Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

En la cárcel por friki


Literalmente. No podría haberlo dicho de una forma más clara y más cierta.

Un día, después de irme de la playa, me aburría, y llamé a un amigo pa que me llevara al Decathlon que habían abierto en Huelva. (Ya sabeis que para mi el Deca es visita obligada), y me dijo que no podía que le llamara al día siguiente.
Pero yo no tenía nada que hacer… Y tenía tiempo para “investigar”, además que los Decas suelen estar al lado de las carreteras y no tienen ningún misterio para llegar… Y había un cartel en la carretera de la Antilla que ponía que era la salida 81 de la A49 dirección Sevilla.

Pues allá que fui.

Llego a la salida 81 de la A49 dirección Sevilla. Y no se ve ningún Decathlon, ni ningún cartel de publicidad en carretera… Pero si lo ponía… era por algo, así que salí.

Llego a una glorieta, por la derecha iba a dos pueblos… por la izquierda “Centro Penitenciario” y mirando hacia allá, a lo lejos veía el Deca, justo detrás de la cárcel… Así que tiré para la izquierda.

Según iba avanzando por la carreterilla iba pensando… “Espero que la carretera esta no lleve sólo a la cárcel… ” porque no había ni un coche, porque no era muy transitada… porque sólo había una persona con pinta de acabar de salir de la cárcel…
Y cuanto más avanzaba más me decía “¿Como va a ir sólo a la cárcel? Tiene que continuar”

Pues no, no continua… bueno, lo hace pero DENTRO de la cárcel…

Así que ahí estaba yo, pasando la garita de la entrada a la cárcel… para poder dar la vuelta (era una carretera estrecha sin ninguna entrada o salida a un campo en el que maniobrar, y a mitad del camino llevaba un coche detrás…).

Me metí en la cárcel. Dí la vuelta al ruedo. Los del coche de detrás me miraban extrañados. Los de la garita más.

Así que sí, me metí en la cárcel (literalmente) por friki, por buscar el Decathlon yo solita y no poder esperar un día a ir con alguien que supiera.

Pero bueno, según entré, salí. Que es más de lo que muchos pueden decir. Hice la visita y me di la vuelta… Y al llegar a la glorieta, tiré a los pueblos… Y ¡¡¡SI!!! ya encontré el Decathlon.

Así que por lo menos estuve en mi “objetivo”. Me compré una sudadera blanca chulisima, la fedball y unos pantas piratas pal balance. Además de dos toallas de las que secan, una pa mi y otra pa mi compi.

Y cómo no. Dejo constancia de que “yo estuve allí” (En la cárcel me dio vergüenza hacer la foto… sobre todo porque si me bajaba me quedaba allí seguro… Aunque fuera por tolai. )

aaa

  1. NACHO Dice,

    hay que joderse lleva cojones esperate a mañana “dicen” ahra no puedo “dicen” si esque el cerebro ya no funciona bien carmele te lo tienes que cuidar un poko weli

Escriba un comentario