Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Silencio


Si el otro dia escribía sobre el poder de la música, hoy lo hago sobre el del silencio…

¿Quién no agradece que llegue en algunos momentos? ¿Quién no agradece que termine en algunos momentos?

A veces un silencio puede decir más que mil palabras, y a veces un silencio puede ser más cómodo que una conversación absurda, aunque a veces es preferible cualquier cosa por romper ese silencio tenso, incómodo.

He de reconocer que el silencio no me gusta demasiado… Siempre estudio con música… Pero en otras ocasiones… no hay nada mejor que escuchar el silencio. (Prefiero escuchar en silencio la naturaleza, no creo que el silencio exista del todo.. )

Una frase que me encanta: “Amigo es áquel con el que estas toda la tarde callado en un columpio y te vas con la sensación de haber tenido la mejor conversación de tu vida”. Es una gran verdad, aunque no tiene por qué ser un amigo… A veces estar en silencio al lado de otra persona esta bien, no hay por qué sentirse incómodos porque lo haya. Pero a la gente la suele intimidar mucho el silencio en compañía.

Otros no pueden callar (¿Por qué hay que hablar del tiempo en el ascensor en vez de estar callados?) O pasan demasiado tiempo en silencio y tienen verborrea (Lo reconozco, a veces me pasa) Otros “las matan callando”.

El silencio a la vez puede ser tranquilizador y relajante, o puede ser lo que más ataque los nervios…

Escriba un comentario