Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Halloween gym


Ya he escrito otras veces que Halloween es mi fiesta favorita del año: Como bruja que soy… me encanta, ni Navidad ni nada de nada. Halloween. Tampoco voy a entrar en esos que, sin saber, dicen “bah, eso es yanky”. Porque la fiesta de todos los santos es castiza. Y eso se ha hecho de siempre… y no hablemos de origenes celtas que más quisieran los yankys. Pero bueno, que me voy del tema.

Aunque sea el viernes, hoy hemos celebrado Halloween en el gym.
Igual que el año pasado Solo mis dos compis de pisci y yo nos disfrazamos, y nada de decoración en el gym este año ha sido… ¡¡¡LA REHOSTIAAAA!!!

Empezando por el decorado. De verdad. Impresionante. El año pasado dije que en Cronos lo habían dejado de maravilla, pero… el de Huerto este año nada que ver. La iluminación en rojo, telas de araña, tumbas, ataudes, fantasmas, monigotes, velas, sacos… de verdad… Hay que verlo.
Además han puesto plastico en la puerta, para que desde fuera solo se viera negro y la luz roja por debajo. De verdad, impresionante.


Y ya no solo la decoración, porque eso… bueno, mola pero… Lo mejor. Los compañeros disfrazados. Aunque estaban los SOSOS que no se han disfrazado… Pero como el año pasado en piscina estaban los que venían sin disfrazar… y al verlo todo así, y a nosotros… Pedían algo que ponerse. Esos molan. Más vale tarde que nunca. No los de “no no no no no no no”.

Además hoy he estado casi todo el día allí.

Por la mañana hemos dado dos másters Luciano y yo. Un pump y un combat.
Bueno, lo primero, antes de nada: Agradecer a Luciano que piense en los de la mañana, que también tienen derecho a poder disfrutar de una master class, y que por trabajo, hijos o lo que sea, no pueden ir por las tardes. Pero como Luci estaba de mañana… les tiene cariño, sabe lo que piensan y lo tiene en cuenta. Aún no se ha estrenado y ya está haciendo las cosas bien hechas.

Lo segundo… decir que el tío es una MÁQUINA. Es muy grande, además todo el mundo le adora, y es que es imposible no hacerlo. Poder haber dado las clases con él… ¡¡¡Una pasada!!!

Y la gente… los de la mañana es que para mí siempre serán aparte. Son geniales, responden mogollón, iban con máscaras muchos… Molan. Mucho. De verdad, por la tarde hay más gente, más ambiente… Pero las clases de la mañana son adorables.

Ahí estabamos, Luciano y yo en el primer pump del día. Él con la cara pintá, llena de sangre, el cuchillo en la cabeza… y yo de aeróbica de los ¿60? Como una Jane Fonda o una Eva Nasarre cualquiera. Con mis calentadores, las mayitas, el tanga por fuera, la melena rubia y la cinta. (Como todo buen fantasma de la moda que vuelve, paaaaaaalida y con ojeras, aunque la verdad no he necesitado pintarme).

Las clases guay, y eso que aún no he sido capaz de aprenderme bien el pump, pero los tracks que no tenía ni zorra, Luciano los daba, y los que iban con pinzas, me iba chivando.. o bueno, más bien le veía por dónde iba. Aunque en pecho ha sido imposible. El cd ha decidido que es demasiado larga la canción y que nos íbamos a quemar demasiado el pecho, así que la ha pasado a saltos y aceleradisima… De la que se han librado.

Ahí estabamos los dos, mariconeando con los pesos… Nos quedaban 5 clases a mí, y 4 a él (aunque al final dos no he tenido que darlas).

Después el Body Combat. Cambio de ropa. Paso de aeróbica súper divina a troglodita putón. A ver, las cosas como son, un vestido al estilo de la Obregón no puede ser más que de putoncilla. Jajaja. Con cubrebotas y todo, y como no, el complemento de los huesos en la cabeza…

Durante el combat… puedo asegurar que he perdido huesos. Jajajaja. No los había sujetao bien y se me han caído. Jajaja.

Genial, genial y genial. Adoro el Body Combat, adoro dar clase… y si es una Master Class ya… ¡¡¡Pufffff!!! ¡¡¡Sin palabras!!!

A la salida, me he entretenido viendo cómo ponían la decoración, enredando con ellos, y por supuesto, haciéndonos fotos.

Una de las cosas que más me gustan de estos eventos en el gimnasio es que todos empezamos a juntar nuestras mentes… y así mola, porque hay un buen rollo increíble.
Esto empezó hace unos días cuando entré por la puerta y Meli y Cruci me preguntaron ¿Qué nombre podemos poner al Balance que suene de Halloween?. Abrieron la veda a mi imaginación. El cachondeo de los nombres, las ocurrencias, las votaciones cuál mejor… ¡¡¡Aysss!!! A ver si mañana me puedo agenciar un cartel, que se me ha olvidado cogerlo hoy…¡¡¡Y yo quería uno!!!

