Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

9 añazos. Te amo.


Hoy, 4 de octubre cumplo 9 años con el amor de mi vida, con mi hombre.
9 años ya de ese primer día que le vi… que me tuve que dar la vuelta a dejar de hiperventilar de lo guapisimo que era, de ese primer beso tan mágico… que ninguno buscaba… Pero llegó. Y gracias a todo… se quedó. Y se mantiene.

Todos los aniversarios, desde que tengo blog lo pongo… porque es uno de los días más importantes de mi vida, es el día en el que nacio mi vida adulta. Es el día que mi vida cambió, que dejamos de ser dos vidas separadas para convertirnos en una sola.

Cada año que pasa la relación se va haciendo más estable y tenemos nuestros problemas.

El primer aniversario que conté fue el sexto y ahi contaba la historia de cómo nos conocimos y como empezamos. Me encanta, siempre que la leo o escribo, o cuento, se me pone la cara de tonta, pero es que…
Y veo que siempre pongo que nos hemos hecho adultos juntos, y cada año lo vuelvo a decir porque hemos madrurado más aún. Este noveno año ha sido muy clave.

En el séptimo me metia mas en las subidas y bajadas, en las romanticadas y las broncas…
Y es que eso tambien evoluciona con el paso de los años, las broncas cambian y las cosas bonitas tambien. A veces lo echas de menos. A veces echo de menos discutir de verdad y no las miradas de “no digo nada pero lo pienso” y que edspues no hay manera de sacarlo y se hace mas gorda al intentar hablarlo… a veces echo de menos cuando se decian todas las cosas, por mucho que dolieran…
Pero tambien cambian las cosas bonitas, pasar de decir “eres un cursi” a decir “¿no me dices ninguna cursilada? hace años de eso…”. Los detalles son diferentes, las pruebas de amor son diferentes y la verdad es que hasta que no te paras a pensarlo, nisiquiera te das cuenta.

En el octavo contaba los planes de futuro… el ¿a qué esperais? Definitivamente, las inquietudes van cambiando a medida que vas creciendo y que la relación va evolucionando. Cada año te sientes más adulto que el anterior, te sientes más estable que el anterior, y al echar la vista atrás piensas ¿en aquel momento me lo parecia?? no tiene nada que ver!! ¡¡eso no era na!!
De esto tengo que decir, algo que decía ahí el “mientras el amor dure” ha durado un año más, y espero que siga así por muchos.

Y en este noveno aniversario que digo. ¿Cuento mis planes inmediatos? ¿cuento lo muchisimo que hemos madurado? Porque este año si que ha habido un antes y un después en la relación. Este año ha sido el año “del palo” del “o maduras o maduras, ya no podeis seguir siendo la pareja de niños”. Este año lo he pasado realmente mal, he sufrido como nunca habia sufrido antes. Hasta ahora tenia “la espinita” de decir que la persona que más daño me habia hecho no era mi chico, sino un amigo. Ahora eso ha cambiado, ahora me di la hostia y eso ha cambiado, pero tambien lo digo. Ha sido muy positivo al final. Preferiria que hubiera sido diferente, eh? pero fue el empujón que necesitabamos, fue esa chispa que hacia falta para activar la cosa. Esa chispa que hacia falta para encender el fuego y darnos ese hervor que nos faltaba. El año pasado decia que ya eramos adultos juntos… y este digo ¡¡¡y una mierda!!! Lo somos ahora, y es más, no voy a decir que este hayamos terminado de madurar, porque aun nos queda… Aunque tambien creo que la intersección del año nos ha pillado en medio, porque si llegamos a tener el aniversario… no se, en enero, seguiria siendo dentro de este año… Bueno, no. La verdad es que el hervor este de ser verdaderamente adultos, verdaderamente pareja esta entre ese gran palo, este 9 año y el 10. Despues siempre seguiremos madurando, pero estos dos años van a ser muy claves.

Este es el año en el que he pasado de sentirme “su chica” a sentirme “su mujer”, como él ha pasado de “mi chico” a “Mi hombre”. Este año es cuando he podido gritar y con pleno conocimiento del significado “ES ÉL”. Este es el año en el que todo lo que tenia en mi cabeza ha cambiado, o casi, en el que he visto las cosas sin la máscara de la niñez. Lo dije al cumplir los 25 que me habia cambiado mucho cumplirlos, pero es que ya he pasado los 25 y no podia hacerme una idea lo que ha cambaido mi mundo mientras tenia 25. Por fin he visto la relación como adultos. Como un hombre y una mujer, no perfectos, con nuestras cosas. Pero un hombre y una mujer que son el uno para el otro, por fin nos hemos aceptado al otro como somos al 100%, por fin nos hemos mostrado del todo. Y lo vuelvo a decir, lo he pasado realmente mal… pero… ha sido lo que necesitabamos, ha sido esa chispa. Ha sido otro comienzo. Los dos hemos notado el cambio. Ahora si que puedo decir que hemos madurado juntos. Y más lo podré decir el año que viene. Y estoy deseando que llegue, porque se que antes que me de cuenta, estaré sentada delante del ordenador diciendo que cumplo una década con él. Y lo rápido que ha pasado todo, sin darnos cuenta.

Es más, creo que en breve el tiempo comenzará a volar aún más. Y cuento los minutos para ello. Cuento los minutos para poder darle alas al tiempo, por disfrutarlo. Aunque también se que no sera lo mismo, tambien se que todo cambia y que aún nos quedan cosas que cambiar. Se me está haciendo eterna la espera. Pero llegará, sé que pronto, muy pronto… llegará.

Hasta entonces, voy a repetir la frase de “mientras el amor dure”. Ha durado un noveno año, espero poder contar que duró un décimo y un centenario.

TE AMO. FOREVER, AND EVER. Sabes que siempre lo supe, pero ahora más “ERES TU”.

Escriba un comentario