Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

1 AÑO WARRIOR


Hace poco cumplí un un año pumper…. Y si hice los cursos solapándose… Era de preveer y no necesario tener una gran memoria para poder decir… ¡¡QUE HOY HACE UN AÑO QUE ME CONVERTÍ EN WARRIOR!!!! :D :D:D:D. Hace un año que cumplí uno más de mis sueños.

Un año después… Vuelvo a lo que decía en Pump, han cambiado muchas cosas, pero otras muchas siguen igual. A estas alturas he dado un montón de clases (bueno, no tan montón), pero en este momento sigo deseando que me den más (o alguna ahora) y cada vez lo veo más difícil.

Recuerdo mi primera clase… pero no como profe, sino como alumna. Fue con Christina, y me gustó mucho, siempre me han atrído las artes marciales. Pero después llegó el lunes. “Joder, la da un chico”. Esa sensación me duró unos… 30 segundos de clase. Impresionante el muchacho. Técnica, conexión y simpatía, coreografía, instrucción… magia al fin y al cabo. Me enganché a la clase y empecé a no perderme una del horario. Al poco me sabía las coreografías también como él. Me compré las primeras vendas en el Decathlon… las negras… aprendí a ponérmelas, me ponía modelis de combat… empecé a ser una de las frikis. (Así en parte me uní a las otras… jaja). De hecho daba dos clases seguidas en dos sedes diferentes… daba una y salía corriendo para llegar a la otra en otra sede.

Aquí como alumna, allá por diciembre de 2006… En una máster. Ahí empezaba a ser una friki, ya llevaba modelis combat aunque más rudimentarios)

Chris se dió de baja y empezaron a aparecer profesores que… en fin, yo me sabía mejor la coreografía, y de hecho les tenía que decir qué era lo que tocaba… Entonces me sacó Jesús al escenario con él. (Luis había sacado a mucha gente, a todas mis amigas menos a mí… llegué a pensar que me tendría manía… o me faltaba veteranía… Nadie quería subir nunca, y yo siempre estaba deseando que me sacaran.) Fue subir al escenario y terminar de convencerme: YO TENÍA QUE ESTAR AHÍ, pero llevando la batuta. Fue una sensación… Una revelación.

(En el escenario con Jesús y mi compi Ra, en el día de carnaval :D ¡Qué recuerdos!)

Al poco empecé el curso de aérobic, vino el sexy (jajaja, las brujas de las nenas decían que estaba enamorado de mí.. jajaja) Y él no sólo me sacó una vez.. ¡¡¡Me sacaba todos los días!!! Jajaja, y yo más feliz que un regaliz. Porque tenía mejor técnica que él (Luis es un buen maestro), me sabía la coreo mejor que él, y si me hubiera dejado el micro seguro que lo haría mejor… Pero me lo pasaba genial con él ahí arriba… la gente me decía que prefería seguirme a mí… jajaja. Esas son cosas que van animando.

Me saqué el curso de profe de aérobic, volvió Chris, y ella me sacó TODA LA CLASE ahí arriba con ella, para que me acostumbrara a estar ahí delante. Menudos favorazos me hacía esta mujer. Siempre me preguntaba si quería salir.

(Aquí en la presentación del combat 31. Acababa de terminar el curso de aeróbic, o estaba en ello, salí corriendo para llegar a la presentación. No sé si era una señal, pero iba “a juego” de colores con los profes :D ).

Entonces empecé a trabajar en PYF. MI hermana y Floren fueron al curso… Y yo no hacía más que dar la tabarra a Justo que cuando me mandaría al curso y el siempre contestaba “Ya te mandaré”.

Hasta que un día… subió a la piscina, y me tiró a la mesa un papel con mi nombre (completo) que tenía subrayado en fosforito BODY COMBAT 14 – 15 Y 29 JULIO. Iba al curso de combat
Casi me da algo de la emoción. Me tiré dos semanas diciéndoselo a todo el mundo. Iba todo el día “¡¡¡VOY AL CURSO DE COMBAT!!!!” Todo el mundo sabía que iba al curso, los que me conocían (que estaban más que hartitos de que lo dijera) y los que no (que pensaban que estaba loca).

