Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

¡¡A la mierda el PutoPilates!!


Después de tanto dudar si hacía lo que me gustaba o seguía amargada por el PutoPilates , me decidí por lo que me gustaba. Cuestión de prioridades, preferencias o acto de rebeldía, llamémosle como queramos, incluso tontería.

Pues… ya puedo decir… ¡¡¡HE TERMINADO CON EL PUTOPILATES!!!! A mis compis les queda una semana, pero a mi ya no me queda nada. FIN. TERMINADO. SE ACABÓ. FINISHED. FINITO.

Nadie sabe el peso que me he quitado de encima, porque para mí cada vez iba a peor, me duraba más el cabreo y la agonía de tener que ir… Pero ya no. Ya no más. Ni suelo ni reformer. Si algún día tengo que hacer más, por lo menos espero que sea muy muy muy muy muy muy muy lejano en el tiempo… y mejor si es ¡¡nunca!!.
Para mí es una pesadilla. Ya conté con el otro curso (aunque creo que no puse que al final mis compis me acabaron cayendo medio bien, que me lo pasé bien el último día y el anterior, incluso fuimos a comer sin que me muriera. XDXD. Los últimos días con los concursos que hicimos lo pasé hasta mejor. Después cada uno dando algo de lo suyo, y yo, POR SUPUESTO un combat. XDXD.
A falta de algo mejor que poner pongo la única foto de grupo que mandaron, a pesar de hacernos mil. (Del curso de MAT, de este nada de nada)
pilates-mat

Pero este era peor… la profe no me caía del todo bien, los compañeros más horribles que en el otro (es lo que tienen los cursos de Pilates, que la gente… por cada simpático hay 15 idiotas, 19 subnormales profundos y 40 gilipollas).

Pero bueno, al final me ha salido bien, y he hecho hoy el “examen”, y he podido firmar la tarde que falté por la comunión, por lo que cumplo horas y al final tengo las dos cosas, que no las tenía todas conmigo en este caso.

Pero se acabó. Soy libre para hacer lo que me gusta.

Además, hoy que ha sido el último día digamos que salvo porque ha sido el último ha sido una mierrrrrrda. Porque la barrigona parece que mañana suelta los gatitos. Me dijo el veterinario que el día antes iba a estar nerviosa, insoportable… Y se quedó corto. ¡¡Madre mía qué horror!! ¡¡¡Qué noche nos ha dado la plasta!! La tiene que doler y andar con contracciones, molesta o lo que sea. Pero toda la santa noche maullando, entrando y saliendo, metiéndose entre las sábanas (capaz de parir ahí, tirando todo e intentando abrir los armarios…
Yo me he ido al curso, pero es que al parecer el día ha sido todavía peor, que le han acondicionado mil sitios, pero que no se decidía, y aún sigue dando la brasa, ya encerrada en el que más la vale que sea ya definitivo, porque no aguantamos más.
Encima, la muy cabrona, cuando llego después del curso, ya estaba mi chico en casa, y nos vamos a ir, y la tía nos sigue hasta la puerta se pone a mauillar como pa que nos quedemos con ella, volvemos y nos va guiando hasta el que iba a ser el lugar elegido (hasta que ha empezado a diluviar) y allí nos hemos tenido que quedar jugando a las cartas, porque si nos movíamos se venía detrás a incordiar. La pobre querría compañía, pero yo quería dar una vuelta con mi nene y celebrar el fin de la pesadilla Pilates, y además estaba cansadísima, que no había dormido. Y así sigo, que me voy a acostar antes de que se escape. A ver si cuando me levante mañana me encuentro con gatitos que tener que empezar a colocar.

Así que con mucho cariño, y ya muy feliz porque se acabó esta pesadilla me voy a dormirrrrrrrrr

Escriba un comentario