Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Cómo currar más (madrugar) y perder dinero


Pues… hoy echando cuentas me he dado cuenta de un dato “aterrador”.

No se si he escrito que esta semana estoy de un humor horrible, y cuadruplemente cansada, porque me ha tocado cambiar el turno, y currar de mañana. Así que estoy entrando a las 8 de la mañana. Sí, vale, para todo el mundo es horrible, pero cuando digo que para mí más es por algo. No me val e eso de “te acostumbras”. En 14 años que estuve madrugando para el cole, no lo hice, no lo voy a hacer en dos semanas. Es más, llego hasta tal punto, que me estoy planteando dejar el trabajo porque no puedo seguir madrugando. Y juro que es cierto.

Bueno, la cosa es que hoy me dieron la nómina de octubre y de agosto (Sí, de agosto). Y así echando cuentas y pensando… me he dado cuenta de algo escalofriante. Por hacer la suplencia a mi compañero ¡¡Estoy perdiendo dinero!!!

Me explico.
Yo por las mañanas doy clases a 18 euros. Como tengo que estar en la piscina, son clases que no puedo dar.

Por la tarde, doy clases de natación que no cobro. A esas voy. Por lo cual estoy por la mañana, voy a casa a comer, y vuelvo al gym. Lo cual hace que esté más horas que normalmente. Como estas son extras, y son de monitor, y no de soco, creo recordar que eran a 8 euros.
Como uno de los días que voy por la tarde es para completar la hora y media que me faltaba de la jornada, pues una tarde no la cobro. Tengo otras cuatro tardes, de las cuales son 45 minutos dos días, y 1.30 horas otros dos. En euros (si no me equivoco que por dios espero equivocarme), en dos semanas son 72 euros.

Con lo que se supone que iba a compensar la pérdida, era con los AG. Pero mi querido Miguel ha dicho a Alberto que además del día que ya lo da él, que vaya también el martes. Por lo cual se me queda en dos días los que doy dos clases a 15. Serían 4 días. Pero uno cae en fiesta. Son 30 euros por tres días 90 euros.

Bien, con estas cuentas… Serían 9 clases a 18 las que tendría que dar para igualar en pasta. En dos semanas. 4′5 por semana. Tengo fijas 3′5 que pierdo. Solo me quedaba una por semana, dos en total, que sacaría más en esta situación.
En Cronos el monitor de la mañana, se va de vacaciones. Por la mañana no hay nadie que de esas clases. Clases que podría dar si no estuviera de mañana. Son 6 clases. Ni siquiera puede darlas la coordi y yo dar las de la coordi, porque son a medio día que no me da tiempo, o por la tarde a las horas que estoy en la piscina. (aunque esas de la tarde no me las iba a dar, porque no hay casi gente, y para librarme yo de darla y que la cobre yo, va ella y se la pone ella y no la da).

Conclusión. Entro a las 8.00 de la mañana. Llego a casa más o menos a la misma hora. Madrugo. Echo más horas. Madrugo. Gasto más gasoil de ir y volver más, y más tiempo en desplazamiento. Madrugo. (Lo bueno es que puedo entrenar por la tarde… aunque tenga que salir corriendo para entrar en las clases). Madrugo. Estoy mucho más cansada. Madrugo. Paso mucho frío. Madrugo. Y encima cobro menos que normalmente. ¿¿¿Soy una pringada… (perdón PRINGADA) o no???

Es que lo sorprendente del asunto, es que, normalmente, cuando un compañero se va de vacaciones, y le cubren entre los demás, es para que todo el mundo gane más y se saque unas pelillas. No para encima perderla. Porque aquí todo el mundo está sacando una tajadilla… menos yo, que soy la que más tiempo lleva currando en la empresa.

Escriba un comentario