Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Los guantes del Biedma


Bueno… Esta es otra de mis aventurillas en Lepe…

Una de las primeras veces que ví a los que después fueron mis amigos… La segunda, más bien..

Era un carnaval… Y yo salí, y estuve con ellos y como mis manos podrian servirme para fingir estar muerta desde hace horas (por la temperatura) se me ocurrió pedir unos guantes… Por si alguien llevaba.

Todos se rieron de mí, porque no hacia frío, nadie creía que realmente necesitara guantes… Pero a uno se le ocurrió “Pregúntale al Biedma” Así que me informé quién era, y le pregunté… y… ¡¡¡¡tenía!!!! Así que me los prestó… (Con el cachondeo de todos los demás).

Lo mejor de todo es que después me los regaló… Los demás estaban por los suelos… Al parecer eso me convertía en su diosa, porque para ese tío los guantes eran una religión, un objeto sagrado del que no se desprendía nunca, que me los prestara era insólito, pero que me los regalara… El cachondeo duró años…

La verdad es que el chaval me estuvo llamando a Madrid durante todo ese año, pero después solo le he visto un par de veces a lo lejos… jajaja.

  1. mis amigos de lepe : Alucina Vecina - La vecinita cuenta sus cositas Dice,

    [...] , del biedma (y sus guantes.. http://www.alucinavecina.com/2007/09/10/los-guantes-del-biedma/) taaaaaaaaaaaaaaaaaaanta gente. son una grandisima parte de mi vida. los quiero a [...]

Escriba un comentario