Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

¿Por qué hasta lo que es bueno es tan difícil?


Este finde iba a ser perfecto. Y no ha sido todo lo perfecto que tenia que haber sido.
Ha sido genial, si. Pero siempre hay detalles que no salen bien. detalles que joden todo lo maravilloso, detalles que impiden que lo maravilloso sea completamente perfecto.
Es una pena. Porque este finde tenia que haber sido “PERFECTO”.
Bueno, tendrá que serlo el siguiente.

No quiero escribir aún a qué me refiero, porque.. siento como si me “gafara”. O no, más que eso es como que si lo escribo, y al final no pasa (como esta pasando, porque ya tenía que haber sido, y por unas cosas o por otras se va retrasando) me siento estúpida por haberme adelantado. “Todo a su tiempo”. Y aunque me muero de ganas porque el momento llegue, no voy a escribir nada de ello hasta que llegue. Porque quiero hacerlo bien.

De momento, sigo intentando llegar a la perfeccion. Sigo acercandome a ella. A ver si el finde que viene si que llega. Nos vamos acercando a la perfección, pero aún sigue resisitiéndose: VOY A PODER CONTIGO. TE VOY A ALCANZAR. La estamos rozando con la punta de los dedos. Sólo queda un poco para cogerla. Llegará. Sólo espero que no tarde. Porque no puedo más.

No puedo seguir viendo como todo se jode.
No puedo seguir asi. No puedo seguir dandome hostias.
No puedo seguir viviendo con miedo o con ansiedad.

Y creo que se acerca mi consuelo, mi tranquilidad y mi felicidad. La oigo venir. Sólo me queda que no me den el golpe mortal.

Escriba un comentario