Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Estoy cansada de ser la puta de todos.


Directo, pero real.

Si os preguntáis a qué viene esto ahora… es que me ha picado la mosca, y no estoy con la regla. Pero son muchas pequeñas cosas que voy dejando pasar, pero es que al final me he convertido en la puta de todo el mundo. Soy absolutamente transparente, excepto cuando necesitan a alguien a quien joder, que ahi se desvanece mi escudo de invisibilidad y se convierte en lucecitas de neón (claro, de puticlub). Una vez salvados sus culos, vuelve mi manto de invisibilidad hasta la próxima.

Y lo gracioso es que parece que se ha extendido el rumor y me pasa con todo el mundo. Hasta de los que menos te lo esperas… Eso me pasa por ser buena gente… y es que no aprendo. Pero algo me da que si “aprendo” será aún peor para mí, por lo que mi única opción es seguir siendo la puta de todos por un precio de mierda (si es que hay precio). Pero eso no quita que esté cansada. MUY CANSADA.

No sólo no se tienen en cuenta los “polvos”, sino que encima cuando hay que perjudicar a alguien… ¿hace falta que diga a quién le toca??. Creo que no.

Creo en la “Ley del Karma” y sé que todo el “bien” que haces te vuelve recompensado… aunque se hace de rogar… y (aquí voy a soltar la mayor burrada que saldrá de mi boca, o de mis dedos). Pero como me compense tantas veces que me han “follado” y venga multiplicado se me va a quedar el coño… como un túnel por lo menos.

Y no sigo escribiendo, porque hoy me tocaba contar que hace un año que soy warrior, pero con la mala leche que tengo encima… necesitaba soltarlo antes de escribir sobre ese acontecimiento feliz.

Escriba un comentario