Y me levanté el día 14 de julio… Para ir al Virgin de las Rozas a empezar el curso. No había podido dormir casi nada de los nervios. ¡¡IBA A HACER EL CURSO DE COMBAT!!! Recogí a Luciano, y allá que fuimos… y volvió a aparecer… EL COME ON WARRIORS!! Éso ya si que era lo máximo. Hacer el curso de combat, y con él. Lo mejor de lo mejor.

El curso ya lo conté el año pasado, pero estaba como una niña pequeña, encantada, con mi ídolo ahí… Encima eramos poquísimos y fue súper personal, correcciones a más no poder, es lo que tienen los grupos reducidos, que son una pasada, todos nos hicimos muy amiguetes. (Sobre el curso hablo aqui y del final

El curso fue mágico. Hace un año no tenía palabras para describir lo que había sentido. Y ahora, sigo sin tenerlas. No puedo olvidar tantas cosas…
No puedo olvidar esa máster con Oscar sin micro… con la música de la sala de al lado, y que era la única o casi que se sabía la coreografía.
No puedo olvidar las presentaciones (aunque el “KIA ORA” que más me marcó fue el del pump… El primero. Choca manos, y junta nariz mientras miras a los ojos… ¡¡Con Óscar!!! decir los nombres… y no sabeis lo que me pudo llenar un detalle tan tonto, como que después de saludarnos, Óscar repitiera mi nombre para acordarse bien y no olvidarse, de hecho fue uno de los primeros que se aprendió. No sabeis lo increíble que fue para mí ese detalle).
No puedo olvidar nuestros cambios de identidades, cuando pasé a ser “COYOTE” con guardia incluída. No puedo olvidar cuando nos tuvimos que inventar una kata entre todos y prácticamente se hizo lo que yo decía… Mientras el resto asentían, y algunos, como Alvarito (fue de los pocos) que opinaron más allá del “Me vale” Bajo la mirada de Óscar.
No puedo olvidar dirigir el kata. (Aún me acuerdo de los movimientos).
No puedo olvidar el reto.
No puedo olvidar la marca del sol que se me quedó después de tantas horas luchando bajo el sol abrasador del medio día en una cementá sin sombras en pleno mes de julio.
No puedo olvidar la sensación tan maravillosa de golpear al saco, tirarlo de una patada, o de un codazo.
No puedo olvidar lo impresionante que es ver la técnica de Óscar desde tan cerca.
No puedo olvidar lo que es golpear a un compañero con las almohadillas hasta que tengan que decirte que pares ya.
No puedo olvidar a Eri (Elektra). Ni al resto, Iceman, Halcón, Bruce Lee, Neo ;) , Wolverine ;) , Vegeta.
No puedo olvidar a Alvarito y sus gingas.
No puedo olvidar el torso sin camiseta del Come On Warriors.
No puedo olvidar la mejoría de todo el grupo.
No puedo olvidar el estar todos tirados en el suelo medio muertos, sin poder con nuestra vida, y ante la petición de una más… levantarnos y darlo todo.
No puedo olvidar a Óscar sentado encima de un saco, mirándome a los ojos y diciendo “sé que puedes más”…¡y poder!.
No puedo olvidar ese cícrculo mágico.
No puedo olvidar esa lucha imaginaria con “Eyes of the tigger”.
No puedo olvidar la complicidad que tuve con Óscar respecto al chileno.
No puedo olvidar el que me tocara dirigir la kata de piernas al sol tras el reto.
No puedo olvidar cómo nos tuvo Óscar con las patas en alto para la técnica de patadas.
No puedo olvidar el momento del juramento del combat.
No puedo olvidar mi primera presentación con la de Pink.
No puedo olvidar la segunda presentación con la de Pink y que en las patadas laterales Óscar preparó una pelotita de papel para tirarme y que la pateara.
No puedo olvidar esa mirada y ese “¿me estás vacilando?” de Óscar cuando presentando el track de Pink empecé a decir que el punch tenía que ser “fuerte, potente”. Jajajaja.
No olvidaré ese “Y luego soy yo el que no sabe inglés” de Óscar cuando a mitad de mi presentación (de Pink todavía) digo “Y ahora… un golpe… árate.. ¿Panch? ¿Punch? ¿Cómo se llama?
No puedo olvidar la presentación del Muay Thai que con las trenzas parecía el muñeco diabólico, con badana y todo… jajaja. Y Óscar marcando la aceleración para que no me pasara.
No puedo olvidar el concurso sobre BC que hicimos y como Óscar nos trampeaba las respuestas para que no fuera mayor la paliza (en uno de los equipos estaba una friki muy muy muy muy friki del combat que se sabía todas… Igual así alguien puede pensar que la friki no era yo.)
No puedo olvidar el ruidito que teníamos que hacer para trasformarnos en vez de sonar el “Meeeec”.
No puedo olvidar que BC 32 no me gustaba nada, y acabó gustándome.
No puedo olvidar cuál es la bebida favorita de Bruce Lee… Wataaaaaaaaa.
No puedo olvidar los penalties de 10 jumping jacks, 10 abdominales y 10 fondos.
No puedo olvidar los deberes que nos mandaba Óscar y cuando ninguno salvo Eri nos enteramos de algo…
No puedo olvidar cada sonrisa, cada momento, cada puñetazo y cada patada, cada corrección…
No puedo olvidarlo. No quiero olvidarlo. Lo repetiría una y mil veces. Creo que no me alegré tanto de terminar la carrera, como de hacer este curso. Y eso son palabras mayores.

