Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Confirmado: soy el demoño o una bruja…


Saquen sus propias conclusiones…

Fui a acompañar a mi chico en su tradición de ir a por agua del santo el día de San Isidro (ya contaré mejor eso, con cada fase).

Y cuando ya llevábamos el agua en la bolsa, mientras esperábamos para pedir los churros empecé a notar cómo se me deshacía el pie. Quemaba una cosa mala. Una quemazón, ya digo, como si se me estuviera desintegrando el pie. ¿qué leches pasa? ¿un bicho me ha picado?

Miro.

Me estaba cayendo agua del santo.

Me cae agua bendita y me desintegro.

Saquen conclusiones.

Escriba un comentario