Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Hoy he tenido un buen día..


Falta me hacía después del de ayer.

Pero ha sido un buen día gracias a chicos… jajajaja.
No quiero escribir aún sobre eso.. o más que aún, ahora, que es muy tarde y no tengo ganas de escribir (porque me he tirado dos horas contestando el correo a Mery)…

Lo único que quiero decir, y que puedo decir, es que otra vez en la piscina hay ese buen rollo que me hace desear que llegue el momento de ir a currar, ese momento antes de la clase en el que nos sentamos todos juntos. Es algo que siempre me ha encantado de este trabajo, que siempre ha habido, pero hacia tiempo que no era tan guay.

Y sí, claro, hay “uno especial”. Jajaja. Hoy he estado hablando muchísimo tiempo con Diego. Me ha encantado ver como además de compañeros, somos amigos. Hemos estado contándonos cosas, hablando, opinando… como si fueramos amigos. Una charla de buen rollo, interesante… chula… Me ha encantado. Ése chico no sabe lo que me ha dado hoy, además precisamente hoy, con una charla en ese tono… En tono de confianza y tal… Igual ha ayudado que hemos empezado hablando sobre un amigo de los dos desde hace un montón de años… Este chico no sabía lo muchísimo que necesitaba una charla así, sobre todo hoy. Ha conseguido hacerme sentir realemente bien.

Y luego cuando han venido el resto pues ha seguido igual. Ha sido de buen rollo. Ni estos chicos saben el favor que me hacen cada día, ni Miguel sabe el pedazo de regalo que me ha hecho con unos compañeros así. No lo pueden saber. Pero me han hecho sentir realmente bien. Además, estoy muy acostumbrada a estar con chicos… no me intimidan, no me escandalizan… por lo cual es un rollo genial.

Después ver a un pedazo de monumento sin camiseta…

A pesar que hoy no he ido al combat de SuperLuis porque no me apetecia, me ha venido el animo por otros lados… y mucho mejor.

Necesitaba un día así, y más después de ayer, y ellos me lo han dado. Me he sentido realmente bien con ellos. Me alegra ver lo fácil que es hacerme feliz, y lo pronto que se me pasan las cosas… de estar un día indignadísima y fatal, y al día siguiente poder decir que ha sido un buen día… No me queda otra, ¿no? No creo que sirva de mucho seguir consumiéndome por cosas que han pasado ya, porque me impedirían ver todo esto que ha pasado hoy.

Escriba un comentario