Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Lo que los sentimientos cambian la opinión


Hoy me ha venido a la cabeza una conversación que he repetido varias veces y que cada vez que la tengo, mientras la tengo pienso “Hay una gran posibilidad de que pensemos esto solo porque nos cae mal, si nos cayera bien lo veriamos completamente al revés”.

Y eso es algo que pasa en general. Muchas veces opinamos de alguien, o de cómo actúa según nos caiga nos parece mejor o peor. La misma acción de una persona que nos cae mal: “es que mira tú, qué mal, cómo se le ocurre…” Y eso mismo de una que nos cae bien “claro, es que no tenía otra, es que lo tuyo es diferente…”

O en una relación. Si la novia/o nos cae bien y es una historia bonita “mira que se han enfrentado a todo por él/ella”, pero si nos cae mal “le está utilizando verás cuando le de el palo”.

Y es que cambia mucho. O en una conversación alguien critica algo y tu respondes “eso es lo que hice yo” y el “ya, pero es diferenteeeeeeee” ¿por qué? ¿por estar delante? ¿por caer mejor? jajaja. Aunque si es cierto, a veces es diferente, a veces es cierto que el que nos cae mal es un capullo manipulador… o no hay confianza…

Escriba un comentario