Aquí con mi maestro COME ON WARRIORSSSSS, mi ídolo (y del gym, que sigue siéndolo). Don Óscar Peiró.


Aquí con mis compis del curso de combat :D

Si dar clase para mí es mágico, dar una clase de combat… ya es más. Mucho más. Ya sea como alumna o como profesora. Sigo yendo como alumna. Sigo disfrutando de la técnica y la clase de Luis (aunque estuve un par de meses sin poder ir… pero cuando volví…

He salido al escenario con todos. Por fin.
César me sacó en el comienzo de BC34 que no se sabía un track y me pidió que saliera para recordárselo.
Y Luis por fin me hizo salir con él un medio día. Y desde entonces hemos subido un montón de veces. Me acuerdo sobre todo de una que me dejó flipada . Pregunté si la iba a dar él, y me dijo que no. Después me llamó a casa que sí que la iba a dar él, que si quería bajar y dar un par de tracks con él ahí arriba Y cuando me presentó, me presentó como su igual “Una compañera COMO YO, profesora de combat COMO YO, que ha hecho el curso COMO YO…” Casi me echo a llorar y le doy un abrazo.

Me ha sacado un montón de veces, y más que quiero subir. Por mí subiría siempre. Recuerdo la clase en la que me sacó por primera vez. En el track 3. En el 8 quería que saliera alguien con él, nadie quiso, sólo yo levanté la mano.. y volví a salir con él.
Pero de las mejores, salir con él a un lado y Josemi al otro :D .

Chris también me sacó por esa temporada, de hecho fue ella la que me dejó estrenarme con el micro, y dar el track 6 antes del exámen.

O cuando me escapé para dar combat con las nenas, en vacaciones…

En este año también he dado clase con Jorge (ya sé que lo he dicho) Pero él me ha hecho sentir un adelanto de lo que era una máster class, con él he dado arriba una de las clases más chulas de la historia . Y no sólo ha sido una. Siempre me ha tratado estupendamente cuando he ido a verle. Y eso es de agradecer, porque él es otro de los grandes del combat.

De mi primera clase… Cuando Justo me dijo que iba a dar esa clase… Si con el curso me puse pesada, con la clase ya… Fue perfecta, la gente encantada, no se creían que fuera mi primera clase. Impreisonante, de las mejores. No sé si por la magia de la primera o por qué.

