Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

A mí nunca me dijeron “No hables con desconocidos”


Bueno, si me lo dijeron… Pero cuando llegas a una edad se olvidan las cosas… (Sí, suena a abuela, pero como soy la “weli” de la pisci… Pues ya empiezo a actuar como tal XDXD)

Realmente no es que yo hablara con ellos, ellos hablaban conmigo. Fue en el mismo día y tuve la impresión de que llevaba un cartel que decía “Estoy sola y aburrida, hablen conmigo. Por favor.” O algo así, o bueno, quizá fuera el día de “todos los locos hablen con Coyote”… No lo sé.

Lo que sé es que yo fui a la playa a estar tranquila y me tiré toda la tarde hablando con unos o con otros. Que no me molestó, incluso… agradecía hablar con alguien de carne y hueso y no a través de un cacharro puesto en la oreja. Y fueron bastante majetes y agradables, no fueron molestos ni nada.

Fui a la playa y antes de dar un paseo, me senté en la arena a mirar el agua, escuchar el balance para ir aprendiéndomelo y hacer ganas de moverme. Como la playa estaba casi desierta podía hacerlo tranquilamente, relajándome aunque siguiera en la zona “habitada”.

Me estaba riendo, porque mientras yo estaba con el vídeo del Balance, había un tío que estaba estirando en la orilla, y me hacía gracia porque coincidió en un par de posturas cuando las estaban haciendo en el vídeo.

Mi perro, que es un perro muy social, se acercó a él, y cuando se subía otra vez conmigo, el tío le acompañó. Y me empezó a preguntar por el perro, que qué tipo de cocquer era, que si no era muy agresivo (ya le dije que es un buenazo). Me preguntó qué edad tenía, y después me empezó a contar que él tenía una perra que se llamaba Gitana, que la tuvo desde bebé, que tuvo que dear de trabaar para darle el biberón cada dos horas, que solo la gustaba la leche Pascual… y que después de 15 años había muerto en febrero. Casi me pongo a llorar con la historia.

Después estuvo contandome toda la vida obra y milagros de la perra. Una perra loba. Me contó también que por ella se había comprado la casa aquí (me dijo donde, dato que archivé para decirselo a mi chico cuando hablara con él, por si las moscas…). Estuvimos comentando lo majos que son los perros, lo mucho que ayudan, lo que hacen por sus dueños, que no se mueven cuando estan malos, que son protectores… Tres horas. Que se me hizo casi de noche. Menos mal que me sonó el teléfono, porque yo veía que sino no acabábamos. Y se puso a esperar, se alejó y habló también por teléfono… Pero yo alargando, contando todo a mi chico, para que supiera qué hacer. Pero después de eso ya colgué y me subí con la intención de despistarle, y después dar un paseito (estaba a punto de ponerse el sol… 20 mi nutitos me quedaban para pasear tranquilamente, incluso más).

Después de la maniobra, aunque no me salió del todo bien porque tenía su coche aparcado enfrente del mío (por lo que vió qué coche tenía).
Volví a la playa y lo cambié de sitio. Y fui a dar un paseo mucho más corto de lo que me hubiera gustado.

Cuando volvía del paseo, mientras me ponía las zapatillas, se me acercó un hombre mayor. Pero este fue encantador. Se acercó para avisarme que había una jauría de perros salvajes en la retamar, que tuviera cuidado, que estaban atacando porque debían de tener hambre. QUe hacía dos días había ido con la moto para “allá” y que de repente salió de las dunas un perro con todos los intestinos colgando, y la panda de chuchos detrás, que se les acercaron, pero ellos les arrearon con las cañas y echaron a correr. Pero que se estaban acercando mucho.

Vale, ya tenía película sentimental y película de miedo protagonizada por perros ¬¬.

Y esa noche, quedé con mis amigos (increíble pero cierto… XDXD) En teoría para hacer la ruta de la tapa… Bueno, qué leches, eso lo cuento en otro post… Sólo diré que quedé con dos que conocía… y con otro que aunque no conocía… él si conocía dos partes de mi cuerpo desde hace… 6 o 7 años pero que aún siguen comentando el acontecimiento ¬¬ “compañero de footing del Verano”…

  1. 18 abril 2011 Jaquecas hasta en Lepe… | Alucina Vecina Dice,

    =]MARKED AS SPAM BY SLIDE2COMMENT[=
    [...] fui a las dunas que ahí por lo menos no sube el agua, pero empezó a llover, y cuando me iba pasó el loco de la colina original , ahí se me acabó la paz, saber que ese hombre estaba por ahí, me quitaba la tranquilidad de [...]

Escriba un comentario