Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Ante la depresión… compras


No es que sea una mujer típica precisamente. Hoy me he dado cuenta que para mí lo de las formas de las copas de los sujetadores es un misterio. No sabría decir cuál es la mía, si B C o D (¿hay A?). Yo siempre me fijo en la talla… quiza sea la forma y coja la forma que me guste… ni idea. Investigaré sobre ello… o si voy a una tienda pregunto.

Pero bueno, el tema no son los sujetadores. Aunque me he comprado dos de Agatha Ruiz de la Prada preciosos: verde chillon lima… y azulito. El rosa al final no había mi talla; me han recordado a los bikinis de Agatha que tuve hace unos años, lo mismo, de cada color… y mi amiga Luci también. La verdad es que eran chulísimos. Agatha tendrá cosas horteras, pero hay cosas chulísimas, bikinis… y veo que sujes… algún abrigo, y la ropa de niñas es genial.

Y ya puestos, me he comprado un puñao de tangas en Victoria’s Secret… que ando escasa ya… y encontrarlos de Victoria así de rebajados… y encima tan simpáticos de lunas y buhítos, es difícil.

Soy una persona que aborrece las compras. Me aburren. Me cansan. No lo soporto. Mi chico me ha pedido que fuéramos… y bueno, por él. Hemos ido al Xanadú, por eso de cambiar de centro comercial, y porque había una tienda de ropa que nos habían dicho, que nos iba a gustar… Es como de “ropa manga” jajaja. Koroshi se llama la tienda. Hacía tiempo que no iba a una tienda (Decathlon no cuenta) y me lo quería llevar todo. Es más, me suele pasar al contrario, entro y no me gusta absolutamente nada de lo que hay, por eso no suelo comprar ropa. No es que tenga gustos raros, pero es que hay cosas terribles por las tiendas. Pero aquí… hemos arrasado. Era ropa cómoda, barata y chula. Sin complicaciones, ni estampados horteras… formas simples, normalitas…
Y bueno, eso de ir de compras para distraerte está todavía mejor si el que paga no eres tú. Jaja. Gracias niño. :D :D:D:D:D.

Me he comprado:
- Una camiseta negra, “casi sin escote” jajaja. Lo más simple del mundo, escote en pico abiertito, sin mangas, y sin que marque michelines ni se acorte.

- Una camisa negra. Con forma de kimono. Escote pico abierto largo, manga más ancha, con botones debajo de las tetas (digo, del pecho) para realzar más y marcar más cintura. Esta más elegante, pero con unos vaqueros ideal de la muerte ¿sabes?.

- Una camiseta de manga larga de rayas rosas marrones, con cuello de barco vuelto… (no se como se llama, que se dobla y queda a lo barco). Simple, ajustadilla, pero no de las que marcan michelines, queda bien pegadita al cuerpo, cede sin apretar…

- Una camiseta de rayas marrones y blancas, enganchada al cuello pero con los hombros libres. También, normalita, sin michelines, ajustando… ¿Por qué es tan difícil encontrar ropa así?

- Unos pantalones, bueno, peto, aunque me pensaré que se conviertan en pantalones marrones ¿militar marrón? No sabría decirlo. Algo anchillos para no marcar michelines en la barriga… Un poco más de raperilla, pero muy chulis.

Y había unos vaqueros también bajitos, ajustados pero que te pudes abrochar sin hacer el efecto “cuelgue” (de michelín), que levantan el culo. Al final no, porque los de mi talla no me podía mover con total comodidad, y una más me quedaba enorme de cintura… y no quedaba bien.

Y después una de sincerarme y soltar todo lo que llevaba dentro, con mi nene. Que se ha portado como un campeón. Me encantan estos momentos en los que somos amigos. En los que noto que puedo decir todo lo que pienso y lo que siento sin temores, un “Coyote al desnudo” (a ver los mal pensados, aunque estaba con mi chico, no me refiero al sentido más literal del desnudo… ¿o quizá después si? jajaja. No).
Me ha recordado a otra época realmente mala, después de terminar la carrera, algo después… Con los miedos sobre lanzarme al cambio laboral, mis problemas familiares, mis problemas con una de las personas más importantes de mi vida… Días en los que no hacía otra cosa que llorar. En los que no me apetecía nada. Sólo llorar. Y allí estuvo mi niño, escuchándome, estando a mi lado, abrazandome… Recuerdo haber pasado horas y horas y horas y horas hablando, en el coche, en su casa, mientras paseábamos… No diré que echaba de menos esos momentos, porque estaba realmente jodida, pero si que me he dado cuenta que si que echaba de menos las conversaciones así.
Y ahora lo agradezco más, porque él está también bastante jodido, pero ha estado atendiendome a mi. Cariño, me doy cuenta aunque parezca que no.

Y para terminar una cenita en el Ginos. Necesitaba algo así. Una tarde de compras no es precisamente mi tarde ideal, ni mi tarde antidepresiva, pero necesitaba estar así con mi chico, necesitaba sentir a un amigo a mi lado. Porque hoy más que un novio ha sido un amigo, que es lo que necesito ahora. Y creo que lo voy a necesitar, porque las malas noticias no vienen solas, vienen de tres en tres… y “sólo” llevo dos, igual la tercera es porque cada una vale como una y media… jajaja.

  1. noel Dice,

    Como veo que estas un poco chof…te dire…que te sientan genial los copa 2 , 3 y todos los que te pongas jajaja …y coño animate un poco ¡¡¡

  2. gato karateca Dice,

    si te quedan muy bien todos los que te pongas, y me animo a que te alegres… y espero que no pongas fotos de como te quedan los tangas…. aunque haya votacion popular a favor…

  3. coyote Dice,

    ¿¿las copas no eran con letras??? XDXDXD (hoy me han dicho que es por la forma del pecho, ahora me falta descubrir cual y por que es la mia… XDXDXD)

    “me animo a que te alegres…” “animo que te animes comprando ropa anime” – > XDXDXD

    Jajajaja, deja las fotos de los tangas… aunque una tengo… XDXDXD -> just kidding

Escriba un comentario