Me he ido a casa pensando que en media hora tendría otras dos clases. Pero no ha sido el caso, he podido intentar descansar un rato. Pensaba llegar 45-30 minutos antes pa maquillarnos, fotos y tontear… Pero la lluvia (con su respectivo atasco), el aparcamiento (y su ausencia) y antes contestar un mail… (Sí, María, el tuyo) Me ha hecho llegar justilla.

Y al entrar… ¡¡Qué diferente!! Muchos cambios, cuando salí anoche que empezaban a colocar. Cuando entro esta mañana y cuando salgo esta mañana. Y entrar esta tarde. Lo que he dicho, las puertas negras que solo se ve la luz roja… Impresionante.

Un poco de marujeillo, y a subir con Raúl a cambiarnos y acicalarnos.
En esta ocasión le dejo el disfraz de espantapájaros, zombie, por supuesto, con trozos verdes y todo. Y a mí me toca el de bufón satánico. Las mayas, el gorro, el bañador (de los mismos colores y también partido), y por supuesto, el pintarrajeo.

La ronda de fotos, de visitas (aprovechando la piscina vacía).

Al subir niños asustaditos. Uno de ellos llorando a saco. Raúl se lo tiene que quitar porque es su alumno. Yo decido irme… pero era genial, porque cada vez que entraba ala piscina el críio empezaba a llorar y a berrear. No creo que haga falta que aclare que me he deleitado con eso. Entraba y salía. Volvía a entrar. Jajaja. Pero me ha dado penita Raúl. Aunque al final me tenía que quedar dentro, tampoco iba a estar fuera todo el rato porque el crío fuera un cagón. Y Raúl “Que es una chica pintada, es mi compañera, la que esta ahí todos los días”. Y yo mientras colgando guirnaldas muerta de la risa, o pasando lista, o apuntando las clases… Jajaja.

En esto ha llegado Diego, que cuando nos vió abajo flipó, en plan “Hala, pensaba que lo decíais de coña”. Y ha subido a ver cómo se podía poner disfrazao. Jajaja. Alberto se ha puesto una de las máscaras.. Y Celia también una máscara y un sombrero, un rato. Jajaja.


Y llega el momento de los niños. Aunque como diluviaba, han faltado muchísimos. Pero he tenido clases. A los míos no les ha dado por llorarme de miedo. Algún otro sí lo ha hecho. Diego se ha tenido que desdisfrazar. Me ha hecho mucha gracia cuando ha subido antes y había niños llorando, se me acerca y me dice “Que sepas que lloran por vosotros”. Jajajajaja.

Después… ¡¡Ha venido mi nene a verme!! ¡¡Qué ilu!!! Es un verdadero amor. A verme si daba la clase, y sino hacerme compañía un rato. No sabe lo que ha significado eso para mí. Sobre todo porque nunca nos podemos ver entre semana, y que haya venido a verme con la ilusión que sabe que me hacía…

La espera. Miguel me había dejado bajar a dar las clases… pero conociéndole es capaz de que se le hubiera olvidado. Y no sólo eso, con todo el lío que tiene el pobre ahora… busca soco, busca monitor, busca karateka, aguanta quejas… La verdad es que no esperaba que me dejara bajar. Por algo sencillo… Bernardo dando el AG, y él liado, si él liado no puede subir, si no puede subir yo no me puedo bajar porque la piscina no se puede quedar sola. Y lo mejor, o peor, es que tendría toda la razón y todo el derecho, porque es más importante cubrir esos puestos. Y yo lo comprendería.
Así que, la verdad es que tenía casi dado por hecho que no iba a poder bajar. De hecho eran menos diez (la clase empezaba a en punto) y seguía sin cambiar… Pero a la que he bajado a por el equipo, me le he encontrado y he preguntado.´

SÍ. ME HA DEJADO. La verdad es que adoro a este hombre. Sobre todo porque daba por hecho que no iba a poder dejarme… y eso que él sabe que me encanta dar clase, y una máster me hace más ilu porque siempre me las pierdo… (Excepto la presentación del Body Combat 36 que me dejó y me hizo la más feliz) Y si ya le sumamos las moñadas estas todavía más. Si soy la que lleva disfraces originales a todos, la que se cambia cuarenta veces y no se pierde una.
Pero si no se puede no se puede. Y sabe que lo comprendería. Pero él me quiere un montón a mí. Y lo sé… puede que me tenga un poco mimada, pero es que también le trato mu bien, que no SUELO darle muchos problemas. Y eso que soy la especialista en atraerlos.

