Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Reencontrando amigos


El viernes quedé con un amigo que hacía… unos 8 meses que no veía… y a pesar que antes quedábamos todos los findes… los últimos años… nos vemos una o dos veces al año.

Ya escribí de la penúltima vez que nos vimos, que vino con otro gran amigo…

Vino a verme a la piscina, que estaba más aburrida que una seta… sola toa la tarde… y dando vuetas al coco.. y eso nunca es bueno… y estuvimos allí dándonos palique… contándonos todos los cotilleos de todos los del grupo.. que no eran pocos (los cotilleos)… y comentándolos por supuesto, destripándolo todo… y recordando un poco viejos tiempos, aunque mas que recordar viejos tiempos estuvimos poniendonos al día… jajaja. Aún sigo “flipando” con algunos de los cotis… jajaja ¡¡¡¡no me lo puedo “de cree”!!! jajaja. x con y!!!!!! ¡¡qué fuerrrrrte!!, ¡¡¡qué humillación como mujer!!! jajaja.
Impresionante la paciencia de z, y el 0 a 100% de w, el intento de trío de v con u… jajajajaja. ¡¡Qué fuerrrrrrrrrrrrte…jajajaja!! ¿¿Cómo me he podido perder todo eso!!!

Eso me lleva otra vez a eso de “no puede pasar tantísimo tiempo hasta que nos volvamos a juntar” pero pasará… (aunque me ha dicho que vendría el viernes que viene también a hacerme compañía…) y es que es verdad… hay que ver como cuando crecemos cada uno va con su vida y poco a poco va dejando atrás a los amigos de todas las fases (hace no mucho que vi a uno de los de la uni… para que me diera un masaje… que no le veía desde diciembre)… empezamos con el “a ver si quedamos” pero luego nunca quedamos, nunca llamamos, o no podemos y se queda en un intento…

De este chico… nos lo pasábamos pipa de peques… me reía un montón con él, y era uno de los dos con los que mejor me llevaba y a los que mas quería (y mas me querían) estábamos todo el rato de cachondeito… son súper salaos… de pequeño era el mas “rarito”… y ahora de mayor es el más normalito… (es que nos dimos cuenta que nuestros amigos son muy raros… jajajaja). Pero una vez más me encantó ver que a pesar que nos vemos poquísimo y hablamos solo cuando nos vemos (ni nos llamamos, ni nos escribimos ni na de na… somos unos perracos) nos seguimos queriendo un montón y teniendo un cariño enorme… seguimos teniendo ese buen rollo de siempre como si nos vieramos todos los días… eso anima.

Así que… no me enrollo más… que como siga acabo comentando los cotilleos… jajaja, y no quiero hacerlos públicos… porque vale que sea un “alucina vecina” y tenga nombre de fuente de cotilleos… pero… ¡¡¡yo no soy maruja!!!! (ni na) jajaja.

Escriba un comentario