Después cuando empecé a tener mi clase fija, empezar a conectar con los alumnos, conocerles, hablar con ellos, que van tomando confianzas, que salían conmigo, pedían tracks… Lo que habré presumido yo de ellos con eso que saltaban todas las rodillas del muay thai y gritaban sin que lo pidiera.
Me han regalado vendas, camisetas, chocolatinas… Son unos verdaderos encantos.

Aunque pasa lo mismo que con el Pump. He tenido clases en las que me quería ir, he tenido semanas de bajón, he tenido momentos en los que estaba a punto de mandarlo todo a la mierda… pero siempre iban a mejor luego.


Dando clase, aunque es la presentación con mis compis… pero dando clase, esta vez salgo “al otro lado”.

De mis alumnos… Recuerdo una pareja de chavalines que no daban pie con bola, que empezaron a meterse… y que si les miraba o les sonreía, o les decía algo a ellos… Les alegraba el día. Y se les notaba cómo se les iluminaba la cara.. y si ya me acercaba a corregir, o a que me golpearan… Eso mola. Ellos me recordaban a cuando yo era socia y a Luis se le ocurría lanzarme una sonrisa o un guiño entre toda la gente que había. Me alegraba el día.

También están Jose y Fernando… que son… No sé cómo describirles… El dúo dinámico… no se. Son dos hombres mayorcillos, uno loco como una cabra, el otro más pausadito, que los pobres le ponen empeño, pero van desacompasados, son los que más gritan. Fernando fue quién me regaló la camiseta, las vendas…

Está por supuesto mi Lauri. Es mi niña. La adoro. Me regaló las vendas amarillas y las rosas al final me las quedo también, me trajo las naranjas… La adoro.

Moni, también, una que se enganchó más tarde al combat pero no se perdía una.

Mari Ángeles, Fernando, su hermano, Monique, aysssss… no me acuerdo el nombre de la otra mujer… ni de las dos chicas que vienen más en serio… (Mala memoria cómo me jode). Estos son el grupillo de frikis… Se bajan la música, los vídeos, vendas de colores, se la saben a la perfección… Cuando yo era alumna era como ellos.

Y luego más gente que iba cuando podía, otras que no me acuerdo de su nombre tampoco, que le ponen un empeño enorme y poco a poco van mejorando, chicas que no hacen mucho deporte pero las encanta el combat.

Ana merece también especial mención. Una mujer con 67 años (creo que me dijo). En primera fila, en la bici, en el combat, en el pump, balance, se sube a piscina… está hecha una chavala.

Les quiero a todos muchísimo, gracias a ellos son las clases. Aunque a veces me lo hayan hecho pasar mal. Ver cómo se preocupaban si tenía mala cara, seguir aunque me equivocara… muchas cosas.


Con algunos de los alumnos. Como esta foto es el la presentación de la tarde, y muchos además se habían ido, faltan muchos de los míos, pero están algunos :D

También en este año, hace bien poco, he cumplido otro de mis sueños…PRESENTAR. Fue casi de casualidad, gracias a Miguel que al final me dejó. Con Moni y con Luciano. Si dar clase es una pasada, presentar es un mundo aparte. La gente está más receptiva, es nuevo, les encantan las master class, varios profesores… Es algo que merece la pena. No tengo palabras


Con mis compis de presentación. Una vez más. Gracias a todos por dejarme cumplir este sueño.

Otro de mis sueños, objetivos. Dar clase en Cronos (siempre será la sede que lleve en el corazón). He cubierto a Luis… Lo cual recuerdo que la primera vez iba con un cague encima… porque no era sólo dar una clase, sino cubrir al “maestro”. El listón estaba demasiado alto, tiene un público muy Luisista y cualquiera que no sea él… Pero sobreviví, he dado más de una.
Incluso tuve que salir una noche de la piscina para dar la clase del lunes a las 21.00 otro gran sueño. Darle clase a mis niñas. Aunque sólo estuvieron dos.

