Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Archivo mes Noviembre, 2007

Interesante de nuestros patrocinadores

Gilipollas del mes

Nov-29-2007 By coyote

Bueno… creo que este mes me he llevado el premio… Sobre todo por los últimos acontecimientos recientitos recién saliditos del horno… Pero principalmente tengo 3 motivos para llevarme este premio…

1. Por pillar una enfermedad casi erradicada de la cuál estaba vacunada. (Y por ello tener que tirarme 10 dias en casa sin nada que hacer ni poder relacionarme con nadie ni hacer nada. No, para mi no son vacaciones)

2. Por el resurgimiento de “LA EX” de mi chico. Después de 5 años y pico ha decidido que es el mejor momento para volver a llamarle y a querer quedar con él (Sí, además cuando lleva semana y pico sin ver a su novia porque esta mala…)

3. Por el santo recochineo que ronda… Con el típico “No solo no lo haces, sino que encima vas a cubrir a los que sí”. (Quizá no tan típico). Igual es que se piensan por ahí que soy gilipollas o algo así… Porque vale el “No lo haces”, pero sin recochineos, joder.

Así que… estando yo tranquilamente en mi casa y vengan a molestarme y tocarme las narices a dos manos. ME CONCEDO ESTE PREMIO

gilipollas-del-mes.JPG

Agradecimientos: << Gracias al pollo, gracias a la gallina, gracias al huevo, gracias a la tortilla >>

Y como sigo en casa…

Nov-28-2007 By coyote

Bueno, como sigo en casa… Pues sigo contando cosas que me pasaron cuando estaba malita…

Esta fue que estuvimos malitas a la vez mi hermana, mi amiga Luci y yo… Es un poco escatológica… Pero así éramos nosotras… Como estábamos todas malas con gastroenteritis nos juntamos… a comentar el “color” de nuestros vómitos…

Mi hermana “potaba” verde, del brócoli…
Mi amiga “rojo” de la chistorra…
Y yo “clarito” de un bocadillo vegetal…

Vamos que entre las tres hacíamos la bandera italiana… Menos mal que había más de un baño… jajaja.

También recuerdo la vez que más poté… Fue en Lepe… Estaba allí Lupe y Antonio… Fue la primera vez que se me cortó la digestión (que recuerde). Habíamos ido a cenar a Cartaya donde las costillas y me puse hasta las orejas… Después me tiré toda la noche “potando a chorros”. Y a la mañana siguiente no pude ir a la playa… Y cuando fui por la tarde solo me pude tumbar a dormir debajo de la sombrilla… y seguir potando… ¡¡¡Qué potaera!!!

Y otra que me puse malísima fue cuando fuí con mi amiga Luci y sus padres a la feria de no se qué pueblo… Ellos tenían un puesto de chuches… Entre las que nos comíamos cuando no miraban los padres, más las bolsas que nos dieron… (Yo las chuches las como sin control, puedo estar a rebentar, pero mientras queden… las como) Pues… no hace falta que diga que todas esas chuches volvieron a ver la luz…

Y terminaré uno de los post más escatológicos que puedo escribir… Contando mi secreto para saber cuando algo me ha sentado mal por la noche… (La molestia y el malestar puede no significar que necesito potar…) Si cuando me acuesto, al cerrar los ojos, veo comida… es que hasta que no pote no me voy a encontrar mejor… Si puedo evitar pensar en ello, es que no necesito vomitar para mejorar…

Y con esto y un bizcocho (para que sea más apetitoso el post…) hasta mañana con algo más “para todos los públicos”…

Mis historias con la fiebre

Nov-27-2007 By coyote

Como sigo en casa encerrada (aunque hoy he ido al médico y a llevar la baja…) sigo acordándome de cuando era pequeñina…

Aunque la verdad es que tan pequeñina no era… Porque ya estaba con mi nene… Llevamos mucho, pero no tanto… jajaja.

Tenía fiebre, no se por qué… (Creo que era post examenes o algo así) Me subió la fiebre… Tanto que me tiré cerca de 3 horas cantándole una Oda al perro. Sí, exactamente, lo que suena… Una Oda al perro…

<< Mi Bis es un perrooooo, que además es negroooo, tiene cuatro pataaas, y dos orejassssssssss, además tiene canas, y de comer siempre tiene ganaaaaaassssssss. Porque es un tripero, aunque siempre come el primeroooooo >> Cosas así de absurdas durante tres horas más o menos… Mi chico se fue asustado… jajaja.

Otra de mis “historias febriles” es una con mi hermana… Nos pusimos el termómetro al menos 80 veces… (Estábamos las dos febriles…) Que si en las manos, en el pliegue del codo, en la cabeza apoyada en el hombro, mano contra pierna… Todo lo que se nos ocurrió…

Y la última que voy a poner, es una que me recuerdan casi siempre y que dicen que tengo obsesión con el termómetro (Eso es una mezcla de la anterior y esta. Que lleve un termometro en la mochila es porque me lo regalaron y ¡¡¡¡no lo he sacado!!!!)
Es porque un dia dije “Tengo fiebre”
Mi madre “A ver… mmm… No, no tienes fiebre”
Yo “Tengo fiebre”
Madre “Ponte el termómetro… 36.. No tienes fiebre”
Yo “Aún no”
La escena se fue repitiendo durante toda la tarde… “36.1″ “36.2″ “36.3″… Hasta que al final tuve fiebre… :D :D:D:D