Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Made in Lepe 15-I-10


Decir que hoy también ha sido un día genial… no es decir ninguna novedad, ni ninguna mentira tampoco. Pero ha sido otro día que pintaba aburrido (o mal) aunque sea viernes.

Me he levantado sin ganas de nada, no me apetecía ni salir de la cama siquiera, y lo que voy a decir es lo más fuerte de todo: no me apetecía ni ir a la playa. Y eso son palabras mayores. Encima cuando me he despertado “definitivamente” ha sido ya con un “tocamiento de cojones” en plan “Estoy de vacaciones. Cojones. Olvídate de mí hasta que vuelva. O págame y me joderé por algo”. (XDXDXD) No ha sido gran preocupación real, pero como a mí las cosas me gusta que estén solucionadas cuanto antes porque sino le estoy dando vueltas. Asi que cuarenta mensajes, cuentas, vueltas. En fin.

Como no me apetecía nada cocinar, tenía dos opciones para la comida: (en realidad había más, pero que me “apetecieran” era otra cosa). O bien podía ir a ver si el Rodri abre los fines de semana (porque ayer cuando pasé estaban limpiando, y me dio la impresión que podían abrir el fin de semana.) O bien podía volver a casa de Pepe Luis, a comer lo que sobró de raya y a volver a robar internet. Pero me parecía echarle demasiado morro. A él no le iba a importar, pero… Del otro plan me fallaba el hecho que estaba sola, y lo de ir a comer sola… No me gusta demasiado, pero… ¿qué más da?.

He ido y estaba abierto. 6’50 euros el menú. No, no le he dado la vuelta al 9. Es un 6 y 50 céntimos. Dos platos, pan, bebida y postre. Y comida buena, y platos en plan bien. Por eso esta siempre tan llenísimo también. Pero en este sitio ponen unos chocos plancha con una salsa que… ¡¡¡Qué cosa más rica!!!

Aunque después seguía sin ganas de na. Así que he vuelto a casa y me he tumbado un ratín en la cama, no me he llegado a dormir, porque estaba revisando un poco las coreos (si ahora no tengo tiempo para verlas, cuando curre… menos). Pero como me ha vuelto a sonar el teléfono… me he ido a la playa a dar un paseíto, pero me quería pasar por el cartel del “Y ahora ¿qué?” del San Roque, que me encanta, y he pasado por delante de una tienda que tenía algo que me ha gustado, así que he pasado, y no me he comprado lo que sí había visto, pero si unas botas vaqueras de tacón por diez euritos. No me las he cogido en dos colores porque no tenía claro ser muy capaz de andar con esos tacones.

y ahora que SANROQUE DE LEPE

El caso es que he estado dando un minipaseo por la playa, sin mojarme los pies. Me he puesto a montar la bici, pero de tanto montar y desmontar, había algo que se ha movido y no iba del todo bien. Mientras me peleaba con la bici, me ha llamado Aguaded, que se ha pasado a ayudarme con la bici. Y según ha llegado ha hecho algo que me ha hecho decir “Soy gilipollas!!”Porque mientras yo desmonto la bici con las llaves Allen, sacando tornillos, tuercas, cosas… No hace falta nada. En diez segundos me ha demostrado que soy una lerda. Sólo hace falta desenganchar una cosita. Y ya está. Parda. Paleta. El muchacho ha estado un buen rato para colocarlo decentemente. Cómo molan los amigos. Que sin que se lo pidas te hacen favores en medio de la playa a oscuras… (Eso suena mal, no??) Y me ha demostrado otra vez lo parda que soy, porque es algo que sabía, pero que no se me había ocurrido. Ponerme delante de los faros del coche pa tener más luz y no de una mierda de farola que no alumbra na. Parda. Jajaja.

Cuando ha terminado nos hemos puesto a hablar… Total, que ni bici ni leches. Él me llamaba que iba al zampuzo, y yo iba a montar en bici… y al final ni uno ni otro. Bueno, después de mucho tiempo hemos quedado en que iba a casa me duchaba, y me pasaba por el zampuzo, en el que igual estaba alguien más, pero el que seguro que estaba era Alberto.

Me he puesto a hablar con mi chico, con mi madre, y una hora después me he metido a la ducha y me he bajado al zampuzo.

Y ahí es donde me he dado cuenta de que… ESTOY EN LEPE. ESTO ES LEPE, BABY. En el zampuzo, además de Alberto y Agua, estaba el Verano. Y más gente que no conocía, al parecer he llegado en un momento clave, porque ha habido movida. Después ha sido el momentazo. Aquí la gente se pone a cantar en medio y todos le siguen o con las palmas, o con oles. Aquí entra uno y habla con todos… El ambiente es diferente. Todos hablan con todo. Hay una conversación general, y mucha juerga alegría y gracia. Es genial estar aquí.