Pero bueno, eso no importa, porque sí me ha dejado. Sí he podido bajar. Me ha hecho triple ilusión porque a pesar de todo… daba por hecho que no iba a poder. Estaba maquillando a wei y a Luciano y ni interesándome por cambiarme. Me ha hecho feliz. Soy muy fácil de complacer, y la verdad es que con estas cosas me doy cuenta que soy más como una niña pequeñita, me pones unos disfraces una clase y me haces súper feliz. Me lo paso pipa. Disfruto muchísimo.

Y como no. Un Body Combat. Por la tarde. Con Wey de Dorothy muerta. Con Luciano de zombi. La clase llena (aunque no tanto como la otra, y faltaban “los frikys” jajaja). Con mi nene haciendo fotos y viéndome por primera vez dar clase. Pufff. Pufff. Pufff. Encima de Halloween. Yo, otra vez de troglodita putilla, resucitada después de millones de años, claro. Esta vez los huesos han aguantado.

A éstos les costaba más contestar y gritar, pero bien.
Al final todos felicitándonos, que ha estado muy divertida, que pa cuando otra. Eso mola. Que se acerquen y te digan “No sabía que dabas clase, pero la das genial”.
Fotico de grupo (con otra cámara) y a cambiarnos al Pump.

De “Combate Siniestro” a Bomba Pum. Sólo había tres. Ya me había cambiado. “Chicos, doy el calentamiento y si vamos rápido sentadillas y me subo, y porque ya estoy cambiada”. No viene nadie más. “Chicos, calentamiento y subo”. Se acerca una de las tres “Si estamos los tres solos… no la deis, teneis que estar matados… y los mismos profes que alumnos… ” Ha covencido a los otros dos, y nos hemos “librado del Pump” (Así que al final me he librado de tres claes, en vez de seis he dado tres).

Así que me he subido a la pisci, no sin antes unas foticos…

Y cruzarme con Félix y Casandra que se habían disfrazado y que iban por el gym trasteando. Foto con ellos, y pa la piscina, que no se tuviera que quedar Bernardo más, o Miguel pudiera dedicarse “su momento” del día cuando se mete a nadar.

Además, en lo que estaba arriba sms a María que llevaba el otro disfraz si quería verlo… y se han bajado, asi que de conversación hasta el cierre. Y por fin, una foto con ella. :D :D:D:D:D:D.

Así que ha sido un día intenso. Me he levantado a las 8 para llevar a mi padre a hacerse análisis que han tardado un siglo y medio (he llegado 5 minutos antes de la clase.. y calculaba llegar mínimo 30 pa pintarnos bien). Dos clases. Dos posibles más a medio día que no han sido (me ha venido de maravilla poder descansar un ratín), piscina, ajetreo, niños, otra clase más… Y sobre todo, que cansa un montón estar de un lado para otro. Haciendo el moñas, pillándolo todo…
Ahora me queda conseguir las fotos de los demás… o por lo menos las de la cámara de Luciano… y puede que alguna más de las que nos hemos hecho antes del combat, que no tengo ninguna. Pero no sé de quién era. Creo que me he quedado sin ellas. Pero lo intentaré.

Además, el cd de Halloween que me había currado… lo han estado poniendo abajo de ambientación, pero en el AG la mierda de equipo ha vuelto a fallar y a sonar mal :(

Pero aún así. GENIAL. Me quedo sin palabras de agradecimiento a Miguel… (me tiene completamente ganada) porque en parte es gracias a él es por lo que ha sido tan genial. Sin las masters no habría sido lo mismo.
Una vez más me doy cuenta de lo muchísimo que me gusta y que adoro dar clase. Me hace feliz. Aunque no sea mi carrera (que sí que uso cosas que aprendí) desde luego “Es lo mío”. Melissa me lo dijo en la primera clase de Combat que dí “Nena, has nacido para dar clases”. Con eso me quedo.
Con los disfraces, el buen rollo, la diversión. Todo perfecto. GRACIAS.

ÉSTA ES LA MAGIA DE HALLOWEEN. Por estas cosas es mi fiesta favorita. Junta todo lo que más me gusta: reuniones de buen rollo, cachondeo, magia…

Así que cerraré con un tópico, sin que sirva de precedente…

¿¿TRUCO O TRATO???

  1. abuelonet.es Dice,

    Que bien te lo estás pasando con las fiestas de Halloween, es una fiesta nueva que a todos los jóvenes les gusta representar, yo me alegro que lo hyas pasado lo mejor posible, hay que traspasar la puerta de las penas y entrar por la de las alegrías.
    Un abrazo de abuelonet.es

Escriba un comentario