Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

¿Sobra tanto aire?


Hay que joderse, la tolai de María ya me ha pegado eso de “hay gente así porque sobra el aire”.

Pero es que hay veces que no te queda otra que pensar algo así, porque la gente puede ser realmente estúpida.

El tema sale de que hay gente que se queja de mi porque explico cómo se hacen bien las cosas, y porque corrijo si lo están haciendo mal. Según ellos paro. Cuando eso de parar no es cierto… de hechoa veces nisiquiera hago descansos, y que me pare yo no significa que ellos tengan que hacerlo.

No puedo entender como hay gente tan borrica… y tan BURRA. No solo por bestia, sino por ignorantes. En el mundo del gimnasio hay temas que todos los monitores estamos hartos de explicar, y aún así la gente no nos hace ni puto caso, se piensan que saben más que nosotros. Uno de ellos, por ejemplo (y los que controleis lo sabeis, y os reireis) es eso de “No por hacer mil abdominales vas a tener una tabletita de chocolate”. (También trasladable al culo). No les entra en la cabeza que sin trabajo aerobico que elimine la grasa ya pueden hacer cuatrocientros trillones de ellos… que tendrá un músculo potente debajo de la grasa. Otra es eso de notar resultados enseguida o el famoso “Es que he cogido peso” “¿Pero la ropa te queda más suelta?” “sí” “Pero te ves más firme y mejor” “Sí, pero es que he cogido peso”. ¿¿¿¿Qué coño importará lo que diga una báscula si tu te notas más delgado, más fuerte, con un cuerpo más bonito, los pantalones te quedan más sueltos… Y como esas hay muchas. Todos nosotros lo sabemos.

Otra, que es la que me preocupa a mí en este caso, es esa obsesión por hacer el bestia, hacer las cosas lo más alto posible aunque lo hagas como el culo, por levantar el mayor peso aunque estés haciéndolo como el culo. No les entra en la cabeza que es muchísimo mejor y más efectivo hacerlo bien (por no hablar de seguridad) que hacerlo mal aunque sea más alto, mas peso o más veces.

Si lo haces bien, no necesitas hacer doscientos trillones, a lo mejor con diez no puedes más. Pero parece que si no haces demasiado no estás haciendo nada. Lo mejor es que prefieren lesionarse, o hacerlo mal (que es que al final, hacerlo así, solo sirve para lesionarse, porque no es nada efectivo). Pero es que son así de garrulos.

Lo que más me jode, es que encima pretenden saber más que nadie. Porque creen que lo saben todo. Se olvidan de que la persona que tienen delante tiene una carrera (en mi caso una en la que me han machacado la anatomía y la fisiología del movimiento más que a ningún otro) o un TAFAD o algo que le hace saber bastante de anatomía y fisiología como para saber cómo se hacen las cosas. Se olvidan también que tienen delante alguien que sabe por qué y cómo se debe hacer.
Se olvidan que tienen delante a alguien con muchos más conocimientos teóricos y prácticos de cómo se hacen las cosas. Y mucha más experiencia haciéndolo.
Y en el caso del Combat, Pump, Balance… están muchísimo más familiarizados con el programa, los objetivos y cómo se debe hacer. No es solo aprenderse una coreografía y repetirla. Eso lo hacen los monos.

Se olvidan, porque creen que saben mucho, y realmente no saben nada, y son tan cerrados y cuadrados que no están dispuestos a aprender, no importa romperse la rodilla, la espalda o el hombro si sudo en esta clase, da igual que no pueda hacer más en tres meses por no haberlo hecho bien… “Pero hay que ver lo que he hecho hoy”.

Pero todos somos libres para criticar, esta claro. Pero creo que las críticas deben ser constructivas, por cosas que se hacen mal. No se puede criticar por hacerlo bien, por hacer lo que se debe hacer. “No me gusta porque lo hace realmente bien”. ¿Eso es celos? Podría entenderse si estuvieran compitiendo, no te mola que lo hagan mejor que tú, pero a ver, cualquer persona racional pretende que quién tiene delante, a quién le está dando su seguridad y su entrenamiento, sepa qué es lo que hace, cómo y por qué, cómo evitar que se hagan daño y cómo darle más efectividad al entrenamiento. Porque sino… lo haces en tu casa.
Si yo pido que me hagan una tabla, espero que la persona que me la haga, sepa de anatomía, fisiología y entrenamiento para hacérmela, no que coja un dado y ponga lo que toque. Parece ser que no todo el mundo piensa igual.

Lo mejor de todo, es que seguro que si se pregunta directamente, todos te dicen “Claro que es más importante hacerlo bien”. Pero después critican que se les exija. A la gente no le gusta que le corrijan, que les digan que lo pueden hacer mejor. No les gusta que se les pida más, no les gusta que se les pida un esfuerzo por las cosas. Les gusta la comodidad y que les alaben. Les gusta vivir en su mundo en el que son los reyes, y si les quitas ese grado de reyes y les dices que haya lgo que mejorar… (O no se lo dices, simplemente explicas cómo se hace, ellos interpretan que es que les estás bajando del pedestal…).

Pero a mí me resulta imposible, sea por personalidad o por la cantidad de conocimientos que tengo. Pero me resulta imposible no explicar cómo se hace para no joderse la espalda, cómo evitar una tendinitis de hombro o una lesión de rodilla. Cuando, si fuera “lista” debería ser al revés… que se lesionen y ya les reparto unas tarjetitas. Pero ya se acordarán en unos meses, o años si tienen suerte. ¿Por qué no escucharía? o mejor… “¿Y esto por qué es?”

Debo ser extraterrestre por considerar más importante hacerlo bien que hacerlo a lo bestia y joderme. Igual estoy equivocada.

Pero ni puedo ni quiero cambiar. Sobre todo porque hay gente que realmente valora las cosas bien hechas. (La primera yo). Y por unos cuantos garrulos no voy a perjudicar a la gente que tiene sentido común, y que tiene el derecho de recibir las cosas bien hechas. Porque si fuera una crítica de algo que se pueda mejorar, tragas, lo aceptas y te lo curras para mejorarlo, pero si la crítica es que lo haces demasiado bien… es de tontos empeorar a posta, ¿no?. Porque creo que antes de criticar, hay que pensar lo que se critica, y hacerlo con sentido, no gratuitamente.

Lo que se han ganado es una gran clase teórica. En plan: “A ver… vamos a hablar un poco de cosas básicas: 1. Es mejor hacer ters bien que quince mal y si quereis una explicación de por qué es así, os la doy, a ver si con datos tecnicos se os mete de una puta vez en la cabeza. 2. Si haces las cosas como el puto culo, tu te cansarás, sí, pero tu cuerpo se está jodiendo, y en un futuro no muy lejano vas a tener que parar de hacerlo, porque te habras jodido vivo. Si das mal los golpes con los brazos, te harás una tendinitis de hombro de cojones. Si das mal las patadas te vas a joder la espalda y las rodillas. Pero tú te habrás cansado tres clases ¡¡¡Oleeee qué machotessss, tres clases y ya te has jodido para todo el año!!!! Y si quereis que os explique de un modo más técnico por qué al hacerlo como vosotros os jodeis, y lo que pasa en el cuerpo con cada golpe mal dado, os lo puedo explicar, tengo conocimientos de sobra y vosotros ni puta idea.

Ayssss, que me enciendo. Aunque realmente esto me indigna más en un nivel teórico que en uno práctico. Me indigna ver que la gente sea tan garrula y listilla. Mañana voy a dar la clase como siempre, como sé. Es más, seguro que cuando explique algo me reiré por dentro.

Escriba un comentario