Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Formas de ligar por la gorra


Hoy en la piscina, cuando un niño me ha tirado la gorra que llevaba puesta.. me he acordado de algo que sucedió hace muuuuuuuuuchos años (abuela cebolletaaaaa).

Fue cuando todavía salía con las chicas del cole.. tendríamos unos 14 años.. fue cuando empezamos a salir más allá de la cruz. Nos llevaban los padres… y nos recogían. Y fuimos a patinar sobre hielo a la pista que había en Chamartín.

A mi lo de vestir “como una señorita” nunca me ha ido.. siempre he preferido los vaqueros, las zapatillas y esas cosas.. y a patinar.. pues tenia mis “pantalones de patinar” que eran unos militares comodísimos. Y ese día, no tengo claro por qué llevaba gorra… quizá es que me gustaba patinar con gorra (me gusta patinar con gorra.. igual era por mantener el peinado.. o yo que se… el caso es que la llevaba).

A una de mis amigas, le gustaba un chavalín que estaba patinando y que iba solo (debía ser uno de esos a los que les gusta patinar, y aprovechan cuando pueden para ir). AUnque no se si iba con amigos, ¡¡¡no me acuerdo!!!.

Hubo un momento, que estaba sentado (alrededor de la pista, había unos bancos). y yo estaba apoyada más o menos por ahi… y viene mi amiga a duras penas… (no sabía patinar… yo era la única que me soltaba tranquilamente del bordillito, incluso me atrevía a ir de espaldas). Y me dice que la de la mano y demos una vuelta… y cuando nos alejamos… me para y me dice… “tengo un plan para hablar con ese chico”. Yo flipando, porque a esa edad lo que me interesaba a mí era patinar, no el muchacho aquel ni otros que estaban ligando con el resto…

El plan consistía en que una tercera amiga que se atrevía a soltarse del bordillo unos metros, viniera y me tirara la gorra para atrás… al lado del chico.. claro yo tendría que ir a recogerla… y de paso tenía que sentarme, dejando un asiento del chico.. el cual ocuparía ella que llegaría en ese momento…

Po vale.

Yo di la vuelta y me apoyé donde estaba… llego la otra chica.. dió un golpetazo a la gorra, y no es que cayera cerca del chico… cayó encima ¬¬. Y yo no pude contener un “tronca, canteate un poco más, ¿no?” el chico se rio y se acercó a devolverme la gorra… y yo… como no tenia nada que ver conmigo la cosa.. le conté cuál era el plan.. que perdonara que tal y cual… y cuando pasó la chica, y me oyó contándoselo… dijo “¿ella?” y yo “si” la dió tanta vergüenza que se cayó de culo delante de él… el chico la ayudó a levantarse, sonrió un poco, y siguió patinando.. ella… se moría pero se derritió.

No volvieron a hablar entre ellos, pero cada vez que nos cruzábamos, me saludaba y se reía.. y yo más.
Después me preguntó que por dónde vivíamos, y que saludara a mi amiga…
A pesar de mi “bocacerismo” el plan dió algo de resultado.. el chico se fijó en ella… jajaja.

Escriba un comentario