Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

¡¡Me he estrenado en Body Balance!!


Acabé el curso allá por un 9 de febrero… y hoy, 1 de agosto, he dado mi primera (y mi segunda) clase. Estudiándomelo esta semana, la verdad… Jajaja.

Con un total de 6 alumnos entre las dos clases… Jajaja. Pensaba que me iba a librar de las dos… pero al final… 2 en una y 4 en la otra.

La verdad es que Luis tenía razón cuando me dijo que la 39 era muy fácil y me la aprendería enseguida. El mismo lunes ya me la sabía y sólo me la tenía que repasar… Así que genial. No he metido la pata hoy… o bueno, si me he pasado con alguno no se ha notado… (Es lo bueno de las posturas mantenidas, que aguantes dos segundos más o menos…)

Pero me he visto muy bien. Me he dado cuenta que realmente sí que se nota que llevo más tiempo dando clase, y aunque no hubiera dado un balance, al dar de lo otro… era más de lo mismo, solo cambia la coreo. Tranquilidad y explicaciones… y sentirme como una tabla… jaja. Aunque con la 39 se nora menos.

Me ha hecho muchísima ilusión estrenarme con Body Balance por fin. Me gusta el programa, y me encanta dar clase. Además, en el balance puedo sacar mucho los conocimientos que tengo de la carrera. Y como sé la importancia de muchas cosas, puedo marcalas más.

Por eso no me ha molestado tanto dar la clase con tan poca gente… Quería estrenarme. Además me ha gustado ver cómo a la gente le estaba molando (Incluso me atrevería a decir que les chocaba que explicara tanto y tal… Como si no fuera lo habitual… No sé…)

Me estoy dando cuenta, que estoy hablando de Body Balance, pero… ¿Qué es Body Balance? (Armonía, equilibrio, flexibilidad… Jajaja. No se me olvidará cómo las de recepción decían los mensajes… jajaja).
Body Balance es una clase en la que mezclamos yoga, taichi y pilates. Es uno de los programas de Les Mills. En la clase, te transportas a un mundo aparte, es una clase diferente. Trabajamos cosas que, aunque no deberíamos, a veces dejamos un poco olvidadas… Como la propiocepción, la interocepción, los trabajos mantenidos, los estiramientos, las aperturas de cadera y rotaciones de espalda para liberar… Trabajas de una forma diferente, se suda, aunque tú te asomes al cristal y apenas veas movimiento y pueda parecer más aburrido o “de viejas” no lo es en absoluto.

Tienes un calentamiento de tai chi. Donde te introduces en la clase.
Los saludos al Sol de yoga, en los que ya te cansas pero bien.
El trabajo de fuerza donde te “hundes” al ver que tus piernas a pesar que mueven un montón de peso se ponen a temblar de mantener el propio peso del cuerpo un ratín. (Eso o te deprime con el peso… jajaja).
Vienen los equilibrios: aquí trabajamos propiocepción, y otra vez fuerza de las piernas, equilibrio… es un track que me suele encantar.
Les siguen las aperturas de cadera… aquí es donde veo que soy un tronco, y que mis caderas no se abren nada… a ver si voy a que me las coloquen… porque eso me huele a que tengo los huesitos descolocaos, no es normal que no me dé…
Vuelve un trabajo duro como él solo: los abdominales (generalmente de Pilates) donde te acuerdas de toda la santa familia de los coreógrafos, y donde ves que tíos con la tabletita no son capaces de aguantarlos…
Después trabajamos la espalda y el glúteo, seguimos trabajando el core para la postura…(Cosa importantísima también: abdomen y espalda compensados y fuertes…)
Llegan las torsiones de espalda… mmmm, Qué falta me hacen. Me paso la vida diciendo que tengo que ir a que me coloquen la espalda, y esto ayuda mucho, relaja y coloca.
Estiramos un montón de tiempo (donde me siento una veraddera tabla… ahí encima del escenario lo paso peor) pero la sensación de que los músculos se están elongando… y tener tiempo para hacerlo… Normalmente estiramos en 5 minutos y malamente… Se agradece, para evitar contracturas y problemas.
Y lo mejor de todo: meditación y relajación. Tumbarte, evadirte, música relajante y guiada… un viaje astral…
Terminas la clase con la sensación de estar flotando. Es una verdadera pasada.

Estoy machacada, porque aunque parece que no, y pensaba que no, dos balances y un pump, cansan… y mañana madrugo para pump, ciclo y balance… Azín que hoy me voy a acostar prontito… Espero…


Esta foto es del curso, en el Físico. Presentando el track de fuerza, de los guerreros… “María” jajaja. ¿Lo repetimos acaso? Jajaja. En la foto estoy en la pose de la montaña extendida. Jaja.

Escriba un comentario