Muchas veces me he identificado (eso es lo que suele enganchar a veces de los libros, ¿no?) en la forma de ser, de pensar, o en cosas que pasaban, pero es que la protagonista del libro este… Desde el punto de ser torpe en extremo, como su manera de pensar, de sentir, de relacionarse, lo que hace, como y cuando, las opinones de donde vive, lo que sueña, como se entrega con su pareja… Una tras otra…

Hasta el menor detalle, y muchas cosas que me han pasado, pero es que el segundo libro, se le empieza a dar mas importancia a un personaje… El cual existe en mi vida, hasta con el mismo nombre… Llegó de la misma manera… Se empezó a meter de la misma manera, tuvimos la misma relación y “acabó” casi de la misma manera, con los mismos momentos, bajones y subidas, orgullos…

Pero en este caso yo iba un poco mas adelantada que en el libro, lo suficiente como para notar que ese “hueco que se abre en el pecho que apenas deja respirar” casi se me abría cada vez que iba leyendo algo con lo que me identificaba (osea, con todo).

La relación de ese personaje con la pareja de la chica, cómo la proteje y como la putea… Cómo la habla, cómo la trata y cómo la deja de tratar… Es un todo.

Me empiezo a asustar, de hecho mi primera reacción fue mandar un sms al personaje en cuestión (no se sí del libro o de mi vida… Ya no tengo nada claro) preguntando si le había contado la historia a la escritora…jajaja.

Bueno, pero lo que más me preocupa es la parte en la que, ya que no ha sido el caso que le ha contado la vida, y que somos muchos los que nos podemos identificar…

¿Hasta qué punto existe la vida original? ¿Ha pasado ya todo? Es cierto que si le ha pasado a otro no sirve, porque te tiene que pasar a tí… Pero… ¿Puede pasar algo que no haya pasado? ¿Por qué todas las relaciones acaban siendo iguales en el fondo? ¿Los tópicos pueden tener una base de verdad? ¿Hay alguien que no haya pasado nunca por situaciones parecidas? ¿Hay alguna manera de hacer que las cosas sean diferentes para tí? ¿Realmente importa que pase lo mismo a todo el mundo? ¿Sirve de algo que le pase a todo el mundo, o es inútil? Porque podría servir para aprender, aunque hasta que no lo vivas no sirve…

Vamos que se me ocurren un montón de preguntas profundas pero absurdas, porque me siento especial, pero me gusta no ser la única en el mundo en esa situación, y por supuesto, hasta que no me pasa a mí, me dá igual que ocurra desde el principio de los tiempos, a mí no, por lo cual no existe (¿Egoísta? o simplemente realista…) En fin… que cuando me pongo filosófica no hay quien me ate…

  1. edward Dice,

    no se tu, pero a ese amigo tuyo, a ese chucho, le mandaba yo de una patada al pipicat…

    ademas con el “casi” que has puesto, creo que ya se que parte del libro no me va a gustar…

    omg…

    no se si voy a querer leerlo…

    jodido jacob…

Escriba un comentario