Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

¿A qué jugaba de pequeña?


Hoy hemos ido a ver la peli de “Toy Story 3″ y… últimamente no hago más que romper eso de no hablar sobre películas concretas… a medias. Cuando fuimos a ver shrek 4 la semana pasada (¿o la otra?) me estuve acordando de mi exhermano y la primera peli de shrek, que cada uno éramos un personaje… (No llegué a publicarlo porque fue superior a mi, ya lo haré… que ahora que se acercan las vacaciones me toca volver a escribir más de mi gente de allí).

Y hoy… esta me ha conmovido un montón. Ahora que también me voy a mudar… pero mis juguetes se vendrán conmigo. Bueno… más que mis juguetes, mis peluches.

Me he puesto a recordar a qué y con qué jugaba.

Si tengo que nombrar uno será Camilita. Es una gallina de felpa que me hizo y me regaló mi hermana Cuki cuando aún estaba en la cuna. Y la sigo teniendo. No voy a mentir que durante un tiempo estuvo en el sótano, pero hace años la saqué para prestársela a mi chico como muestra de mi profundo amor… mi peluche favorito. Pronto me reuniré con ella :D .
Recuerdo que dormía con ella siempre, durante muchos muchos muchos años. Cada niño tiene un muñeco preferido, y esta gallina era, y es, el mío. Por lo menos, si no lo fue siempre, es el que más recuerdo.
camilita

Pero había otra cosa con la que me hinchaba a jugar. Siempre. Los pin y pon. Pero los de antes, los que no se movian mas que la cabeza y que los vestidos eran engancharles trozos de plastico duro. Me encantaba jugar con ellos, tenía todos los “complementos”, el circo, la granja, la discoteca, la casa… hasta mi padre me hizo una casita para ellos de plástico. (Me gustaría llevármela a mi casa con uno o dos de los pin y pon para tenerlos de adorno.)
casita
pin-y-pon
pin-y-pon-granjero

Además, con los pin y pon jugaba con mi padre (ya lo conté) a judo. Mi padre tenía los azules, y yo los demás (o los rosas). Pero mi padre me hacía trampa, porque les ponía cinturón negro a los suyos y blanco a los míos, cosa que a mi me cabreaba siempre un montón. Jajaja.
Los pin y pon están en el arcón de Lepe. :D . Cuando voy, a veces los saco un rato para recordar… aunque hace tiempo que no.

Y más juguetes… No sé. Recuerdo también un muñeco de una mayorette que era casi tan grande como yo (en aquel momento, que tendria unos 4 años) y era de los blanditos, y jugaba a hacer judo con él. Con los pin y pon luchaban entre ellos, pero con este era yo la que me pegaba con ella. Jajaja. Me ponía en el cuarto de las teteras y ahí practicaba.
(Si siempre jugaba a todo y con todo a judo, yo prácticamente aprendí a andar en un tatami, pero tuve que dejarlo porque me coincidia con el cole… aunque las malas lenguas dicen que lo dejé porque me enfadé porque un día me ganó un niño… Pero ya hablaré del judo otro día) [Vaya, de no tener ni idea sobre qué escribir en unos cuantos días a en un solo post tener ya dos pendientes... ]

Y ñuego peluches que me reegalaba la gente.
Tenía dos hipopótmos que eran madre e hijo,
hipopotamos
tenía un conejo que me regaló mi amiga susanita y una coneja que me regaló cristina lópez,
conejos
también tenía una hipoconeja (que era de mi hermana pero a mi me gustaba),
hipoconeja
un dragón azul.
dragon-azul
un perro que me regalaron en una de las fiestas de la policia
perra-poli
una osita que me regalaron mis compañeras de baloncesto cuando me atropelló el coche
osita-basket
una osa que me regaló irene…
osita
miles de muñecos, la verdad.
Y también jugaba con los muñequitos que regalaban al revelar las fotos, que teníamos de todos los colores.

Jope, la película me ha hecho sentir culpable por no acordarme de todos los juguetes que he tenido… jajaja.
Aunque yo era más de jugar con la pelota.

