Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Mis alumnos -> ¡¡¡Tengo vendas amarillas!!!!


Bueno, esto es algo que si no experimentas no sabes lo que es realmente… ¡¡¡¡HAY QUE VER LO QUE LLENA DAR CLASE!!! ¡¡¡¡Y lo que mola!!!!

Y la verdad es que de mis alumnos no tengo ninguna queja… Mola un montón ver como consigues sacar de ellos más de lo que ellos creen que pueden, mola ver como sonríen en clase, como lo pasan bien a la vez que entrenan… Como van mejorando… Llena… Y no es hablar por hablar… Es una gran verdad.

Después, hay rachas… Por ejemplo, la semana pasada me llegó al alma como se acercaron un par de muchachos a hablar conmigo después de la clase a preguntarme personalmente que cómo estaba, que si iba mejor, si había recuperado fuerzas… Realmente a interesarse por cómo estaba…

Y también es gratificante ver cómo responden… Cómo se integran, cómo participan… que el otro día les llevé paraguas y monedas de chocolate y todos como locos por salir pa llevarse una, más participativos… Aunque la verdad es que es un grupo bastante participativo, gritan, saltan y no se paran… ¡¡¡Molan!!!!!!

Otra cosa que mola mucho es ver como tienes “fans”… jajaja. Es muy divertido ver como te miran con cara de “Halaaaaaa, ¡¡¡Me ha mirado!!!!! Dila hola, no mejor no, ¡qué corte! Venga sí… Jo, que no que me da vergüenza… ” jajajaja. Y es que parece que hay una barrera instructor alumno… Desde la cual algunos nos ven como “dioses” o seres inalcanzables, que viven en un Olimpo solo para profesores y que por majos que sean tienes que tener un pase VIP para hablar con ellos, y si el instructor se te acerca es como si te pusieras una medalla de “El Elegido” o algo así.. Es absurdo, y es algo con lo que intentamos romper… Pero la verdad es que está ahí… Y yo misma lo he padecido…

Y una de las cosas que más te suben la moral es cuando se te acercan encantados a saludarte porque hace muchísimo que no dan clase contigo y emocionados porque vuelven a darla… Y después se acercan a darte las gracias, a decirte eso de “eres el mejor, el que más me gusta”… Que todos tenemos un ego… Y que te digan que haces bien tu trabajo… Y si es algo que te gusta todavía más… Ver que está haciendo efecto lo que intentas… Ver que da frutos, que transmites, que llegas… Que gustas, por lo menos a algunos (aunque otros piensen que eres lo peor del mundo…) Es algo que está muy bien y hace sentirte enorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrme (Sin que se suba a la cabeza… Porque hay mucha gente que se lo dicen constantemente [porque es realmente bueno] y se termina subiendo, aunque hay casos en los que no se sube… Y ahí es dónde hay que llegar… A agradar a la mayoría pero mantener la humildad.

Y… como mención especial… A una de mis alumnas favoritas… Mi “víctima” Laura… Es un encanto de nena… Y que me ha regalado ¡¡¡¡UNAS VENDAS AMARILLAS!!!!! ¡¡¡¡¡¡¡POR FIN!!!!!!!!! Me llegó al alma… si ya era de mis favoritas ahora…

Y es que con respuestas como las que dan ellos… ¿Para qué quieres más? Es así como te recuerdan las cosas… Y siempre intentamos darles lo que esperen… Y yo estoy maquinando una nueva para fomentar la participación… Aprovechando que estamos “en familia”… A ver si al final lo consigo.. jajaja.

  1. Alucina Vecina - La vecinita cuenta sus cositas - 1 AÑO WARRIOR Dice,

    [...] eso que saltaban todas las rodillas del muay thai y gritaban sin que lo pidiera. Me han regalado vendas, camisetas, chocolatinas… Son unos verdaderos [...]

Escriba un comentario