Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Tener tablas


Ayer y hoy he dado clases en Cronos (y la semana que viene me voy a forrar a dar clases :D ).

Ha coincidido además que estoy corrigiendo todos los post, poniendo acentos y mayúsculas… jajaja. Por lo cual he estado releyendo todo lo que he ido escribiendo…

Y también ha coincidido que he cumplido el año como pumper y warrior, y he linkeado y recordado los cursos… las clases… la master… Y encima me estreno como balanceada y ya he terminado de recordar lo que escribía.

Ayer, y hoy, mientras daba clase, me reía por dentro de pensar lo nerviosísima que me puse la primera vez que tuve que dar una clase. También pensaba la diferencia que hay entre cuando empecé y ahora.

Me dió por pensarlo, porque veía como algunos les sorprendía que explicara, lo hiciera, fuera en música y a la vez conectara. Bueno, les sorprendía, o les sorprendía que alguien que no les suele dar clase lo haga… (Yo he “padecido” los suplentes.) Allí hay muy buenos profesores, entre ellos uno que es el mejor.

Aún así, terminar la clase y me pregunten si voy a dar más para ver si pueden volver… Gusta.

Otra cosa en la que pensaba, es que cuando empecé a trabajar en el gimnasio, y tuve que empezar ir a entrenar siempre a medio día, aunque muchos sabían que estaba trabajando en otra sede, y daba clases, me veían como una socia más. Las primeras clases que dí, lo que veían era una socia que tenía el curso y les daba la clase, no una profe. Pero ahora me ven como una profe. Ahora me preguntan por las clases, por cómo hacerlo… incluso cuando estoy abajo. Ahora soy una profesora entrenando.

También pensaba que ahora me resulta muy fácil hacerlo todo a la vez, sin irme de música… (además de hablar, hacerlo, explicar, hacerlo en música, corregir y conectar me quedaba cerebro para pensar en otra cosa y recordar…) Ahora sé perfectamente lo que decir en cada momento, incluso cuando callarme. Necesito un feed back, pero me he dado cuenta que he mejorado (estaba claro, ¿no?). Y eso lo hace tener tablas.

Puedo dar una clase de aquagym, que he dado tres… pero lo hago como si fuera cualquier otra clase, se nota la soltura dando clases. Estefi la semana pasada se estrenó con el combat, pero lleva la tira dando clases… por lo cual… lo único que la cambiaba era la música y la coreo, pero la clase la dió bien.

Me alegra sentir que me mejorado. Me alegra sentirme realmente bien dando clase, y no preocupá por qué decir, o qué viene ahora, o cómo hago pa que me hagan caso, o cómo corregirles… Puedo entrenar, y puedo disfrutar con ellos. Y eso mola mucho más.

Escriba un comentario