Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

La mala educación


Aquí va otro capítulo más de esas cosas que me indignan tanto de la gente que puede haber en un gimnasio. Joder, si es que debería hacerles una sección sólo para ellos. Son tantos y tan variados los maleducados… Que a veces me sorprendo de haber podido encontrar entre la gente que va al gimnasio buenas amigas. EMpieza a parecerme que la proporción de gilipollas es demasiado alta, y que he dado con las tres únicas personas adorables que había para hacerme su amiga. Resulta chocante.

Pero bueno, voy a explicar a qué viene esto. No sé si el otro día conté lo que le habían hecho a una compañera … Pero lo hago ahora.
Estaba dando una clase de Pilates haciendo una sustitución a otro compañero. Pues fueron tan desgraciados y meleducados que ¡¡se fueron todos de la clase!! La dejaron sola. ¿¿Pero esto qué es??
Puede no gustarte, puedes estar acostumbrado a otro profe, vale, pero ¿¿tan horrible es para que se vayan todos de la clase?? Creo que es imposible hacerlo tan estrepitosamente mal, y menos si eres una persona que da clases habitualmente.
Pero lo que la hicieron es una falta de educación porqeu si no te gusta lo que esta haciendo te aguantas, o si te vas porque eres tan guay que sabes más que el profe, por lo menos le das una explicación, nod as un portazo.. Y lo de irse todos. Es que eso es demasiado. Como monitor eso hunde. Nos sienta fatal que se vaya alguien de clase, cuanto más que se vayan todos. Es que no me lo puedo imaginar. Encima salir diciendo que eso no es Pilates que tal cual y Pascual. ¿Qué sabrán?

Pero bueno, es que han seguido demostrando la terrible falta de educación que tienen.
El viernes tuve que cubrir una clase de ciclo en mi gym. No me hacía demasiada gracia cubrir a ese profe en concreto, porque sé que es EL MEJOR, y que la gente está muy pillada con él, que si es a cualquier otro se le cubre sin problemas, pero a este… es más difícil hacerlo. No debería ser así, pero la verdad es que lo es. Sobre todo si la gente espera a alguien y le llega otro con un estilo completamente diferente, como es mi caso con este chico. No es que lo haga peor (que seguramente, el ciclo no es mi mejor especialidad), pero él pone una música machacona y yo pongo cantadas.
Además no estaba con todas mis facultades, pero como siempre, para mí, dar una clase saca lo mejor de mí, me anima y me quita todos los males. Entré arrastrándome y ahí no podía más que subir subir subir y subir.

Pero me voy de la historia.
Me tocó dar la clase. Paso, coloco la bici y una tía entra. “¿Y Rodri?” “No puede venir, vendrá a la siguiente clase” “¿Vas a darla tu?” “Si” “Pues si he llamado esta mañana y me han dicho que la daba él” “Bueno, pues a mi me ha dicho Luci si podía darla y le he dicho que sí, que Rodri llega a la segunda, pero no le daba tiempo a la primera”. “Pues si llamo y me dicen que la da él, y venimos porque la da él y resulta que ahora la das tú… Pues, a ver, que no es por ti, pero teneis un descontrol que esto no puede ser”. Y se pira.
Vale, genial. Ya me pone de mala hostia. No me conoces. No sabes cómo doy la clase. Igual resulta que te gusto más que él.
Yo he sido alumna, yo he adorado a un profesor. Yo he padecido los suplentes. Pero nunca me ha dado por decirles eso, ni por faltarles el respeto solo por una cosa “No ser el otro”. Que si es un combat y le vienen Dan y Rach, o Oscar, se lo dicen igual.

La tía se baja, y busca a Luciano para hablar con él. Cuando hablé con Luci me cuenta que ella le ha dicho que eso no puede ser, que el miércoles les dijo Rodri que si iba (ahora no ha llamado, ahora fue el miércoles en la anterior clase), que si no iba tenían que avisar por mail. “Pero es que le ha surgido algo, él también tiene su vida” . Y la tía quería que se avisara por sms. O que Rodri la mandara un sms diciendo que no iba a dar la clase. Veeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeenga.

El caso es que sube, y se pone en la bici juuuuusto delante de mí. Llevaba un chico de sombra, que se pone en la bici de al lado.

Empiezo la clase. La tía hablando. Empiezo a explicar la postura, las posiciones… la tía hablando. Cuento como va a ser la sesión. La tía hablando. Empezamos a currar. La tía hablando sin hacerme ni puto caso. “Si podemos hablar es que podemos trabajar más y subir más carga”. La tía hablando. Pasan dos canciones y media. La tía hablando y pasando de lo que decía o hacía. “A ver, aquí hemos venido a trabajar, para charlar está la cafetería”. La tía hablando. Media canción después se pone de pie con los demás… Y con las mismas se sienta, y se baja de la bici y se pira. Ni un hasta luego. ¡¡¡MEJOR!! El tío se queda, pero una canción después se pira. (Este seguro que pensó “como me quede la he jodido”. Él al irse me miró con una cara un poco de vergüenza, pero de reojo, tampoco me dijo nada, ni se despidió.) ¡Mejor!!

A partir de ahí la clase de putísima madre, en cuanto salieron por la puerta se me quitó el cabreo y los nervios de estar cubriendo a Rodri, se me quitó el dolor de todo el cuerpo y ya pude ser yo dando una clase. Y el resto la verdad es que los ví bastante bien. Aunque al final nadie se acercó a decirme “no te preocupes por esta tía” o “ha estado bien”. Y la verdad es que eso sí que lo eché un poco de menos. No me conocían, no tenían que hacerlo aunque lo pensaran. O igual ellos pensaban como ella pero tenían mucha más educación y se quedaron y comportándose. No lo sé. No le doy vueltas al tema.

Después entraron Luciano y Rodri y estuvimos comentando un poco. El pobre Rodri se puso fatal, que lo sentía muchísimo… Pero a ver… Él no es su padre. Él no educó a esa tía de pequeñita (y parece que sus padres tampoco la enseñaron educación). No es su culpa.

A mí lo que me jode es la falta de respeto. Porque entiendo que te jode que no esté tu profe, que vayas “por él” y encontrarte con otro pues te jode, pero ahí o pasas a la clase y la das con el otro profesor que no pasa nada, o te piras y punto. No faltas el respeto a nadie por no ser otra persona. Ya escribí sobre lo que hacía una en Cronos por no ser Luis y me parecía fatal. Así que no es algo que me parezca mal porqeu me lo han hecho a mí.

Me jode que la gente sea tan maleducada. Y tenga tan poco respeto.
Abandonar una clase dejando a la profesora sola por no ser su profe habitual, pasarse una clase hablando para irse a la mitad por no ser la persona que ellos esperaban que la diera… ¡Qué vergüenza!

Escriba un comentario