Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Cena aniversario


Hoy hemos celebrado nuestro aniversario.
Como no disponemos de casa ni nada por el estilo no lo hemos celebrado como la mayoría de vuestras mentes sucias piensan. ¡¡¡Pero bueno!!! Jajajaja. Además, eso no lo pondría aquí… Jajaja.

Hemos ido al cine (y hemos visto la de… mmm… “Atrapado en un pirado” o algo así, la verdad es que no me acuerdo del título… La de Eddie Murphy).

Después nos hemos tirado 35 minutos para salir del párkin del Plenilunio. Y cuando digo 35 minutos son 35 minutos… No es una exageración.
Siempre he dicho que el párkin del Plenilunio está fatalmente mal hecho, pero es que cada vez que voy me cabrea todavía más. Nos hemos tirado un buen rato para encontrar el coche, porque el número de plazas no sigue ningún orden lógico, y como no dejes con un hilito el camino al coche estás perdido.
Después con eso de intentar aprovechar espacio lo que han hecho es desperdiciar un montón de sitio con rayas y cosas en las que si lo hicieran bien cabrian más coches, pero así ni caben ni pasan.
Por no hablar de la falta de señalización ¿Es prohibida, no lo es?? Tienes que mirar en las rayas del suelo, porque sino no lo ves (en algunas si hay una placa, pero en otras ni se molestan… ponen una en tooooodo el carril, y si giras en medio no lo sabes).
Por no hablar del embudo que se hace para salir. El peor atasco que he tenido que padecer en mucho tiempo… de echar el freno de mano, y no he parado el motor porque tenía esperanza de poder salir de ahí… Como para tener que evacuarlo… Hay que hacer maniobras para girar… En fin, un desastre, entre encontrar el coche y salir del párkin a la “luz” hemos tardado tres cuartos de hora (que se dice pronto).

Después de desahogarme con el maldito párkin, sigo contando.

Mi chico había reservado mesa en un sitio pijo. El jardín de nosequé (de “nosequé” no, pero no me acuerdo si era del paraíso o qué. ) Allá por Majadahonda.

La verdad es que el sitio está chulo, me recordó al cortijito donde celebró Lupita la boda, aunque el de la boda era más grande, en Sevilla y en vez de ruido de la A6 tenía los grillos… jajaja.
Pero vamos, que está chulo. Como hemos llegado pronto (a pesar del Pleni) hemos dado un paseíto antes de cenar.

Cuando hemos llegado la primera señal que ese “no es mi sitio”. Aparcacoches… ¿¿¿Pero por qué tengo que darle el coche al tipo este que me lo aparque??? Si yo ya sé aparcar… a pesar de ser mujer (jajajaja). Pero bueno, aunque algunos lo vean como un lujo, a mí me ha costado mucho darle las llaves… Jajaja.

Ya dentro, me ha hecho mucha gracia ver a mi chico de “señorito”. Jajaja. Molaba, pero me chocaba. Y a mí más. De hecho he dicho una palabrota en un momento y me he quedado como si hubiera hecho algo horrible… “¿Aquí se pueden decir estas cosas???” Jajajaja.

Nos han puesto de aperitivo unas tiras de zanahoria con salsa de queso y panecitos… La primera duda… Yo eso en el Vips lo como con la mano… pero aquí… A intentarlo con el tenedor. Es difícil coger las tiras de zanahoria, porque se parten… Jajaja. Cuando “no miraban” alguna caía con la mano. jajaja.
¿Los pijos untan queso en el panecillo o no? Jajajaja. ¡¡¡Da igual!! Somos nosotros.

Nos hemos echado unas risas, sobre todo yo, porque era él quien tenía que hablar con los camareros… y me hacía mucha gracia cuando le llamaban “Señor” o “Caballero”. Jajaja. Los pobres se habrán quedado flipando de cómo cada vez que hablaban con él yo me estaba partiendo el culo. Jajaja.

Vienen a preguntar si queríamos vino o algo así. ¿¿Los pijos beben Nestea o Coca Cola o es muy vulgar?? Nestea no beben, Coca Cola sí. Pufffff.

