Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Últimas cositas


Desde que he vuelto puedo decir que he estado bastante mal aquí. Por algo no quería volver.
Tampoco quiero meterme demasiado en el tema, ya escribiré indirectamente en otro momento, hoy estoy cansadísima. Simplemente no es solo la “depresión postvacacional”, es lo que me he encontrado aquí. Quizá porque lo sabía me costó más volver.

Aún así me siguen pasando cosas.

Ayer, domingo, a las 23.00 más o menos. Me llaman al móvil un hombre, voz grave, parecía sudamericano… Diciéndome que si soy fisio, que cuándo podíamos concertar una cita. Cuando le digo que ahora mismo no puedo, me empieza a preguntar que por qué. “No tengo que dar explicaciones” “¿Entonces por qué me das tu tarjeta?” “¿Quién eres?” “Alguien”.
Sólo doy mi tarjeta a quienes conozco, y puedo decir que desde que doy clases en el gym (un año) no he dado más de dos tarjetas, y no en Canillejas.
Por esas cosas no me gusta poner carteles. Hay que tener mucho cuidado.

Aún así. He dicho que no puedo, no tengo que dar explicaciones de nada. Sólo diré que la llamada me pilló en el Hospital. ¿Qué horas son de llamar un domingo a las 23.00 para concertar una “cita”?.

Si fue una broma… Pues se lo habrán pasado bien. Colgué y no he vuelto a coger el teléfono. No era un buen momento. Y ahora, no puedo dar citas a nadie, menos si me llaman así. Es la forma de llamar la que hace sospechar. Puede que fuera verdad… pero sospechoso es un rato.

Otra cosa que me ha pasado asi que mencionar es nuevamente con Luis.
Empiezo a plantearme que hay algo que nos impulsa a los “win-win” como lo llamaba Guti.
Hoy me tocó quedarme, así que no pegué ojo en toda la noche, y hasta las 12.00 no me he podido meter en la cama. Aun así me he levantado a las 14.00 para bajar a entrenar. Llevo una semana aquí y no he pisado el gym. Bueno, el de Huerto si, pero no Cronos que es para entrenar.
Además en Huerto he tenido unas noticias que no me han sentado muy bien y que me hundían todavía más. Porque me han venido a decir que me puedo olvidar de dar clases.

Vamos que iba con bastante bajoncillo.

He dio al pump con la idea de no cargarme, que hace 4 semanas que no entreno. Pues… no he podido me he puesto el pesoque me ponía antes de irme. (Joder). Mirando con nostalgia el escenario. Las últimas veces que estuve entrenando fue precisamente en Cronos, de profe… en ese escenario.

Llega el track de lunges. Luis la rodilla chungui. “¿Sales?”. Me saca al escenario. Es una bobada, pero lo que me ha alegrado el muchacho con algo tan absurdo.

Y no es la primera vez… cuando más de bajón me pilla por ese tema (Lamentablemente es a menudo, o más de lo que sería en una persona normal. No se que tengo, que siempre me pasa). Me saca al escenario. No se si es que lo nota, o que me tiene simpatía y saba que adoro un escenario más que a un tonto un lápiz… Y piensa eso de “Alegrar el día”.

O es el win win.. él no lo hace porque le duele la rodilla y a mi me alegra el día. En fin. No lo sé, pero me alegra el día. Gracias. No sabe lo que necesito esos detalles.

Escriba un comentario