Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Herreruela de Oropesa con SARIXU


Al final fuimos. Y ya hemos vuelto.
Sin comerlo ni beberlo, ni enterarme siquiera me quedan solo cuatro días para coger de nuevo el coche y largarme a mi tierra. :D :D:D:D… Pero.. ¿quién cuenta los días?

La verdad es que ha sido guay, podría haber estado mucho mejor si no hubiera estado tan cansadísima.

El pueblo está cerquísima, no se tarda na en llegar, así que en un rato estuvimos alli. Llegamos sin tom tom ni na, a la aventura con un mapa de carreteras. Y llegamos, tuvimos que quedar en la Iglesia para llegar a su casa pero bien.

Después de saludar, soltar las bolsas y tal, nos subimos a tomarnos el aperitivo al bar donde trabaja el novio de Sarixu, Jesús, al que aún no conocía. Alli se toman cortos, que es un vasin pequeño de lo que sea, por 50 céntimos, y que te ponen una tapa acompañando. Nos tomamos unas cuantas y después nos fuimos a comer.

Al final acabamos comiendo en casa, porque la madre de Sara había hecho comida… y ya era un poco tarde, así que comimos allí… Y no me acordaba ya lo bien que cocina esa mujer…

Después, por la tarde, fuimos a una finca que tienen unos pueblos más hacia Cáceres, que tienen una piscinita, vacas… XDXD. Y echamos allí la tarde en la piscina (que menuo caló que hacía) y tumbados en el césped o tomando el sol…

Volvimos a casa, y estuvimos esperando a la prima para ir a cenar al pueblo de al lado. Fuimos a un sitio de tapas y bastante bien.

Después a ducharnos y arreglarnos para salir. Pero como tardamos tanto en salir, el cansancio empezó a aparecer… y a apoderarse de mí. Demasiado tiempo sin dormir más de 6 horas, demasiados madrugones… Demasiada tralla (“Ay cuerpo, cuerpecito mío, que cañita te he metio en estos añossssss”) y me empecé a apalancar. Y como cuando te apalancas ya no hay manera de animarse, salimos, pero yo estaba ya con la cabeza en la cama.

Eran las fiestas del pueblo, que es un pueblo enano, con olor a pueblo (a vaca, vamos XDXD) pero mola. Y había mogollón de gente en las fiestas, un escenario con una oquesta, un puesto de churros, otro de otra cosa y un castillo de aire en otra calle.

Fuimos al bar a esperar otra vez a la prima, ahi vino otro amigo de ella… De verdad que era clavao a mi amigo Teno… Cuando el chaval apareción pensé “¿QUé leches hace Teno aquí?” Y mi chico pensó lo mismo. Y cuando estuvo hablando con nosotros, más se le parecía XDXD.

Cuando vino la prima, salimos a la plaza con la orquesta. Conocí a algunos más de los que llevo toda la vida oyendo hablar. Y estuvimos oyendo a la orquesta. Típico de pueblo, de verdad. Pero yo ya no podía con mi vida. Solo pensaba en dormir. Además empezaron demasiado pronto con los clásicos (“Follow the leader” “I will survive” “Paquito chocolatero”…) que yo me habría puesto a hacer el gamba como la que más si no hubiera estado muertita.
Así que como hacía rasca y Sara tenía que ir a casa a por una chaqueta… nosotros nos quedamos.

Fue la primera vez en dos meses que tardé menos de 5 minutos en dormirme. Y que he pasado 6 horas, o más, en la cama. ¡¡¡QUé gusto!!!

Hoy nos hemos levantado tardecillo para vestirnos, e irnos a tomar “el pincho” como lo llaman allí, y después de eso nos hemos cogido el coche para volver. Hemos parado a comer en Talavera en el McDonalds que era lo único abierto, y a casa de mi nene…. a dormir la siesta. Y de ahi ya a mi casa.
La próxima vez que vaya a casa de mi nene será para recogerle para ir a Lepe… y eso será el viernes espero por la mañana.

La verdad es que me ha encantado ir al pueblo de Sarixu. Por verla, por conocerlo. Y porque me he dado cuenta que me encantan los pueblos. Soy más de pueblo… Me gustan que los pueblos huelan a vaca, esten a medio asfaltar… Y los piques con los pueblos de al lado, las historias que se montan… ¡¡Me encantan!!! Yo no soy niña de ciudad, soy de campo. XDXDXD.

Además no hablaba tanto con ella desde hacía un montón, y la quiero mogollón (que rima… XDXD).
Lo que si me he dado cuenta, y eso no me ha molado tanto, es que los años pasan… y no soy lo que era, y al estar con ella, y las espectativas que ella tenía de “está como una cabra” “No para quieta” “Va pechas a reír que nos vamos a da” Se han quedado en que soy una saboría. Agotá. Yo antes era eso, era una cabra loca que no paraba quieta más gansa que na… Y ahora… no queda nada de eso. Y me da pena. No quería crecer, pero lo he hecho.

coyo-y-sarixu
Con mi amigüita en la pisci.

nene-qechua
Y mi nño, que parece que se ha colao en un anuncio de Quechua… Con la sombrilla, la tienda de campaña, la silla… La montaña de fondo… XDXD.

Escriba un comentario