Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Mis convalecencias: cuando me atropelló el coche


Estar en la cama tanto tiempo me hace pensar… ¿Desde cuando no estaba mala en la cama sin moverme??? Años y años y años y añossssss… Ni gripes ni nada… Y ahora… ”’¡¡¡¡Me duele la cara de ser tan guapaaaaa!!!!

En fin… Recordar convalecencias sólo recuerdo una… Cuando me pilló el coche.

Yo tenía 10 años, y era 25 de marzo, íbamos a Expoocio… Ésa mañana habiamos ganado a “Decroly” por primera vez en nuestra vida (siempre nos ganaban de palizas). Iba con mi amiga Lucía por el paseo de las banderitas hablando de un globo con forma de gato… Lo siguiente que recuerdo es pensar “Ahora me voy a levantar y a jugar contra Decroly, ¡¡¡hoy las ganamos!!” Abrir los ojos y ver un montón de gente a mi alrededor, mi amiga Luci sujetándome la cabeza y diciendo “No te mires el pie” (Cosa que evidentemente desobedecí en cuanto tuve ocasión).

Después me metieron en una ambulancia, y Mili (la madre de Luci) me acompañó… Me enteré que me había atropellado un coche (Allí habia visto una compañera del colegio unos años mayor, y un médico que dijo que si se daban prisa salvaría el pie).

Llegamos al RyC y me metieron el pie en un barreño lleno de agua, jabón, agua oxigenada, Betadine y demás desinfectantes que tuvieran a mano… Sólo meter el pie ahí… Unos lagrimones… Después me meten en un “quirófano” (o algo así) y me dan unos puntos… Después me escayolan hasta la ingle… Y un médico con pintas de loco me persigue por todo el hospital diciéndome que se me van a poner negros los dedos del pie y que me los van a tener que cortar… Fernando (padre de Lucia) gritándole por los pasillos que me deje en paz…

vVlvimos a casa y me encuentro a mi madre como un fantasma en la puerta de casa con el camisón muerta del susto…

¿Qué pasó? Una tíA (Sí, tía… No un tío.. ¿¿Casualidad?? jajaja, ¡Qué demonio que soy!) Se había metido por la CALLE PEATONAL porque llevaba un “minusválido” (Entre comillas porque el susodicho tenía un brazo roto ¬¬ amos que podía andar perfectamente)… La tía se puso nerviosa y nos empezó a “seguir” la madre de mi amiga dio un grito cuando lo vió, y mi amiga Luci reaccionó y mé empujó… Sino me hubiera pillado de lleno.

Puedo decir que la debo la vida, literalmente. Además, recuerdo como me intentó proteger y cómo estuvo conmigo… (Mi niña, lo que la quiero…)

Después vino un incidente bastante desagradable, cuando después de arrastrarme unos cuantos metros (y a mi amiga darla un golpe) se me quedó el coche encima…Yy la gente no se molestó en bajarse… Sino que hicieron comentarios del tipo “Deberían llevarlas atadas” o “Que la quiten ya de ahí abajo, que tengo prisa” A lo que el padre de mi amiga respondió dando un puñetazo al cristal y rompiéndolo (Creo que despues le “denunciaron” por eso, pero no estoy segura… Yo ahí estaba en otro mundo).

Yo salvé el pie por desobediente… Sí, como suena… Por aquélla época mi madre estaba intentando que dejara de ponerme deportivas y me pusiera zapatos… Y yo no la hice caso, y me puse unas zapatillas de deporte… Con una graaaaan lengüeta de algodón… Sobre la que rodó la rueda y se cargó antes de llegar a mi piel… Si no llega a estar, mi hueso desaparece…

Después de eso.. (Y por lo que escribía) una enooooorme convalecencia… Los primeros días con unas curas dolorosisisisisisisisisisissimas (Casi me había quedado el hueso al aire ¬¬) En las que yo gritaba algo como “DOLOR DOLOR DOLORRRR, ¿¿¿POR QUÉ A MÍ?? ¿¿¿POR QUÉ A MÍ??? ¿¿¿POR QUÉ A MÍ?? ¿¿¿POR QUÉ A MÍ Y NO A TIIII????” jajajaja, Aún me acuerdo… y aún me lo recuerdan…jajajaja. ¡Qué dolor más horrible! Y lo inútiles que eran algunos enfermeros arrancando las gasas como si me estuvieran depilando (Lo que había cicatrizao se iba a la mierda… )

Cuando tenía menos curas empezaron las visitas, los bombones, los caramelos y después el aburrimiento…

Después me rebajaron la ecayola hasta la rodilla (en estas fui a la playa con una bolsa de Cheetos [unas que usábamos como cometas] en la pierna… Y a las caravelas de La Rabida [que el guía me llevó todo el recorrido a caballito...])

Hasta que a día de hoy, salvo una horrible cicatriz, unas piernas torcidas y una escoliosis y las contracturas convenientes por la escoliosis… Estoy completamente recuperada.

  1. "Fantasma de la foto que recuerda viejos momentos" Dice,

    Chiquitina!
    Que mala suerte tienes. Procura no acercarte a ningun macho en edad fertil que le jodes la vida. y mucho menos a tu “Churri”. Je,je! a pan y agua…!!!
    Espero verte prontiro. Pero totalmente recuperada.
    Llamame cuando te apetezca.
    Besos guapa.

Escriba un comentario