Y los reciclajes… Hubo quién me dijo que era un rollo, pero volver a ver a la gente, volver a dar una clase con el Come on Warriors, ver una coreo nueva, vernos a todos los profesores como alumnos sin saber qué viene (o bueno, los que nos bajamos los vídeos antes algo de idea tenemos). Bajar los vídeos y la música desde un mes antes (bueno, un mes antes intentándolo) por no poder esperar ni un minuto más… Trapichear, conseguir las notas, empollarnos las nuevas coreos cada vez con más ilusión. Pensar que no se pueden superar… y ver que se han superado… ¡¡¡ME ENCANTAN!!
He ido a tres recis en en el primero me lo pasé genial.
En el segundo casi muero porque iba después de las paperas…
En el tercero casi muero por animal, y casi voy sin pantalones…
Y el cuarto fue increíble con Glen, Thomas y Óscar.


Con Thomas presenter francés, del combat con el que nos formamos BC32, y del BC36 junto Come on Warriors (o You change my world, you change the world… pero eso es mu largo) de BC31 y BC36 y ¡¡¡NUESTRO TRAINER!!!!

Lo que es para mí Body Combat…. No he cambiado en absoluto mi manera de pensar. Es algo que me encanta, me apasiona. Es una clase que me encanta. No puedo explicarlo sin que suene a enfermedad mental. Pero es casi una droga. Sigo haciendo locuras para poder ir a las clases.

En el Pump decía que echaba de menos un feed-back, que sentía la necesidad de algo así… Pues si en Pump lo necesito… En Combat que es “MI PROGRAMA” la necesidad es casi insufrible… creo que me voy a grabar en mi casa con la cámara del móvil… Necesito que alguien me diga “está bien que expliques esto” o “No hace falta que expliques esto”, que me diga “En el upper mejor haz esto” o que me diga “¡Cómo has mejorado la patada lateral!”. Lo necesito. No me vale lo que digan los socios. Casi ni me vale lo que digan los compañeros. Aquí me dá mucha más rabia no poder grabar el vídeo y mandarlo.

De ropa y vendas… He pasado de ir con lo mismo que a cualquier otra clase, a tener mis “modelos de combat”, los militares, la camiseta militar, los pantalones anchos verdes, los anchos rojos, los de kimono, los de las tiras, los de las otras tiras… los tops de puti( que me compré en la Feria del Fitness ), las camisetas de combat… Ropa que sólo me pongo para las clases de Body combat.

Y de vendas… He pasado de no llevar nada, a comprarme las negras en Decathlon, después las rojas… Y ahora tengo amarillas, naranjas, rosas, negras de combat, azules, rojas, negras… Guantes de pegar al saco… Y en busca y captura de unas blancas y unas verdes. Muy friki, lo sé, pero es una colección.

En cuanto a mi técnica. Digo yo que desde que me metí en la primera clase detrás de una columna, que poco a poco fui tomando confianza y avanzando posiciones hasta la primera fila (y escenario). Habré mejorado, ¿no?. Las patadas frontales aún me quedan por mejorar, aunque Jorge me hizo súper feliz diciendo “¡¡Qué buena patada frontal!!”. En las laterales y circulares ya las doy mucho más altas sin perder técnica. El saco y los ejercicios de Óscar ayudan de verdad. Con los puños… seguro que tengo que mejorar, pero el puchin me esta ayudando mucho a mejorar la velocidad en los jabs… Los codos… Las rodillas más altas… aunque necesitaría alguien que me corrigiera, porque… no te ves bien a tí mismo, y menos en una clase. Yo veo a los demás, pero a mí no, y el espejo… tampoco me hace mucho… Una razón más para necesitar el feedback.

Casi se me olvida… hacer una “sección” para mis profes de combat. , entre los que están mis ídolos del combat.

