Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Soy una montaña rusa que sube que baja…


Como dice la canción de Bebe (bueno, y muchas otras, pero yo lo canto como la de Bebe).

Y es que tan pronto subo… como bajo, con solo unas palabras. Empezaba a reponerme…
Tan pronto estoy contenta como quiero morirme.
Tan pronto estoy tranquila como con un nudo en el alma.
Tan pronto estoy superando las cosas como con unas palabras vuelvo a vaciarme y al principio. Y encima nisiquiera puedo hablar porque es peor. No puedo mostrar como me siento porque es peor. Y guardarlo es terrible.
Tan pronto estaba mejor como vuelvo a temblar, a tener pesadillas y miedo. Se que soy idiota. Pero asi lo siento. No creo que pudiera aceptarlo tan bien como me gustaria. Me romperia el alma cada día. Pero más me lo parte la ignorancia, más me lo parte el miedo a que no haya cambiado nada, el miedo a esa protección de mierda. Miedo y dolor contra solo dolor.
Cuánto me gustaria que nada de esto fuera necesario. Que nunca se hubieran dado los motivos para que me sienta ahora así. Pero se dieron.
Y se que va para largo, porque “soy una montaña rusa”.

Subo y bajo. Bajo y sigo bajando. Me repongo y bajo.
Realmente necesito que “lo que necesito” se de ya. YA. Quiero despertarme de la pesadilla. Y sino… por lo menos estar con lo que me mantiene con vida.

Escriba un comentario