Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

La tierra me llama…


Me queda una semana para irme de vacaciones ¡BIEN! A mi tierra ¡BIEN BIEN! Dos semanas ¡BIEN BIEN BIEN! Puede que sola ¡BIEN BIEN BIEN BIENNNNNNN!

Espero que nada se vuelva a joder… Pero es que… Necesito las vacaciones mucho más de lo que esperaba.

Tanto tiempo sin vacaciones (son del año pasado), y encima he estado enlazando días, semanas y meses en el gym… Entre unas cosas y otras fines de semana sin pasar por allí desde octubre… puede que haya tenido tres. Cursos, clases, recis… Lo que sea. Pero allí estaba.
Estoy muy muy muy cansada, física y mentalmente.
En lo físico, llevo casi un mes mu perro para entrenar. Me duele todo demasiado, y he reducido las horas que voy…

Y en lo psicológico… Un día que tuve un curso no tuve que dar clases a los niños. Me pareció una bendición. Estoy de ellos hasta las orejas.
Incluso se me quitan las ganas de dar clases… Cuando me suena el despertador para tener que ir siempre pienso “Cuando vea a Luciano le digo que me las quite de momento, no puedo seguir levantandome”. Nunca lo hago,y cuando empiezo la clase entro en otro mundo… Pero estoy sin ganas… de na.

Además, me estoy dando cuenta que “la tierra me llama”.
Cuando me sorprendo echando la bronca a los niños en andaluz. (Sólo se me puede llegar a notar el acento cuando llevo mucho allí y se me pega, o cuando empiezo a hablar mu rápido… o mu enfadá. Expresiones uso muchas, pero ¿acento? ¿de qué?. Es más, hace unos años que evito que se me pegue, porque mis amigos se meten conmigo porque no tengo acento y “hablo raro” y pa chincharles, sigo haciéndolo XDXD).

Cuando al cerrar los ojos sentada en la tumbona de la pisci 10 minutos al sol llego a oir las olas dentro de mi cabeza.

Cuando por todas partes me llega comida de mi tierra. Voy al Gambrinus, la salsa de la raya; voy a los Montaditos y esa si que es la salsa de la raya en pimentón digan lo que digan… gazpacho, chocos, fresas…

Cuando me paso un buen rato sentada en la rama de un árbol como hacía por allí.

Cuando me pongo a cantar los ejercicios con palmas, y me pongo a hacer una sevillana cuando me desquician… “Patada de crol, estos niños no saben la patada de crol, no van a hacer na mas… que patada de crol” con unas palmas…

Cuando en la meditación del Balance se me olvidan todas las meditaciones diferentes que tengo y sólo puedo pensar en la de la playa… Y sólo puedo pensar en las ganas que tengo de hacer un Balance en la playa…

Cuando no me pongo una camiseta que me gusta para no mancharla “porque me la quiero llevar”.

Cuando cada vez que me quedo en la parra solo puedo pensar en estar alli.

Cuando todo me recuerda a Lepe… ¡Ya queda menos! Espero. Porque necesito de verdad unas vacaciones.

playaramas.jpg
Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Escriba un comentario