Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Cambio de año


Bueno.
Odio la Navidad, pero la verdad es que la Nochevieja-Año Nuevo me encantan… Porque significa que POR FIN se acaba ése año tan horrible y siempre tengo la esperanza de “No puede ser peor”.

Los Reyes también me encantan, por eso me pillé un rebote tan grande cuando el día 5, día de la cabalgata (todos los años vamos) el gimnasio iba a cerrar prontito, y me iba a dar tiempo a ir a verla… Pero me dijeron que no. QUe me quedaba sin cabalgata. Y no sólo eso. Que el día 6 le toca currar al único compañero de todo el gimnasio que tiene una hija. Y soy tan estúpida (en este caso no puedo decir buena gente) que se lo cambiaré… Aunque me lo estoy pensando, porque siempre estoy haciendo favores a todo el mundo y luego a mi me putean (no lo he contado, pero el otro día me molestó bastante cómo se portó un compañero, y me jodió muchísimo. No era este hombre, que es otro buenazo, pero me tocó la moral como para seguir haciendo favores). Y no sólo que los haga, sino que siempre los hago yo, parece que soy la única gilipollas que no mira en dirección a su propio ombligo.
Así que me quedo sin cabalgata, y posiblemente sin ver los caretos de mis sobris cuando vean sus regalos. (Si no lo cambio me voy a sentir todavía peor por haber permitido que el único que es padre se pierda los regalos de su HIJA).

Bueno, que me voy del tema.
El día 31 me tocó currar. ¡Qué coñazo de día! A las primeras horas poquíiiiiiiiiisima gente. Las clases que tenía (ni siquiera me acordaba que había AG) fueron sólo 1 ¬¬ así que un change por una miniclase de natación ¬¬ (la señora la pobre se avergonzó enseguida…jaja).
Y después toda la santa mañana sin poder bajar a tomarme un triste té, porque la piscina estaba sólo con 1 o 2 personas, pero no me podía bajar porque o eran niños o una que no sabía nadar… Así que toda la mañana sin bajar con la piscina con una sóla persona. Casi me muero de aburrimiento. Encima el putopanchi estaba subiendo cada dos por tres a darme la coña (creo que él estaba tan aburrido como yo). ¡Qué tío más pesado! Entre que yo estaba de un humor de perros (madrugar+aburrimiento+perderme cabalgata es una suma que solo puede ser = mala hostia) y que el tío es CANSINO con todas las letras mal escritas de aburrimiento, le solté un par que no se si se dio por aludido que no le soporto. Que para charlar 5 minutos cuando bajo a por un te o una coca cola vale, para reírme un rato de sus respuestas, de su marujonería (enterarme de cotilleos), o de su “bocacismo” (hay que ver lo bocas que es. es divertido decirle bulos en plan “pero no se lo digas” y que luego te venga otro diciendo que ya se lo ha contado…) vale, pero para más ni de coña.

Me voy, paso por el Carrefour a comprar unas cosillas y a casa a dormir la siestaaaaaaaaaa. Un paseo con el perro. Y llegó el momento en el que me mejoró el humor.

Empezar a hacer los canapés, a poner la mesa, que fueran llegando mis hermanas, mi sobrino, la sister in love… Otra vez otra reunión grande, esta noche eramos los de todas las Nocheviejas (bueno, Carlos otras no estaba) pero el ambiente era totalmente diferente, no era un aura de “mierda”, de depresión, y de estar por estar. Este año era diferente. No había grandes problemas. No voy a decir que mi padre estuviera bien, porque no se podía ni poner de pie, le teníamos que levantar y sentar… pero por lo menos estaba más contento. Era desolador, pero no como lo fue el año pasado (que físicamente estaba mejor), y si no llega a ser porque se le veía más despreocupado hubiera sido para coger el cuchillo de abrir el cordero y clavárnoslo en las entrañas a nosotros mismos. (De hecho ya mis hermanas decían que otro año así no iban a pasar, que no vendrían a cenar).

La cena todo buenísimo. La verdad, como siempre. Tampoco cometimos excesos. MI sobrino el peque para comérselo. Es increíble lo bien que pronuncia “amarillo”. Como veía que nos quedábamos sorprendidos cuando lo decía, decidió que todos los colores a partir de ahora se llamarían “amarillo”. También se podría haber hecho una competición de natación en el salón de mi casa (con la baba que se nos caía a todos) cuando dijo eso de “Hola ¿qué tal?”.

