Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Que tiemble “el maestro” que llega Coyote.


Puffff, me acabo de dar cuenta que ya no sé qué chorrada poner de título cuando escribir algo sobre lo que ya he escrito, pero vuelvo a escribir por tener algo diferente, o por como me he sentido, como me ha sentado… y no quiero revelar el spoiler en el título.

Bueno… a lo que voy.

Hoy he vuelto a dar un combat en Cronos. Lleno llenísimo.¡¡¡QUÉ SUBIDÓN DE CLASE!!!
Encima… estaba… LA GUTIIIIIII, por fin, después de mil excusas cada vez que daba clase hoy ha ido. Además ella tenía mono de combat.

La clase ha sido impresionante. Genial. Me encanta dar clases en Cronos. Me motivan muchísimo. Y el combat es lo mío.
Además, como comentaba con Guti después, ya he roto la barrera esa de “No soy Luis”. O ellos se han acostumbrado a que a veces de yo la clase, o que han superado el “A ver qué haces, niña” o el “Tú estabas ahí abajo, ¿qué haces ahora arriba?”. O que ya me conocen.
O que yo ya no tengo ese pánico a subirme allí en lugar de “el maestro”. Ya tengo más confianza. Ya llevo más clases “encima”. Ya les conozco.

El caso es que ha sido una clase genial sonreían, curraban, conectaban… y dspués se han vuelto a acercar algunos a felicitarme. “Muy buena clase”. Mola.
Mola tener también a una amiga “entre el público”, aunque se haya puesto atrás. Molaba tenerla ahí. Me ha hecho muchísima ilusión y me ha dado un poco más de energía.

Así que… maestro… ahora sí que puedes empezar a temblar, que me empiezo a ganar al público. Jajajaja.

Y después… No sé si es que regalábamos piruletas y yo no me he enterado, pero… ¡¡¡¡Qué cantidad de niños!!! Cien para ser exactos. Niños por todas partes, no sabía de dónde salían tantas criaturas. Y a partir de hoy, doy el salto de la barrera del expectador a la primera línea de batalla: empiezo a dar clases, con un reemplazo de soco que me cubre. Ya no me limito a mirar. Por fin. Así me entretengo… y me crispo un poco los nervios. Jajajaja. ¡Qué locura!.

Pero aunque había millones de niños desobedientes y asilvestrados por todas partes… yo seguía feliz. Hoy me ha encantado la clase. :D :D:D:D.

Gracias Guti Gut por venir hoy, me has dado una motivación extra. Me alegro que me hayas visto en acción como warrior, y que hayas podido volver a “la cuna” del combat para nosotras.

Escriba un comentario