Y bueno, en Lepe tenía un loro que me tocó en la tómbola, y jugaba con el loro y las escobas que quitaba en el tren de la bruja.XDXD. Y siempre con los pin y pon que iban y venian a todas partes.

Nunca he tenido una barbie. Bueno, tuve una muñeca parecida, pero lo que ahora llamariamos de los chinos. Nunca me ha gustado jugar con bebes, nenucos ni cosas de esas, ni siquiera con las barriguitas.

También jugaba con los pelotones con cuernos, o un año me regalaron una media pelota con un palo para saltar… t-ball se llamaba. Y de bolas pues el clásico “la bola loca”. ¡Cómo molaba! y ¿cuántas “Bola loca” pude tener?? 4 por lo menos jajaja.

Y con el Simón, el Operación (al que quitaba las pilas para que no sonara), al tragabolas (hubo una temporada que no lo soltaba) y el exin castillos o el cinexin… ¡cómo molaba aunque fuera heredado! Yo no jugaba con legos, jugaba con ese. Y al lince. El chocolatenova…
Nunca tuve una nintendo hasta que hace 4 años me la prestó mi chico… por la comunión me regalaron una maquinita que era un arcanoid pero con tortugas… Y de consolas jugaba con la philips de mis hermanas, de meter cartucho… es una pasada, a mi aun me gusta, aunque dios sabe andandara y si funciona, pero jugaba a algo de piramides, a los marcianitos, a esquiar, arcanoid… todo arcade. una pasada. Y por la comunion me regalaron la sega master system, que jugaba al alex kid… y uno con una pistola que tampoco use mucho, y despues me regalaron un juego de los picapiedra que nunca fui capaz de pasarme. NO jugaba demasiado con eso, preferia, como he dicho antes, jugar a la pelota. Y tenía también un ordilingua, un ordenador que era para jugar al ahorcado y cosas asi que me encantaba, y que heredó mi sobrina.

¡¡Ah!! Casi se me olvida, pero porque no lo incluía como juguete, pero si que viene al caso. Mi juego de mesa favorito el “Pizza loca” ¡¡¡era genial!!! Con una cinta, tenías que coger los ingredientes, saltar, silbar… lo que te mandara, había ingredientes chungos, cambiabas la identificación… nos lo pasábamos genial jugando en todas las chocolatadas o fiestas qeu venían mis amigas… pero no sólo mis amigas, también los amigos de mi hermana… mayores (me sacaban entre 12 y 14 años) y se lo pasaban pipa jugando todos al pizza loca. Jajaja.
Por más que lo busco en internet nunca más se supo, ni lo reeditaron con cd como hicieron con otros juegos, nisiquiera era un juego conocido, pero yo me lo pasaba genial, que hasta jugaba sola como buenamente podía… jajaja.
pizza-loca1

Y con las cartas me dedicaba a hacer castillitos que después mis hermanas tiraban… O me hacía fuertes con las sillas y los cojines (como todos los niños), o me balanceaba en las cuñas para los pies (así me partí la boca una vez)… Y cuando en otoño hacíamos los montones de hojas yo jugaba a meterme dentro de los montones (con gusanos y todo) y cuando les metíamos la hoja ardiendo, me quedaba tumbada a ver cuánto aguantaba. Y en Lepe una vez hicimos un fuerte con ladrillos (nada de cemento, simplemente apilados) y en el techo pusimos unas tablas con ladrillos encima. Y nos metimos dentro… Si soy sincera cuando cuento estas cosas me hace pensar… ¿cómo puedo seguir viva? Jajaja.

Seguro que edito este post otras mil veces… según me vaya acordando de cosas, que al final podría hacer una segunda parte, pero… jajaja.

  1. Celia Dice,

    Hola!!!

    Me ha encantado el post, en concreto el Pizza Loca!!!!! Yo también lo tenía y jugaba muchsisimo con mis primos, nos encantaba. De hecho he dado con tu post porque me he propuesto encontrar de nuevo el juego y me gustaría comprarlo si fuese posible (de segunda mano claro) o incluso fabricarlo yo misma…

    En fin, si tienes información a cerca del juego te agradecería que me comentaras algo.

    Un post estupendo.

Escriba un comentario