Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

La ruta de la bellota


Voy a empezar a contar mis vacaciones, por el principio. Y el principio es el viaje.

Esta vez, después de que mucha gente me recomendara esta ruta, y que todas las guías que encontré por internet me mandaran por ahí, a pesar de ir sola, me arriesgué a probar este camino: La Ruta de la Bellota. A ver, en teoría es la A5 y luego la Ruta de la Plata… Pero para resumir, “La ruta de la bellota” porque paso por mis amigos los belloteros (Jorge, este es un guiño patrocinado por tí ;P… Ya te paso la facturita).

Así que después de comer… cargué el coche… Metí al perro en el coche… Bueno, más bien se metió el solo y le tuve que sacar para colocar bien la caa y no salia de la caja… Ahí dude si era un perro o una ventosa o una araña o algo así, porque no había manera de sacarle… Puse el GPS (sin actualizar desde hace por lo menos… ¿4 años? Y éste era el único que me mandaba por la A4… Aunque descubrí por qué mucho después, porque no había caido. A pesar de sus indicaciones, que me las pasé por el forro fui por la bellota.) Me despedí de mis padres… Y rumbo a mi tierra: llegaría para cenar en el bar en el que curra un amigo, con un poco de suerte, acompañada por otro :D .

Y descubrí que mi GPS me mandaba por la A4 porque no estaba actualizado, y para él, la mitad del camino iba por medio del campo (eso cuando no me mandaba girar 180º o girar a la derecha en plena autopista… ) Porque la autopista es nueva (la han terminado hace nada… En enero del año pasado aún no estaba…)

Pero esta ruta es mucho mejor… Por varios motivos:

* Psicologicamente: No es lo mismo pensar “3 horas a Mérida” y cuando estas en Mérida “Venga, otras 3 horas” que pensar “Joderrrrrr, 7 horas palanteeeeeeeeeeeeeeeee”. Además, el cambio de carretera ayuda mucho… Coger digamos dos muy diferentes (en realidad son tres, pero la tercera la cojes igual vayas por donde vayas), que ir siempre por la misma… Es muy aburrido… Y con dos motiva más.

* La autopista es nueva. Por tanto esta muchísimo mejor. Asfalto nuevito (en la A4 hay tramos que parecen ya caminos de cabras… que hay que mejorarlos… Y aunque siempre estén asfaltando pasan demasiados coches y camiones y siempre está fatal). Por no hablar del trazado… En la de la bellota (vale, es la de la Plata… pero…) Es más recta (claro que tiene las minicurvas y minicambios de rasante obligatorios, no es una linea recta total… pero tiene lo justo para no dormirte). Toda enterita a 120 sin tramos peligrosos. Te quitas la terrible cuesta-curva de Córdoba y la de Sevilla.

* Te quitas Despeñaperros y Miarmalandia.
Siempre me ha gustado Despeñaperros, pero es un coñazo. Por aquí te lo ahorras, lo que pasas por la sierra es un par de túneles a 100, cortitos, sin ni una curva ni cuesta como Despeñaperros. No sólo es seguridad, sino tiempo que te quitas.
Y Miarmalandia (Sevilla) pasas, claro, pero por la ruta la Bellota es una salida de la SE30 (sigues en autopista) porque prácticamente se enlaza con la A49 (la de Lepe), en cambio por la A4 tienes que atravesar Sevilla (o Se30, o centro o Cartuja, pero de punta a punta… semáforos, atascos incluidos…) Por la bellota te lo quitas.

* Se tarda menos. Claro, mejor carretera, sin puntos peligrosos, sin Despeñaperros ni miarmas (que se pierde tiempo, aunque en kilómetros sean parecidos)

* No llegas tan cansado. Claro, se tarda menos, no desgasta tanto psicológicamente… Normalmente cuando llego me tengo que meter en la cama a “romperme el cuello”, que no aguanto ni lo que es comer (o cenar) ni descargar el coche sin estar durmiéndome… Y esta vez tranquilamente, que salí, cené, organicé todo, ví una peli… y sin sueño, como si no hubiera hecho un viaje tan largo.

Conclusión. Que parando, tardé menos de 6 horas sin pasar de 125. Y no llegué tan cansada como por el otro camino. Amos, que les ha costado muchos muchos muchos muchos años terminar esa autopista… Pero no hay color. Comprendo por qué todos los de allí que vienen ahora lo hagan por ese camino. Ya no hay carretera de camiones, ni sierra de Huelva que atravesar. Me alegro de haberlo tomado.
Oficialmente, he cambiado mi ruta de viaje para ir a mi tierra. Me he vuelto “fan de la ruta de la bellota”.

Escriba un comentario