Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

¿¿Aleluya??


Hoy reconozco que tenía mucho miedo de lo que podía pasar. Porque se iba a crear una tragedia. Se mirase por donde se mirase la cosa no podía acabar bien ni en el país de los sueños.
Había varias opciones, pero ninguna era ni medianamente buena. De hecho ya tenía preparado el día en el calendario como que iba a ser uno de los peores.

Pero no.

La cosa ha salido demasiado bien. Preocupantemente bien. Demasiado fácil.

Es gracioso ver como cuando las cosas salen mejor de lo que esperas, o resulta demasiado fácil no te te fias. No puede ser tan perfecto. Y menos con algunas cosas. Y esta es una de ellas.

Que no es que no me alegre que haya sido como estar en el país de chocolate o mejor. Pero es que algo falla.
No se si es que se ve tan mal que cede, o es todo una broma macabra… o qué es. No lo sé. Estoy demasiado sorprendida. Y no puedo aceptar que por una vez las cosas hayan sido fáciles sin darle más vueltas. No, porque esto no es así. Debería haberlo sido, pero no lo es. Y que lo haya sido es mosqueante… Porque esconde algo. Pero no se el qué.

Aún así, me alegro que parece que haya sido así. Espero que se arreglen muchas cosas.

  1. MADRINITA Dice,

    Totalmente de acuerdo.La pena es que si esto tenia que ser sencillamente bien,no haya pasado antes,habria ahorrado mucho dolor.Nios queda el mosqueo,porque estamos acostumbradas a que las cosas sean más difíciles y complicadas………..espero que sea la excepción que confirma la regla.

Escriba un comentario