Las uvas. Por fin se termina 2008. Entra el 2009. Mi número (el 9), además, el último año de los 200X). El año que viene no sólo cambiará un dígito, lo harán dos. (Hace ya 9 años del temidísimo “Efecto 2000″ jajaja. Decían que se iba a acabar el mundo… y 9 años después aún sigue, en crisis, pero sigue. Jajajaja.

¡¡¡Menuda cantidad de fuegos artificiales!!! Aunque la crisis se ha notado, y los vecinos han tirado muchos menos que el año pasado, pero no nos han defraudado, los de enfrente, los de la esquina, los de enfrente de Luci, y los de un poco más arriba. Tenemos unos vecinos ricos, para permitirse comprar fuegos artificiales. Además de los que se veían desde la torre por todo Madrid. Es impresionante ver como mires donde mires, ves el cielo lleno de colores y de fuegos artificiales, pero una hora después seguían viéndose. Es genial subirse a la torre a verlos.

La “fiesta”. Pues fiesta no fue, pero la verdad es que fue una de las mejores nocheviejas que he pasado. Y me estoy dando cuenta que la mayoría las he pasado en una casa jugando. De pequeñas, mi amiga Luci y yo nos alternábamos a subir o bajar a casa de una u otra, a jugar al trivial o a algo parecido. El primero que la pasé fuera de casa (para mí la casa de Luci era mi casa), fue en casa de la prima de mi amiga Susi. Hizo una fiesta, pero vamos, estuvimos cantando y tal. Dos años fui a fiestas, una en un hotel que fue el año de “el baboso” (ya contaré esa historia), y otro con mi chico y el grupillo en el de Chamartín. El siguiente lo pasamos en el Círculo de Bellas Artes currando en el ropero. Y desde entonces, venía mi chico a mi casa, y jugábamos a algo, a la Play, o a algún juego. Otro año fuimos a casa de Carlos, con Lio, a jugar al trivial, dardos y play. Y este hemos estado en casa de mi chico, con su hermana y el novio, jugando al Cranium y a la Wii.

La verdad es que tengo que decir algo que nunca pensé que diría (ni me quiero volver a arriesgar a poder decir de nuevo, o hacerlo lo menos posible. A pesar de lo que ví, sigo sin fiarme un pelo.) No he visto día ni noche ni nada en el que TODO el mundo condujera bien. Todos íbamos con eso de “van todos borrachos” y TODOS ponían el intermitente, TODOS miraban antes de cruzarse sin meterse por sus cojones, TODOS iban a la velocidad permitida sin pasarse un solo kilómetro por hora, TODOS paraban en los semáforos si se ponían en ambar… IMPRESIONANTE. A pesar de eso, sigo diciendo que esa noche cuanto menos se coja el coche mejor, y si se puede no coger mejor todavía.

En cuanto a los juegos. Decir que ya no estamos invictos en el Cranium. Por poco, pero nos ganaron Silvia y Anotonio. Nos trabamos en una roja, ellos tuvieron suerte con el dado… Y cariño, ¡¡¡UN CASTOR!!!! ¿¿Quien además de tí no piensa en la montaña rusa al pensar en parque de atracciones?? ¿¿Cómo voy a poner yo respecto a internet la palabra “porno” en tres palabras (ni aunque pudiera decir un millón de cosas que me sugiera internet)??? Jajaja.
Aunque luego en la rebancha les ganamos nosotros.¡¡¡SIIIIII!!! ¡¡¡HEMOS PODIDO VENCER A LOS TODOPODEROSOS EN LOS JUEGOS DE MESA!!!! ¡¡¡CAMBIA EL REINADOOOOOO!!!
Nos lo pasamos pipa, la verdad. Me tocaron unas cosas… “el gato volador”, “el butanero” (cómo no, haciéndolo por mímica tirándose a alguna), “castor” (castores venid, castores llegad… XDXDXD).

También estuvimos cantando un poco en la Wii, aunque hay muchas canciones en inglés, de hecho yo canté las dos en inglés. Una del pump y otra del balance. ¡¡Peazo notaza en inglés!!. Y jugando al golf.

Cuando llegó el resto de la familia, que se tenían que acostar, tuvimos que recoger el chiringuito. Y además de dormir con mi nene, dormí con… ¡CAMILITA! Mi peluche de cuando estaba en la cuna, a ver qqué van a pensar. La gallinita de paño que me hizo mi hermana mayor.