Cuando ya me iba, he dicho que iba a Daniel a por una pizza, y el Agua me ha acompañado, y hemos estado cenando. Me ha dicho que me acercaba, pero preferia subir andado, asi que he subido, y en vez de por la calle de siempre, he subido por la calle del porche… Y cuando pasaba por delante justo estaba Alberto asomado a la ventana. Asi que he pasado a saludar otra vez… y me he ido a las 4 de la mañana.

No había casi nadie, y él estaba currando pinchando música (he visto otro trabajo que mola más que el mío sin hacer el huevo, además cobra más XDXD) porque… debería haber puesto entre comillas lo de currando y lo de pinchando, porque nos hemos tirado toda la noche hablando y no ha hecho na, tenía la sesión grabada en el ordenador, y si había que subir o bajar el volumen, venía el jefe. XDXD

Nunca había hablado con él. Si, le conozco desde hace 10 años, y si que le he visto muchas veces, y millones de veces hemos ido su primo, su hermano y yo en el coche, hemos salido millones de noches… Pero era más bien calladito, ya le he dicho, que de él recuerdo que estaba siempre callao, que abre poco la boca, pero cuando la abre es para llorar de la risa. Lo he comentado alguna vez, cuando les he analizado, y la de cuando me paró la guardia civil para soplar.. aún me rio. Lo hemos estado comentando y se acordaba. Hemos estado recordando buenos tiempos. Como su hermano era mi “hermano” hemos estado muchas veces, y tenemos mucho que comentar, además, estábamos en el mismo sitio, en la misma zona (ya no hay mesas en esa zona) y yo estaba en el mismo sitio que estaba… Porque en el Porche una semana santa de hace 10 años, todos en el Porche… fue una noche genial, fue una de las veces en las que estuvimos todos… fue un antes y un después.

Hemos recordado también lo que molaba bailar con él, porque era el único que bailaba, y daba mucho juego en las canciones putón, y cuando ha sonado una canción-putón de nuestra época nos hemos puesto a bailar, pero… jajajaja, después de tantos años era como un poco raro. Jajaja, hasta se ha parado la música XDXD. Definitivamente los ordenadores conmigo…

Cuando me he querido dar cuenta eran las 4 de la mañana, y ahí seguía hablando con el mudito. Cómo nos hemos abandonado. ¡Qué pena! Como no podía ser de otra forma también hemos hablado de sexo (ahora si que lo tengo que poner, tengo puesto Sexo en Nueva York, y estoy escribiendo sobre “sexo” y relaciones a la vez que lo hace Carrie.) Después ha venido el Verano, que venía de cantar chirigotas, que mañana tienen una actuación, nos he invitado a pasarnos… No tiene que estar mal la cosa. Así que hemos pasado otro rato los tres, contando aventuritas XDXD. Me parto con ellos. Me duele la cara de reírme. Lo que echo de menos a esta gente cuando no estoy con ellos. Y es que, siempre, cuando vengo sola me acuerdo de alguno de ellos a los que conozco mucho pero nunca he “conocido” lo suficiente. O con el que no había hablado lo suficiente, y la confianza es diferente. De hecho con Alberto nunca había estado sola con él, ni hablando en un grupo tampoco. Y se me ha pasado el tiempo, no puedo decir que no tenga nada que hablar con él, porque surgía solo. Genial.

Vuelvo a decir: “no quiero que nos dejemos otra vez así”. Además otro detalle. Después me ha acompañado a casa. Iba andando. No hacía años que no iba andando así por Lepe con alguien acompañándome (mi nene no cuenta) y quedarnos en el portal charlando otro rato. Años y años. Y tiene su encanto. Porque ahora que vamos en coche… no se, no tiene la misma gracia. Joder, me ha encantado.

No quiero pensar lo que pienso, pero es que también soy masoca. Hoy el nombre “prohibido” ha salido muchas veces. Ha venido muchas veces a mi mente. Primero con Aguaded, después con Verano que ha empezado algo que me interesaba mucho, pero ha llegado alguien lo ha cortado y no ha seguido después. Evidentemente, recordando los mejores momentos de estos 10 años… casi 5 han sido exclusivos, imprescindible comentarlo. Y después la situación con el hermano, encima…

Me encanta estar aquí. Es genial el ambiente. Es genial la gente. Es genial todo. I LOVE LEPE.

Escriba un comentario