Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Bienvenido a la república independiente del Ikea


Ayer me desvirgué.

A mis 26 años.

Fue la primera vez que fui a Ikea.

¿cómo fue su experiencia?
Puffff, no sabría decir. Fue tan… Ahora entiendo a la gente un poco más cuando habla de ello. Yo siempre que lo oia pensaba “no será para tanto”, pero estaba en boca de todo el mundo…. Acabaria llegando el momento… Además… a partir de ahora será un templo al que acuda regularmente, por lo menos durante un tiempo.

La pregunta obligada… ¿compró mucho?
No, conseguí salir de alli sin gastar un euro… pero con muchos euros mirados para gastar. Mi chico si que me compro un reno (L) y una cubitera.

¿qué es lo primero que comprará? Pues no se cuando, pero por lo que miramos sera el cabecero de la cama, el sofa, el mueble de la tv, las sillas, almacenajes, estanterias, comoda, armario… todo vamos.

¿Se unirá su casa a “las casas de ikea?” Seguramente. Ahora que lo pienso hemos llegado a un punto en que casi todas las casas serán iguales. Todas las casas nuevas las construyen con el mismo plano… y casi todo el mundo las amueblamos del ikea. Cada una será diferente, con su toque personal, pero cortadas por el mismo patrón. No se como tomarme eso. Pero creo que la clave realmente estan en los toques personales, en los estilos de cada uno. Nadie más tendra la casita para los pin y pon que me hizo mi padre.

¿con quien fue? Fui con mi chico, y con su hermana y su chico, que ellos tenían que comprar unas cosillas.

¿sacó algo en claro de su visita a ikea? Si, la verdad es que si, sali con algunas cosas decididas, otras… prácticamente. O por lo menos pensaba que no estaban decididas alli, pero al llegar a casa apunté los precios como decididas. Es increíble.

Todo el que ha pasado por esta experiencia sabe que tiene un efecto adictivo, ¿también fue su caso? Si, como he dicho antes sera un templo al que vaya. Otra visita en este mes es seguro que haré. Por lo menos.

Otro efecto menos conocido y comentado de ir a Ikea en pareja, es algo bastante más incómodo… las “diferencias de opinion”. ¿tambien fue su caso? Bueno, esta respuesta puede ser incómoda, si, como usted dice, pero lo que tengo que decir “ojalá fuera diferencia de opinión” porque eso implicaría otra opinión. Pero si hubo “mosqueo” por lo de “haces lo que te da la gana”. Y lo que empezó así derivó un poco al “con la ilusión que me hace a mí y a ti te la pela”… Y cuando las cosas van asi, mejor cortarlo.

¿Enturbió eso la visita? Un poco si, la verdad. No fue un estreno perfecto como me habria gustado, aunque quiza asi fue un estreno más real.

Volvamos a lo superficial antes de que derive. ¿Ya había visto cosas en el catálogo? Si claro, lo tenia estudiaito entero. jajaja. De hecho más o menos lo que había visto en el catálogo es lo que después sacamos más en claro. Pero no es lo mismo verlo que en el catálogo. Hubo una cosa que yo había elegido ya en el catálogo, pero cuando lo ví, me gustó aún más porque tenía algo chuliiiiiiiiiiiiiiiiiisimo que en el catálogo no había visto.

¿cuánto tiempo pasó en la tienda? Pues casi 4 horas. Pero sin darnos cuenta, creo que dentro el tiempo pasa de otra forma. No hicimos nada especial, no nos entretuvimos especialmente… pero cuando salimos por la puerta habían pasado un montón de horas. Algo de magia tiene que haber ahi.

¿qué recuerdo guardará de su primera visita? El reno que me regaló mi chico. Cuando tenga casa lo pondré en el salón como mascota de los pin y pon como recuerdo de la primera visita a ikea. Estara con las cosas de recordar toda la vida con todo el cariño.

En conclusión ¿cómo fue en general la experiencia? Bien, salvo el incidente que comentado antes… Fenomenal. A mi me hacía muchísima ilusión ir, más que por el hecho de ir por lo que significa ir. Por lo que estas haciendo al ir. Estas construyendo tu casa… y cuando piensas en la que será tu primera casa, qué es lo que querras poner… yo creo que hace más ilusión, porque será ir con la persona a la que amas… Tenga eso un plazo en el tiempo corto o más largo, siempre puedes imaginar qué pondrás en tu casa, después por las condiciones de ésta será lo que habias imaginado o tendras que apañarte con otra cosa, pero el soñar un futuro con tu pareja… es bastante ilusionante. Hay niñas que sueñan con el día de su boda e imaginan el vestido el restaurante, la música… A mi eso nunca me ha llamado la atención, yo prefiero ir de la mano de mi chico y ver cabeceros de cama, sofas, muebles de tv armarios y estanterias.

¿Algo más que añadir? Ahora no se me ocurre, pero como es mi blog y yo misma me pregunto y me respondo (de usted.. ¡¡joder!!! con lo que me cabrea que me hablen de usted o que me llamen “señora” ya… y yo voy y mira…) Pues ya si eso edito el post y lo pongo.

Escriba un comentario