COME ON WARRIORS. Óscar. ¿Qué voy a decir de él que no haya dicho dos mil veces? Es mi ídolo. Desde que le ví en el vídeo de BC31 con su inglés de “Vallecas” sus “COME ON WARRIORSSSS” “FUERTE POTENTE” “LONGER, AND DEEPER” “knee up, heal down” “we are in the training zone” … me cautivó. A mí y a todas las nenas del gym. Lo primero que pensamos “este es español”. Cuando Luis nos lo confirmó ya si que terminamos de adorarle. Vaya par de… para ponerse ahí delante de todo el mundo. Pero nos flipó sobre todo su técnica, cómo transmitía, cómo lo hacía de puta madre y ese grito de guerra… era lo que necesitábamos. Que teníamos un mal día ¡¡¡COME ON WARRIORSSS!!! que estabamos sin fuerzas.. ¡¡¡COME ON WARRIORS!!!! Sin conocerle le teníamos un cariño enorme. Estábamos todas deseandito conocerle… por verle en un vídeo. Entoncesllegó la Feria del Fitness… y Marta había “hablado con él” por la comunidad de Les MIlls (y yo le había dejado también un mensaje, creo) Y cuando quedé con ellas y me dijeron que le habían visto y le habían saludado.. las odié. Después Marta me le presentó y le dije “algún día seré tu alumna”.
Y un par de meses más tarde… mientras esperábamos en la puerta del Virgin para el curso de pump, un grito rompió el silencio del sueño que teníamos “¡¡¡ES EL COME ON WARRIORSSSSS!!!¡¡¡NOS LO DA OSCARRRRR!!!!” todos me miraron como diciendo “ya tenemos la loca del curso”… jajaja. En el curso, demostró que no es sólo un chupacámara… (jajaja), y ya cuando le vimos en combat… pufff. En su salsa. Menuda máquina. Qué clase. Pero lo que más me llama la atención de sus clases es la técnica. ¡¡Qué limpia!! Le ves dar una patada y dices ¡Qué fácil! Pero lo intentas y… mejor no digo el resultado. Además tiene un carisma, una simpatía… Y verle en el curso, no solo dando una clase de una hora y punto. Me encantó. Y su chica también. Vaya par. Y poder aprender de él. No tiene precio. GRACIAS OSCAR.

Luis… Otro del que no puedo decir mucho más de lo que he dicho. Mi maestro. Con perdón de Óscar… pero cuando llegué a Óscar llevaba casi un año dando clase con Luis, y ya sabía bastante, a Luis llegué completamente virgen (en ese terreno). Fué él quién me enseñó qué es un jab o un cross, cómo se da una patada o qué tipo de track es cada uno. De las clases de Luis… pufff, Menuda suerte he tenido dando con un profe como él. Técnica impresionante (otro puro y limpio como Óscar), coreografía al detalle (si es que se sabe hasta las bromas y lo que dicen, y TODO), instrucción increíble, explica, corrige, conecta, es simpático, salao… Sabe crear la magia. Todo el que va a su clase sale asombrado de lo bueno que es. Lo malo… que deja a los demás peor, cualquiera que no sea él… hacerle una suplencia es como decir “pufff, ya me van a mirar mal”. Y eso es algo que él ha conseguido, se curra las coreos y se nota. Es muy bueno, si no de qué iba a estar tan encantada. Fue por su culpa por la que me he aficionado tanto al combat, quizá con otro profe, simplemente me hubiera caído bien el combat. GRACIAS LUIS.

Jorge. Con él he dado menos clases, pero… es otro “monstruo” pedazo de técnica. Es más serio, y da las clases sin micro, pero conecta, y sabe transmitir hasta con la boca cerrada. Es increíble verle en acción también. Y un encanto de chico. Sus alumnas le adoran, y tienen motivos.

Luciano. Mi compi. Se formó conmigo, y de él me ha encantado ver el cambio, de “¿Y este va a dar clase?” a “¡¡Eres el amo!!”. La gente le adora, y aquí entre nosotros… es lo mejorcito que queda.

Alvarito. Si tengo que decir quién ha mejorado más, y quién ha crecido mucho en este año como warriors… es él. De llegar sin “ni papa”, sólo técnica que tenía de artes marciales… ni música, ni instrucción ni na… ahora es… la leche. Nos abandonó y me quedé con las ganas de dar una clase con él, pero… por lo que veía cuando bajaba ha dado un gran cambio. Ha mejorado, y ahora… no le he visto, pero podría estar a la altura de los más grandes. Sigo teniendo ganas de verle en acción… cada vez más.

