Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Tengo unos compañeros que no me los merezco.


Aunque sea el dia que es (Soy el Grinch, asi que no es ninguna sorpresa que no escriba nada del tema.) Voy a ser breve, diciendo que adoro a mis compañeros. Que son LOS MEJORES. Y que si no fuera por ellos…

No es “espíritu navideño” ni que hayan hecho esto por ser las fechas que son, o la magia de la navidad ni mierdas de esas. Son asi. Son los mejores. GRACIAS.

He hablado antes de ellos, cuando la fiesta y la cena pero… me quedé corta.

Gracias a ellos mola ir a trabajar a pesar de todo. Gracias a que nos cubrimos unos a otros y nos echamos cables unos a otros las cosas van bien. Gracias a eso si hacemos un amigo invisible te da igual quien te toque (aunque hay miles de trapicheos) porque con todos te llevas fenomenal.

Hay un buen rollo enorme, y sobre todo confianza. Y cumplimos. Y si uno necesita algo, están todos para ayudar. Si hay un problema todos ponemos el granito de arena y nos hacemos favores. Eso es… es.. no se puede describir.

Por eso no me importa comerme las broncas que hagan falta por ellos (por cosas tontas) por eso no me pueden decir que cambie el chip, que no son mis amigos. Lo son. Seré “la responsable” pero son mis amigos, y con estas cosas lo demuestran. Me demuestran que me comeré las broncas que haga falta, porque aunque se olvide una cosa (que nos pasa a todos) o la caguemos en algo… ESTAMOS AHI.

GRACIAS. OS QUIERO.

Escriba un comentario