Hemos pedido una tempura de langostinos, que por supuesto, estaba buenísima.
Para comer, yo he pedido… No tengo ni idea de cómo se llamaba, era atún crudo (como el que comía de pequeña, pero puesto un poco más fino) con lonchas de piña que se transparentaban y una salsa que se supone era de pistachos. La verdad es que estaba buenísimo. Me ha hecho gracia como el camarero cuando lo he pedido ha dicho “Pero eso es crudo”. Ha visto que no tenía ni idea de lo que pedía… Jajajaja. “Venga, va, da igual” Jajaja. Seguro que ha pensado que no me lo iba a comer… “Pero ella desperdicia medio sueldo en algo que no se va a comer” Jajaja.

Y a mi chico le han traído un pedazo de cacho de trozo de… brocheta o algo así, que llevaba dos trozos de queso, dos de patata, cuatro o cinco de solomillo (o entrecot, o algo) y unas cuantas lechugas de colores, con una salsa que según él estaba buenísima.
La verdad es que él ha comido bien.
Lo mío estaba rico, pero… me hubiera comido otro más… Jajaja. Pero muy bueno, la verdad, al pan pan y al vino vino.

De postre él ha pedido “sopa fría de chocolate blanco con fresas y helado danés” o de nosedónde el helado, y yo “mousse de limón sobre teja de chocolate con frambuesas”. La teja de chocolate era como el “Felicidades” de las tartas de cumpleaños, y frambuesas había 5, pero estaba buenísimo, y lo de mi chico también lo estaba.

La verdad es que la cena ha estado de maravilla, pero sobre todo por lo que celebrábamos y por la compañía. Él estaba preocupado que no fuera a haber nada que pudiera comer, y ha respirado aliviado cuando ha visto que sí.
La verdad es que se lo ha currado. Se ha portado de maravilla, como todo un señorito.

La recomendación del sitio se la dió Cruci del gym. Así que mis compañeras sabían antes que yo dónde íbamos a ir. Así que el lunes se lo agradeceré, porque ha estado bien, aunque sea de “un mundo” al que no pertenezco. Y eso que no era taaaaaaan pijo. Había parejas y grupos de cincuentones y sesentones ricos y pijos cenando… Y cuando hemos salido… casi siento vergüenza de mi Fabia, rodeado de BMW, Audi, Mercedes y demás coches por el estilo. Pero en un atasco vamos todos a la misma velocidad… Jajaja. Y yo soy feliz con mi chico, y con mi coche y con mi vida. :D

La idea era que fuera una cena especial, juntos, darnos un homenaje, porque no todos los días se cumplen 7 años con el amor de tu vida, y esas ocasiones merecen celebrarse por todo lo alto. Y aunque yo sea una tía que me llevas al McDonalds y soy igual de feliz, agradezco el detalle. Es como darle importancia a la noche, es hacer algo especial, celebrarlo de una forma especial, por todo lo alto, sin escatimar en nada, y si por una cena tenemos que cenar sanwich un mes… la ocasión lo vale. Porque nosotros lo valemos.

Y si encima el sitio está bien, y la comida está bien, y la compañía y el motivo es inmejorable. Bien está. Me ha encantado la cena, no solo por las risas, o por el “Que no nos miran” (que por supuesto cada vez que lo hacía yo siempre me veían… Jajaja). Gracias cariño.

Otra cosa que le he dicho a él. Hoy me ha parecido un vampiro. Entre la chaqueta de cuero, el corte de pelo, el ir más elegante, y los modales refinados… Me hacía reir un poco más aún, porque realmente se estaba comportando como todo un Lestat. O un Edward. Me ha encantado.

Niño, te quiero muchísimo. Muchísimas gracias por estos 7 años, por todo lo que me has dado, lo que me has aguantado, lo que me has querido, lo que me has apoyado… Por todo.
Gracias por existir. Gracias por entrar en mi vida… y quedarte en ella. Espero poder seguir cuidándote para que no te vayas.

Gracias por la cena, me ha encantado, gracias por preocuparte por mí, por preparar algo especial en nuestro séptimo aniversario. No todos los días se celebran 7 años con un vampiro y se sobrevive ;) . Te amo. R&J 4 EVER AND EVER

  1. Edward Dice,

    La verdad que he disfrutado de lo lindo, el cine, el parking, la cena, la noche, ha estado todo muy bien. He estaba preocupado, por si no te gustaba mi regalo de aniversario, y por si no habia nada que comer para ti. pero al final he respirado tranquilo. gracias por estar en mi vida. yo tambien te quiero y eres lo mas bonito en mi vida.
    Queda poco para que te de el mordisco que te unira para siempre conmigo
    Te quiero. MOrdisquitos

Escriba un comentario