Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Mi primera noche de hotel…


Bueno, creo que nisiquiera era un hotel… sino un hostal… O bueno, lo dejo en mi primera noche fuera de casa…

Yo era una canija enana… Iba con mis padres rumbo Ceuta… Como llegamos de noche a Algeciras, pasamos allí la noche… En un sitio… por ser buena, y teniendo en cuenta lo canija que era y lo bien que me acuerdo… cutre… Con unos papeles en las paredes que habian pasado de moda hacía muchos años, unas colchas a “juego” con los papeles (de tos típicos de “antes” de flores y líneas… Y así… horteras, vamos) Con una cama que se caía a pedazos…

Nos acompañó el dueño a la habitación… Y yo en cuanto entré solte un << ¡¡¡¡JO!!! ¡¡¡¡QUÉ CUTRE ES ESTO!!!>> Mis padres con lo de “Niña-callaaaa” Y yo ni corta ni perezosa añado: << ¿¿Y DÓNDE ESTáN LOS BOTONES??? >> Ahí ya tuvieron que reirse todos… “Es que la niña vé “Vacaciones en el mar” y allí todo es de lujo…” jajajaja.

Son las típicas salidas de un niño… De las que te avergüenzas, pero después te ríes… (Y con esto, ya tengo tema para mañana… jajaja)

Escriba un comentario