Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Como una persona puede cambiar tanto la vida de los demás


Bueno, no es precisamente de lo que más me guste escribir, ni lo que más me apetezca escribir, pero es que últimamente poco más se me pasa por la cabeza. Aunque intente distraerme y a ratos los consiga… Eso o me meten más cosas en las que pensar nada agradables. Por lo menos, lo del otro día lo pienso menos porque tengo cosas más importantes que me quitan el tiempo.

Hoy me han preguntado ¿Qué tal? Y lo único que he podido contestar es “He estado mejor”. Siempre, aunque estuviera mal, siempre decía que “bien” sonreía y trataba de que no se me notara mucho. Pero ahora nisiquiera puedo hacerlo. Sólo puedo contestar eso y largarme antes de que me pregunten “¿Y eso?”. Porque realemente no me apetece mucho hablar, pero… tampoco se me ocurre un “nada” que pueda “justificar” esa respuesta.

Y lo que me planteo, quizá más que lo que está sucediendo ahora mismo… Que no solo no mejora, sino que incluso empeora, se alarga en el tiempo y lo peor queda. Porque quizá lo peor no sea lo físico, sino lo mental. Y mal lo mental con un físico mejorado es casi peor… ¿Qué es peo:, 5 bofetadas seguidas o 3 a lo largo del tiempo sin saber cuándo van a ser… el vivir con el miedo?. Creo que vivir con el miedo.

Pero todo esto sale de la pregunta del título. ¿Cómo una persona, o un acontecimiento puede cambiar tantísimo las vidas de los demás? Bueno, sólo hay que pensar en personas como Hitler que han cambiado la historia. ¿Cómo alguien puede tener tanto poder sobre los demás? ¿Cómo funiona la mente humana para que un acontecimiento cambie completamente tu vida, y contigo arrastres a todos los que están a tu alrededor y haya un efecto en cadena???.

Lo que me lleva a pensar esto, no es Hitler, ni mucho menos. Pero sí una persona y un acontecimiento. Ha cambiado muchas vidas. Y no precisamente para bien. ¿Qué hubiera sido de nosotros si aquéllo no hubiera pasado? O si esa persona no se hubiera cruzado en aquel momento… (O en cualquier otro, porque si no esa, otra habría sido.)
¿Cómo se puede entrar tanto en la mente de alguien? ¿Cómo puede arrastrar tanto?.

Es increíble ver como el dolor, el resentimiento y la pena pueden destrozar a una persona, hacer mella en su forma de ser, incluso en su integridad mental… y todos sabemos que cuando esa integridad se ve tocada el resto es solo cuestión de tiempo, y arrastrar a los demás, o herirles también. Aunque solo sea por ese “3 a lo largo del tiempo, puede ser en cualquier momento, vives con el miedo.”

También es sorprendente ver como algo con una solución “simple” se complica hasta puntos insospechados o increíbles, como una mentalidad puede hacernos estar equivocados y verlo mucho más complicado de lo que realemente es, o cómo te puedes negar a recibir ayuda porque no crees que nadie pueda ayudar, porque te crees en la posesión de la verdad absoluta.

Lo que más me jode es que hay una gran cantidad de dolor “gratuito” que se podría haber evitado. Mucha infelicidad, mucho dolor, mucha angustia, ansiedad, sin vivir, rencor… que se puede evitar… O que se puede solucionar. Pero nos emperramos en no hacerlo.
Nadie dijo que las cosas tuvieran que ser fáciles, pero no siempre son tan complicadas. A veces el orgullo puede ser el peor enemigo. La educación que te hayan dado influye en tu manera de pensar y en tu forma de ver las cosas. El miedo que puedas tener… tu personalidad.

Otras veces, hay que tragar, “humillarse” por el “bien mayor”, tu salud, tu felicidad y tu bienestar y el de los tuyos.

Y otras ya no tragar, sino simplemente… ignorarse. Poder estar en el mismo sitio sin montar ningún jaleo. Cada uno por su lado. Y ya está. Como cuando una pareja dentro de un grupo de amigo rompe. Se montan unos jaleos. Los que se quedan con uno, los que se quedan con otro… los “traidores” falsos que se quedan con los dos, los “Comprendo que te lleves con los dos, pero… tendrás que elegir”. El no poder juntarse de nuevo… Si es un grupo pequeño vale, pero si son 20 personas… es fácil no coincidir en la misma conversación.

Es mucho el daño que se hace a uno mismo y a los demás.

Es mucho lo que cambia una persona a otra, y un acontecimiento. Porque uno estropea a otro, y ese otro arrastra a tooooooooodos los demás con el tiempo.

Sé que estoy diciendo lo mismo una y otra vez, pero es que es impresionante. Y no se si es que “culpo” al que hizo cambiar, el que cambia, o los que nos “dejamos arrastrar” aunque sea inevitable… El caso es que es demasiado dolor evitable ya sea sin conocer a la persona que le cambió, sin que el hecho sucediera, si se hubiera solucionado en su momento, si se hubiera tomado de otra forma, si se dejara ayudar, si se pudiera “ignorar”, si el tiempo no hubiera seguido su curso y llevado la evolución… Tantas cosas que no han pasado y ya no van a cambiar y no sirve de nada pensar qué hubiera podido pasar.

¿Por qué siempre que reflexiono sobre algo, lo hago en círculo? Quizá doy vueltas a un mismo concepto un millón de veces mirando algo en cada vuelta, a ver si en alguna dad la luz en alguna otra parte, o amplío el círculo, o lo disminuyo o descubro ese agujero que tiene que tener para llegar al centro… O simplemente me rayo y punto…

  1. abuelonet.es Dice,

    Es muy cierto que una pwersona puede cambiar la vida de los demás, depende de lo que esa persona quiera que llegue a los demás, a ti lo que te pasa es que eres muy mal pensada, crees que las demás personas estan sobre ti, no es eso, tu tienes que vivir tu vida real, no pensar y pensar en lo que les pasa a otros, de lo contrario siempre que reflexionas sobre algo el circulo lo abres muy grande para que llegue a los demás, has de poner un circulo menos amplio para no llegar a caer en ese agujero profundo del que tu misma crees estás sumergida.
    Un abrazo

  2. coyote Dice,

    todo esto que escribo no es sobre mi. no es a mi a la que le ha pasado, a mi solo me ha arrastrado, como a casi todos los demas.

    pero gracioas por el consejo.

Escriba un comentario