Hoy nos hemos levantado, vestido, y hemos pasado a reservar mesa para el sábado (mañana, porque aún es antes de las 00.00 cumple mi nene), al restaurante donde celebramos el de mi padre.
Hemos venido a casa, a preparar más canapés, las piñas Hawai (¡¡Pero qué ricas que están!!!) y prepararlo todo, porque hoy además venían mis otros dos sobrinos.

Después de comer, mi sobrino más peque (es decir, su padre), quería conocer “los secretos de la Wii”. Y nos hemos pasado toda la tarde jugando a la Wii los no tan niños (porque los niños lo intentaban, pero los mayores lo acaparábamos en la mayoría.) De hecho David, que no puede levantar el brazo, por lo del accidente , la rotura de clavícula, las costillas rotas, la operación, los clavos… Se ha pasado toooooda la tarde jugando al tenis, al golf, al Mario Kart… mi hermana ya le ha avisado que va a dormir en el salón porque no va a poder dormir del dolor que va a tener…

Pero nos lo hemos pasado pipa. David, Juan, Carlos, Juanma y yo (y a ratos cuando dejábamos a la Lili. Nieves lo ha intentado dos juegos de tenis).
Y menuda paliza les he dado YO (Sí, yo. Yo tampoco me lo explico.) Jugando al golf.
Después cuando se han ido nos hemos quedado jugando con los niños (ya los de verdad), y hemos cenado pizza.

Mi padre hoy estaba mejor. Y los niños siempre animan. Además, después mi hermana me ha hecho una flor-broche de telitas… más chula… (Pondría una foto si mi querida cámara de fotos no hubiera decidido que ya estaba haciendo fotos mi hermana Nieves y ya me las pasaría. Que no hacía falta que ella funcionara, se ha dado vacaciones. No tengo nada claro por qué, pero no se ha guardado ni una sola foto de las que he hecho ayer ni hoy. Menos mal que las bonitas ayer las hizo mi hermana y me ha pasado la tarjeta y las tengo en el pc. Pero de la flor nada. Aunque ahora ya si he conseguido hacerla, no me apetece reiniciar el ordenador para meterla. [Es que el lector de las tarjetas solo funciona una vez por encendido del ordenador. Es así de chulo])

Lo típico es hacer un balance del año, un resumen y proponerse metas y retos para este que entra. Pero yo tengo tantísimas ganas de olvidar el 2008. Que todo lo que venga en el 9, seguro que es mejor. Todo apunta a que puede serlo. Sólo hay que jugar bien mis cartas, poniéndolas en el lugar indicado con el soplo del Destino puede ir muy bien.

Dejo unas fotos (de la cámara de mi hermana).

Mi hermana con su niño. Por fin tengo (y por lo que he oído “tiene”) una foto decente de ambos. La segunda nochevieja del pequeño.


Con sus dos papis. De estas ya hay más, pero aunque después Rubén me regañe por poner fotos que pesen mucho… no me canso de poner fotos de mi sobrino.


Los abuelitos con mi sobrino peque y el perro. Es imposible que el abuelo y el niño miren a cámara, cuando lo conseguimos, es la abuela la que no mira.


De las fotos que tengo con Dani, creo que esta es la que más me gusta, o una de las dos que más me gustan.


Falta una de las titas, la “tía mayor”. Aquí estamos una de mis hermanas y yo, además de la hermana de mi cuñao David. Pero hoy no nos hemos hecho fotos las tres tías Domínguez. Aún no tenemos ninguna de las 4 tías con el enano. Reto para la próxima.


Una foto más de la panorámica de la mesa de anoche. (De hoy ya no tengo).

  1. bea Dice,

    Feliz año nuevo guapa! que pagina mas cuariosa te has currao!mola, me ha hecho saber un poquito más de ti!un beso

  2. coyote Dice,

    ¡¡BEUCHI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! mi niña que tal????!!! que ilusion mas ilusionosa que hayas entrado aqui :D :D:D:D
    ¡feliz año pa ti tambien!!!

    muchas gracias!!! aunque bueno, el merito de la pagina no es mio, yo solo me limito a escribir y a poner las fotos, todo lo demas es obra de unos amigüitos (noel, rub.. gracias!!!).

    muchos besos guapi, y a ver si te escribo (como no lo haga ahora no lo hago, pero es que hoy no tengo ninguna gana de escribir… tengo la entrada para hoy, pero no me apetece… estoy cansa.. me voy a poner en la entrada que te escriba!!! jajajaja)

    me alegro mogollon saber que sigues bien,y que hayas entrado, de verdad qeu no sabes la ilusion que me ha hecho que me escribas!!!

    mordiskitosssssssssss

Escriba un comentario