Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Metro vs autobús


Hoy volví a coger el metro después de casi un año… y.. he sobrevivido.. es más, he recordado “viejos tiempos”… lo echaba de menos… un poquito. ¿Quién me lo iba a decir?

Tenía que ir al centro, y como es imposible ir al centro en coche… y más sin saber cuánto se va a tardar… fui en metro. Madre mía, se me había olvidado el “olor a metro”… de túnel… pero mola… el ruido, la gente… no se, ya no me acordaba, parecía que era la primera vez que montaba… nunca entendí como los turistas o la gente de ciudades sin metro tenía montar en metro como experiencia mágica.. para mí era de lo más común, pero.. hoy lo comprendí.

Al llegar a la piscina y contarlo, surgió el tema: bus o metro.

De pequeña no había forma de meterme al metro, como claustrofóbica, me moría, siempre prefería el bus, pero una vez comprobé que era más rápido… más sitio… y sin atasco, empecé a preferir el metro, tarda menos en llegar, no hay tráfico, conecta más (puedes hacer transbordos sin volver a pagar), llega a todas partes, rápido… y las cosas como son, esta muy bien. Gente… en el bus también la hay y va dando más tumbos, y atascos, semáforos, paradas, abuelas, carritos…

Pero el bus.. ves la calle, respiras más, hay luz natural… tiene las paradas más cerca (depende de en cual pero tienes que andar menos), no hay que bajar y subir escaleras…

En fin, me quedo con el metro… siempre. Aunque haga un año que no lo usaba, porque… a pesar de tener tan buenas comunicaciones… para ir a currar, en coche tardo 5-7 minutos, en metro 50-55 min, y en bus 45-50… y… el tiempo es oro…

Escriba un comentario