Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Transporte público


Hoy CASI cojo el transporte público. Qué sofoco. Qué susto.

Un exentrenador (bueno, realmente era el delegado, pero dá igual) se refería al metro como “el transporte de los pobres” y nosotros nos echábamos encima, llamándole burgués y de todo… pero… ahora soy yo la burguesa.

Me he acostumbrado a ir en coche o andando… no cojo el metro desde… que curraba en Cemyr casi. Quién me lo iba a decir. Yo que cogía el metro TODOS LOS DÍAS MÁS DE UNA HORA (de ida y otra de vuelta), yo que iba a todas partes en metro… y era feliz… y seguía viva… hoy ante la expectativa de cogerlo me ha entrado un cabreo…

Ahora mismo, si fuera a trabajar en transporte público tardaría por lo menos una hora en un trayecto que en coche hago en 5-6 minutos (¿por qué tanta diferencia??? en metro tendría que ir al centro a hacer un transbordo para coger una línea que contacte con una línea que contacte con la línea en la que trabajo… y en autobús… tengo dos, que van recorriendo todas y cada una de las callers del barrio, por algunas dos veces… con unas 35 paradas… y en coche es una sola salida de la m40 o una calle con semáforos… eso sin tener en cuenta el paseo desde el bus o el metro al gimnasio… pero lo compenso con los días que tengo que dar vueltas para aparcar).

Y no voy al centro, no voy a ninguna parte…y si voy a “alguna parte” de la periferia… el coche es la mejor opción porque sino tardo de una a dos horas (Por ejmplo, a la entrevista de ayer hubiera tardado cerca de dos horas).

SIempre me he metido con quienes iban en coche y no en transporte público… y ahora soy de ésos.. me sale mucho más barato (como solo uso un depósito al mes… ) y en tiempo ni hablemos. Cómo cambian las cosas…

Aún recuerdo el metro en hora punta, todos apretujaos, de pie, como robots, parada importante sale mucha gente, entra más… pisotones, sueño… y nadie habla… y cuando no era hora punta…la gente que entraba… de todo.. y lo que me divertía yo observando a la gente y vacilándoles a distancia… mirando a los zapatos con cara de “uy.. este no se ha dado cuenta…” y mirándoles a la cara-zapatos-cara… hasta que ponían ellos cara de vergüenza y se miraban apurados los zapatos…

Y los atascos en el bus, los frenazos, las viejas, las millones de paradas a 20 metros de la anterior… excepto en la tuya que estan separadas por kilómetros… y te bajes en la que te bajes está lejos.. aunque esté en la misma calle…

A pesar de todo, que Madrid sin el metro… sería… pufff, ni imaginármelo quiero… además… digan lo que digan, tenemos uno de los mejores metros del mundo, muchas líneas muchas paradas, se cruzan muchísimo entre sí, están muy bien conectadas (excepto en la zona este.. que tenemos el problema que pa ir al barrio de al lado llegamos antes andando que en metro).

Escriba un comentario