Chris. Bueno… no puedo decir mucho, porque iba a decir quienes eran los amos del combat… Chris el problema que tenía es que era super irregular, hacía lo que quería, cuando quería y cómo quería.. lo mismo daba una clase genial que no daba pie con bola. Muchos años en el combat… supongo que es normal. Además, su gran problema es que estaba picada con Luis… y eso la perdía.. que el chavalín encandilara y la hiciera sombra… Pero conmigo fue la que mejor se portó, por eso la tengo mucho cariño.

El sexy. Qué gracioso, ni técnica, ni coreografía, ni instrucción ni nada. Desesperaba a la gente, pero a mí me hacía gracia y me caía bien… Además, no le entendíamos ni papa al pobre… recién salidito del horno estaba.

Jesús fue otro de mis profes. El tío le ponía empeño… pero era demasiado grande, y le faltaban aptitudes, pero lo intentaba y luchaba…

Justo. He de reconocer que a pesar de su mala leche, era bueno, aunque fue perdiendo con el tiempo… Pasarán a la historia sus fondos por todo… eso lo hemos cogido muchos…

César. Otro que también ha mejorado. Hizo el curso con mi hermana, y se le va la cabeza en algunas cosas, le falta un “algo” pero va mucho mejor, y está bastante bien la clase con él. Me gusta.

Y lo dejo ya… jajajaja. Que he hablado de muchos. Pero ya sabeis, los principales Luis y Óscar, ¡¡MIS MAESTROS!!!! seguidos por George ;) .

El come on, con Sarita en la feria del fitness.

Sigo tan “desesperada” por dar clases que pierdo vacaciones, días de descanso por hacerlo, el viernes no va a ser la primera vez que tenga un día libre y me ponga a dar clase en otro sitio…
Me pierde dar clase, me encanta, me apasiona. Lo amo. Soy así. Creo que soy una de las personas, por no decir la que más que más ilusión la hace dar una clase (y la que menos da). Incluso he dado clases sin cobrarlas. Y no me importa. Lo que me gusta es darlas. Es lo que me llena. Es lo que más me llena. Por eso sigo en el gimnasio (aunque la cosa está chunga y parece que mi motivo para quedarme se desvanece… Pero no quiero dar la nota amarga con esto.)

He escrito uno de los post más largos… y aún me quedan taaaaaaantas cosas por decir. Tanto escribir para no haber expresado qué es para mi llevar un año siendo Warrior. Y puedo escribir mucho más, que no conseguiré expresarlo. Así que creo que ha llegado el momento de empezar a poner unas cuantas fotos y a colocarlas… Para terminar con un…

KIA KAHA

  1. Neo Alvarito Dice,

    Jejeje sabes que en muchas de las cosas opino = que tu… pero te ekivocas en varias cosas jajja luci no es d lo mejorcito, es lo mejorcito q se keda!!!!! y si no has combatido cnmigo es xq no te ha dao la gana jajaj o preferias ir a ver culos x ahi…. aunq bueno de alumnos en alguna clase d luci si hemos estado ;)
    bueno q recicles bien el dia 27 jajajaj para ese dia ya me sabre el bc 37 jajajaj

  2. Ruben Dice,

    Que buenos enlaces !!! jejeje
    al final… no voy a tener que hacerte el video.
    un besito !

  3. Darynk Dice,

    Yo apenas empiezo con las clases d body combat y la vdd ya me enamore de estas clases, nunk me habia gustado tanto algo!! hasta ahorita no he fallado a mis clases claro q llevo solo 3 semanas pues apenas empieza en mi gimnasio!! la vdd me gustaria saber donde comprar las vendas para bodycombat, quisiera me dijeras donde conseguirlas

  4. coyote Dice,

    En casi cualquier parte.
    En el Decathlon, en el corte ingles… en muchas tiendas de deportes…
    las de colores más raros (naranjas, rosas…) por internet tambien las venden…

Escriba un comentario