Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Días de la semana y meses del año que me caen bien.


La semana tiene siete días.. pero.. ¿cuántos me “caen bien”??? la verdad es que… jajajaja.
Y con “me caen bien” me refiero a que no digo “Puffff, es X”… jajajaja. Porque desde pequeña he tenido preferencias… según las clases que tuviera odiaba ese día (si tocaban todas las ladrillo sin ninguna que distrajera.. puffff).

Como es normal, los Lunes están en la lista negra. Soy como Garfield… (y como casi todo el mundo), ¿a quién le sientan bien los lunes? después de haber estado “descansando” el fin de semana, volver a la rutina… además, estás sin fuerzas, descentrado, la gente está más tocanarices porque para ellos también es lunes y también están hartos…

Los martes están también en la lista negra. ¿por qué? lo de levantarte el lunes, puede ser cosa de un día… pero es que hacerlo el martes.. ya es repetir, ya si que significa que es otra vez… Además, por un extraño motivo los martes y los jueves me caen mal. Y esto puede tener relación con el cole, con las clases que me tocaran… o que los martes y jueves tenía natación y odiaba ir a natación… además, no solo tenía natación… no tenía baloncesto, que me encantaba. Así que no me gustaban.

Los miércoles me caen bien. No se meten con nadie.. es el tercer día de la semana, pero solo quedan dos más de sufrir… no cuatro… :D ;D;D además, tenía baloncesto, casi todos los cursos tenía educación física, dibujo, música… asi que estaba bien el día.

Los jueves los odio a muerte. Ya estaba cansada de la semana… además me tocaba danza con una profesora que odiaba y me odiaba, y no soportaba sus clases (y a mi la danza me molaba, pero consiguió que la odiara, y que una andaluza no sepa bailar sevillanas sin inventárselas…). Además como he dicho antes, tenía natación, no tenía baloncesto… y siempre me tocaban las peores clases.

Los viernes me gustan… tenía baloncesto,.. y puedo decir “MAÑANA NO VENGO!!!!” y como que ver las cosas con un fin tan concreto… anima y resta importancia, además, es viernes para todos y están como más relajados.. “pufff, lo dejamos para el lunes” (día que odiamos), no merece la pena complicarse un viernes, no vayas a salir más tarde, o se vaya a quedar a medias y tengas que esperar de igual manera… así por lo menos no te retrasas ni te complicas un viernes. Además… salimos… y en mi caso veo a mi chico ;D;D;D;D;D.

Los sábados… bueno.. la verdad es que me son indiferentes en cuestión de simpatías. Me caen bien porque generalmente no curro, puedo descansar, puedo salir, vuelvo a ver a mi chico… están bien, aunque no me gusta el nombre. (No me gustan los nombres “martes” “jueves” “sábado” “domingo” me suenan redondos, pero si que me gustan los nombres “lunes” “miércoles” “viernes”… me suenan mejor.. no me gustan los números redondos… (cero, seis ocho…) y L-X-V me suenan más a cuatro, nueve… (mis números favoritos). Asi que por un lado me caen bien, por otro no tanto. Además, durante muchos años tenía los partidos los sabados y siempre estaba deseando que llegaran los partidos.

Los domingos… aysss… me suenan redondo… además… eso de pensar “mañana tengo que madrugar” “se acabó”… como que no… es el día por excelencia de pasarselo en pijama comiendo helado sin hacer nada… aunque casi nunca lo hago,.. suelo usarlos viendo a mi nene, deberían gustarme… pero es que nos vemos eso… y es “la víspera del lunes” entonces… pierde.. no me gusta.

En fin que de siete dias me gustan dos: miércoles y viernes. Miercoles me gusta como suena… pero viernes se acerca el descanso… salimos.. veo a mi nene…
Uno indiferente: sábado.
y cuatro que me caen mal y los odio: lunes, martes, jueves y domingo.

Y de los meses… pues podría hacer lo mismo..
Enero me cae bien, me gusta como suena…
Febrero.. una vez más soy como Garfield.. lo odio.. es como el sobaco del año.
Marzo.. no suena mal, aunque no me gusta mucho… me es indiferente..
Abril me gusta también como suena… tirando a me gusta…
Mayo me encanta. No se por qué… quizá porque tiene muchas fiestas, y los días que no eran fiesta en el cole era cuando mas clases perdíamos por “el mes de las flores”… el caso es que no había una semana completa con clase. Además… ya empieza a hacer bueno sin cocernos.
Junio… nos daban las vacaciones.. aunque no me gusta como suena.
Julio… demasiado calor, ¿no?
Agosto.. no me gusta mucho como suena, pero es el mes de mi cumple, y el que siempre he estado de vacaciones. Imposible no quererlo. Aunque de no ser por eso no me gustaría, lo reconozco.
Septiembre, me gusta como suena, y es el mes número 9. A pesar que significa la vuelta al cole, el fin de las vacaciones… pero..
Octubre no me gusta, me suena redondo.. aunque es el mes que empecé con mi chico… y conozco muchas parejas que empezaron en este mes.. será el mes del amor.
Noviembre, tampoco.. no sé, no sé qué decir… no me gusta demasiado…
Diciembre, me gusta también como suena.. vacaciones… la cola del año… por fin te lo quitas del medio… no esta mal tampoco…

Vamos, que los meses me caen mejor que los días.. jaja.

Escriba un comentario