Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Séptimo aniversario.


Hoy (ya hoy) 4 de octubre de 2008 hace (nada más y nada menos) que ¡¡¡7 años que empecé con mi chico!!! Y parece que fue ayer… Si es que hemos crecido juntos.

Como comenzamos (yo no lo sé, la historia que no tiene fin, o como llegaste a ser la mujer que toda la vida pedí… Mmmmm, no, eso es de Eros Ramazzoti). Bueno, que ya conté el año pasado como empezamos .

Así que ahora tendré que contar algo más de nosotros como pareja, aunque tampoco quiero “contar toda mi vida privada” (Como si no lo hiciera todos los días escribiendo aquí…)

La verdad es que él me quiere con locura. Y yo a él, pero él siempre se porta conmigo como si fuera su princesita. Me tiene mimada. Hace todo por mí. Se preocupa por mí como nadie se habíapreocupado antes. La verdad es que cuando me mira… se le vé en los ojos lo que siente.

De siempre hemos sido esa pareja que todo el mundo veía que nos adorabamos, que era genial estar con nosotros o vernos así. Aunque es cierto que últimamente esa faceta la hemos dejado de lado y damos más la imagen de estar gruñendo todo el día. (Aunque eso es demasiado habitual desde hace un tiempo).

Recuerdo que una vez tuvo un sueño que me contó, bueno, me escribió… y que cada vez que lo leo me emociona tantísimo que se me saltan las lágrimas. Porque en eso me demuestra lo que siente por mí, lo que pensaba, y lo noble que es de corazón, y como sería capaz de renunciar a todo por mí. Aunque si esa historia se hiciera realidad yo me enfadaría muchísimo por esa reacción. Jajaja.

También recuerdo una de las primeras grandes discusiones que tuvimos. Fue porque él tenía tantas ganas de verme que me ocultó que al día siguiente tenía un exámen. Cuando me enteré me enfadé tantísimo que no quería volver a verle por engañarme… Quedé con mis amigos, que me convencieron para que fuera a verle y que habláramos, que no me había mentido, que lo había hecho por verme a mí. Al final fui a su barrio, y lo arreglamos de maravilla. Fue nuestra primera “reconciliación”.

Otra gran crisis que tuvimos fue cuando él suspendió Física, Matemáticas y Dibujo, en 2º de bachillerato, y se tuvo que ir todo el verano a Ponfe. Que no nos pudimos ver, y si no aprobaba, tendría que irse todo el año a repetir allí. Y yo nunca he querido una relación a distancia. Fue un mal verano, porque nos echábamos muchísimo de menos, pero… él fue capaz de aprobarlo todo y que todo aquéllo no fuera en vano.

Por supuesto que no todo ha sido malo, ni mucho menos. Aún recuerdo la primera vez que fue a Lepe… que le fuimos a buscar a la parada del bus. Querían que fuera una sorpresa, pero me conocían demasiado (mi familia, amigos y él) como para dejar que lo fuera, porque yo era capaz de meterle en el bus de vuelta por no habérmelo dicho.

Los paseos por la playa, las llamadaspor teléfono a las tantas de la madrugada porque necesitábamos oír nuestra voz… Su voz siempre me ha encantado, siempre me ha tranquilizado.

También hemos pasado muchas cosas juntos, muchos problemas familiares en los que éramos el único apoyo que teníamos. Nervios por los exámenes (“Voy a suspender buaaaa buaaaa”). Malos rollos en el trabajo. Problemas con los amigos. Siempre hemos estado al lado del otro. Éso es lo bonito, que no solo somos pareja, también somos los mejores amigos. Podemos hablar sin temor a mostrarnos como somos porque… Algo como “TE QUIERO TAL Y COMO ERES”. En nuestro caso es real, y no es ni fácil ni común. Nos queremos con las cosas buenas y las cosas no tan buenas. Lo que nos gusta y lo que nos desquicia, pero que sin esas cosas… no sería lo mismo.

Y yo a él… La verdad es que le adoro. Aunque no siempre lo demuestre, aunque no me guste hablar de lo que siento. Aunque me haga “la dura” y “la independiente”. La verdad es que sin él no es lo mismo… Si es dejarle en la estación y ponerme a llorar como una tonta porque le echo de menos.
Es mi apoyo, mi amigo, me complementa, es mis ojos cuando yo no puedo abrirlos, tira de mí cuando yo no puedo hacerlo… A pesar de todo está a mi lado con una sonrisa. Es adorable, encantador, cariñoso… No tengo nada más que pedir. Cuando soñaba con el “chico de mis sueños” puedo decir que no imaginaba algo tan bueno como él. Si no le tuviera al lado pensaría que no es real. Si no llevara 7 años con él pensaría que eso no puede durar. Pero dura y dura y dura… Y espero que siga siendo así.

Te quiero mi vida. Te amo y me siento amada por tí.

  1. Edward Dice,

    Y solo hemos tenido esos problemas??? XDXDDDDDDDDDDDD, jejeje, te portas mejor de lo que pones, aunque ahora ultimamente eres tu mas gruñona que yo, jejejeje, mi peke….

    te quiero, en lo bueno y en lo malo. aunque no seas una friki como yo. jejeje

    Besotes!

  2. coyote Dice,

    ¿Quieres que siga contando crisis???
    Otra de las más gordas fue hace unos 4 años, ¿no?
    O las “soy joven y necesito salir por ahi con mis amigotes”… Jajajajaja.

    Hemos tenido muchas más, lo sabes. Somos como Piper y Leo, “Hemos superado cosas peores” una constante lucha por el amor verdadero…

  3. 9 añazos. Te amo. | Alucina Vecina Dice,

    =]MARKED AS SPAM BY SLIDE2COMMENT[=
    [...] el séptimo me metia mas en las subidas y bajadas, en las romanticadas y las broncas… Y es que eso [...]

Escriba un comentario