Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Algunas comidas y los perros.


Hoy voy a escribir sobre una reflexión de esas conocidas como “de todo a 100″.

Cuando los perros huelen que se prepara algunas comidas… se alegran porque saben que algo cae.

En un monólogo decían la pizza. Saben que si hay pizza algún trozo del bordecito les cae.
O patatas fritas. Una se cae seguro.

Mi perro lo sabe con la lasaña o los canelones. Hoy me he hecho unos canelones pa cenar. Cuando he terminado, he dejado la bandeja al lado y he seguido a lo mío. El perro que estaba impaciente a mis pies esperando que terminara de cenar, se ha puesto ya… un poco así, pero después de 10 minutos a lo mío, se ha levantado y ha empezado a darme con las patas en plan. “Deja eso y dame ya la bechamel, que no tengo toda la noche”.
Y he pasado de él. Y otra vez.
¡¡Qué capullo el chucho!!! Jajaja, encima exigiendo… Jajaja. Es un salao.

perro-punkiret
Y un bendito… como demuestra esta foto que se dejó teñir (si, teñir, con tinte) el flequillo XDXD

Escriba un comentario